Inicio Empresas y Negocios Empresarios argentinos lanzan dardos contra Brasil tras amenaza de recurrir a OMC

Empresarios argentinos lanzan dardos contra Brasil tras amenaza de recurrir a OMC

A pesar de la cumbre de ministros argentinos y brasileños que se realizó hace dos semanas en la capital del país vecino, la relación comercial bilateral, lejos de distenderse, ingresó en una fase de tensión.

Así, mientras que desde el Gobierno argentino intentan bajarle el tono a la disputa, de cara al encuentro que los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y Luis Inácio Lula da Silva mantendrán a mediados de mes, organizaciones privadas de peso como la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Asociación de Bancos (ADEBA), alimentaron el fuego respondiendo a las amenazas de funcionarios brasileños.

En efecto, superados los primeros roces por la aplicación de licencias por parte de Brasil a fines de enero, la mecha volvió a encenderse la semana pasada, cuando la Argentina anunció la aplicación de medidas antidumping que afectaron principalmente al fabricante brasileño de cuchillos Tramontina.

A eso se sumó un nuevo paquete de valores criterio -que apuntaron a diversos bienes industriales-, y nuevas licencias no automáticas, que según la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), generan serios problemas ya que para algunos rubros actualmente hay demoras de hasta 210 días.

En este contexto, este martes el secretario de Comercio del país vecino, Welber Barral, amenazó con llevar a la Organización Mundial del Comercio (OMC) el conflicto que sostiene con el Gobierno argentino.

Según estimaciones del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior del país vecino, “el 10% de las ventas de Brasil para la Argentina están afectadas por las barreras comerciales impuestas por el gobierno de Cristina Kirchner”.

“En valores anualizados de 2008, eso representaría hoy u$s1.500 millones de exportaciones”, indicó el informe.

El Gobierno de Lula endureció su discurso tras conocerse en un informe oficial que las exportaciones de Brasil hacia la Argentina sufrieron en el primer bimestre una caída del 46,5%, al ubicarse en u$s1.330 millones.

“Brasil es el país que más reclama en la OMC y va a continuar llevando a los foros internacionales lo que sea necesario”, advirtió Barral.

En este contexto, Barral dijo que “todo proteccionismo será castigado” en los foros internacionales.

La respuesta de los empresarios argentinos
“En medio de la crisis internacional más profunda de las últimas décadas, con fuertes caídas del comercio a nivel global, desde la Unión Industrial Argentina respaldamos las medidas que supongan la defensa de la producción y el empleo nacional”, destacó la entidad a través de un comunicado.

En este marco, “y ante los recientes reclamos de Brasil, vale destacar que Argentina presenta un déficit estructural con su principal socio comercial que, durante 2008, ascendió a u$s4.347 M, llegando a u$s7.714 M para las manufacturas de origen industrial (MOI). En esta misma línea, el déficit comercial acumulado en los últimos cinco años arribó a u$s17.909 M y u$s30.387 M en el caso de las MOI”.

En un tono similar, un comunicado de ADEBA difundido este miércoles destacó que es legítimo preservar el interés nacional adoptando “medidas que, sin infringir la normativa de la OMC (tales como medidas antidumping, aplicación de licencias no automáticas y valores criterio, entre otras), traten de mantener el nivel de actividad del mercado interno, que es la contracara de la tasa desocupación”.

La baja del comercio, eje de la discordia
Desde la UIA hicieron hincapié en que que “en función de la crisis, en el primer bimestre del año tanto las importaciones como las exportaciones a Brasil se redujeron 49 y 44% respectivamente, reduciendo así el déficit bilateral”.

Al respecto, la entidad comandada por Juan Carlos Lascurain, indicó que ”Brasil es nuestro principal proveedor de Bienes de capital y Bienes intermedios, por cuanto la caída en las importaciones refleja la menor demanda de la Argentina en un contexto de crisis mundial, y no responde a medidas proteccionistas no contempladas por la OMC”.

Coincidiendo con la organización industrial, desde ADEBA destacaron que “si las exportaciones brasileñas a la Argentina han caído, es básicamente por la disminución de la demanda interna de nuestro país. La situación simétrica explica la caída de nuestras ventas a Brasil”.

“No se puede ignorar que esta circunstancia es la consecuencia de la profunda crisis que afecta a todos los países del planeta”, agrega el comunicado.

Dardos contra Brasil
En este contexto, desde la UIA hicieron foco en que “Brasil trae a cuestas una historia de más de 30 años de protección de la producción, junto con el financiamiento a tasas subsidiadas por parte de su Banco Nacional de Desarrollo (BNDES), que incluso han sido otorgadas para la compra de empresas argentinas”.

”Todo esto abre una brecha estructural de importancia respecto a una economía como la argentina, que lleva solo 6 años de recuperación de sus capacidades tecnológicas y productivas”, se quejaron desde la organización.

A modo de conclusión, la UIA destacó que “llama la atención que una economía de la dimensión de Brasil esté orientando sus esfuerzos de política comercial hacia un socio cuyo resultado bilateral le es favorable cuando más del 90% de sus exportaciones son colocadas en el resto del mundo y se constituyen en el problema comercial real del vecino país”.

“En estos momentos difíciles resulta necesario trabajar en una repuesta conjunta frente a la crisis global y no promover conflictos regionales que agudicen aún más el impacto de la misma”, finaliza el comunicado.

Los próximos pasos
Tras el encuentro en Brasilia, el canciller Jorge Taiana, y la ministra de la Producción, Débora Giorgi, se reunirán la semana próxima con sus contrapartes brasileñas en Buenos Aires.

Según trascendió, Brasil analiza la posibilidad de fijar un sistema de cupos para limitar sus exportaciones a la Argentina, en el marco de un acuerdo conjunto de defensa comercial destinada a frenar la llegada indiscriminada de productos chinos.

Eso (por la definición de cupos) está en debate interno en el gobierno y eventualmente podría ser adoptado”, dijo el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior brasileño, Miguel Jorge.

En declaraciones al diario Folha de Sao Paulo, Jorge reconoció de esta forma la posibilidad de consensuar un tope o techo para el número de productos exportados a la Argentina en los sectores denominados “sensibles”, situación que hace un tiempo atrás era considerada inaceptable por Brasilia.

La cuestión de los cupos podría ser uno de los temas que ambos países analizarán el próximo 11 de marzo en Buenos Aires, cuando se reúna la comisión de trabajo acordada a mediados de febrero pasado durante un encuentro ministerial en la capital brasileña, según Télam.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?