Inicio Empresas y Negocios Estudio de Coface sobre el comportamiento de pago de las empresas en...

Estudio de Coface sobre el comportamiento de pago de las empresas en China

Compartir

Para su novena edición del estudio que intenta proporcionar una mejor comprensión del comportamiento de las empresas chinas en términos de pagos domésticos, Coface entrevistó más de 1.300 compañías de varios sectores y con diferentes perfiles legales entre octubre y diciembre de 2011.

A pesar de la desaceleración de la actividad en 2011 debido a la suspensión del paquete de estímulo fiscal, a una política monetaria más restrictiva y a la desaceleración de la demanda externa, el comportamiento de pago de las compañías chinas se mantuvo satisfactorio a nivel global con ventas a crédito que crecen con rapidez. Sin embrago, los problemas de liquidez en los activos, la competencia y el acceso más difícil a la financiación para las pequeñas empresas, que fueron las principales causas de retrasos en los pagos en 2011, seguirán afectando a la fortaleza financiera de las empresas en 2012. Medidas presupuestarias de estímulo podrían atenuar los riesgos económicos y apoyar la actividad.

* 90% de las compañías chinas operan a crédito en la actualidad

Las ventas a crédito se han convertido en la principal fuente de financiamiento para las empresas en China desde la crisis de 2008. La proporción de empresas que utilizan este método se elevó a 90% en el 2011 en comparación con sólo el 65% hace cuatro años. El fenómeno puede atribuirse a la necesidad de hacer frente a la competencia (53% de las empresas que respondieron a la encuesta) y a una mayor confianza entre los socios de negocios (23,5% de los encuestados). En menor proporción, algunas empresas se ven obligadas a ofrecer condiciones de pago a crédito debido a los problemas de liquidez que enfrentan sus clientes (17% en 2011, en comparación a 25% en 2010).

A pesar de que las ventas a crédito son cada vez más generalizadas, las condiciones de crédito se contrajeron en 2011. Casi el 75% de las transacciones se negocian a 60 días (o menos), lo que atenúa el riesgo, mientras que las transacciones a 90 días (y más) son cada vez más raras y se refieren principalmente a contratos excepcionales.

* Los atrasos en los pagos son más frecuentes pero por períodos más cortos.

Una de las consecuencias lógicas del crecimiento de las ventas a crédito es que las empresas chinas sufren con más frecuencia atrasos en los pagos de sus compradores locales. Esto equivale a un 79% de las empresas, en comparación con el 67,4% en 2010. Cabe señalar, sin embargo, que en 2008 más del 90% de las empresas experimentaron pagos con retraso.

Por otro lado, los atrasos de pago son por períodos más cortos. Sólo el 10% excedió los 90 días después de la fecha de vencimiento. 36,5% de las facturas se pagan dentro de los 30 días siguientes a la fecha de vencimiento, una cifra que ha ido mejorando, sin interrupciones, desde 2008.

Tres sectores vulnerables son una excepción a la tendencia general: construcción, acero y textil, en los que los atrasos en los pagos a menudo superan los 60 días. La industria de la energía solar también debe ser monitoreada dada la sobrecapacidad y el exceso de producción de nuevas fuentes de energía. Ésta se encuentra en pleno crecimiento a pesar del bajo consumo en el mercado doméstico dados los precios excesivamente altos y la ausencia de una política de subsidio del gobierno.

Tal como el año pasado, la principal causa de atrasos en los pagos sigue siendo la difícil posición financiera de los clientes, lo que se observó en un 63% de las empresas, debido a una combinación de problemas de liquidez de los activos, competencia y falta de acceso al financiamiento externo.

Preocupaciones en 2012: compañías y el acceso insuficiente a las facilidades de crédito

En 2012 el crecimiento de China podría continuar disminuyendo y podría llegar al 8% durante el año. La experiencia de Coface en China indica que el acceso a la financiación bancaria es cada vez más limitado para las empresas del sector privado y en particular para las pequeñas empresas. Esto también se evidencia en los resultados del estudio: casi un tercio de las empresas que participaron del mismo señalaron que el principal riesgo en 2012 será la falta de acceso a facilidades de crédito.

Como el financiamiento bancario se concede principalmente a empresas del sector público (60% de la financiación es asignada a empresas estatales y autoridades locales), las pequeñas empresas deben recurrir a fuentes alternativas de financiamiento, como “shadow banking”. Este mercado de crédito informal ha crecido como consecuencia de la distorsión del mercado de crédito generada por la actual organización del sector financiero chino, pero es muy frágil. Las quiebras que se produjeron en Wenzhou en octubre pasado se extendieron rápidamente en todo el sector y exacerbaron las dificultades de las empresas.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?