Inicio Empresas y Negocios ¡Felicitaciones!, usted es el nuevo gerente financiero: ¿y ahora?

¡Felicitaciones!, usted es el nuevo gerente financiero: ¿y ahora?

En los últimos años, el trabajo de los gerentes financieros de grandes compañías se volvió más complejo.

A las habituales presiones de los accionistas, se le añade una ola de fusiones y de regulaciones anti fraude de los tiempos post Enron.

En este marco, no sorprende que los gerentes financieros sufran una de las tasas de rotación más altas del mercado (de hecho, el 13 por ciento de las compañías de Fortune 500 cambiaron su CFO en 2006).

Así, la consultora McKinsey entrevistó a 20 CFOs de corporaciones de primer nivel. Veamos sus consejos para empezar con el pie derecho.

1) Consiga un mentor

La transición siempre es delicada. El flamante CFO desconoce las prácticas y cultura de su nuevo empleador (en caso de que no se trate de una promoción interna).

Por lo tanto, los encuestados sugieren que es buena idea conseguir un mentor en la empresa.

Este rol no necesariamente debe ser desempeñado por el gerente general. También puede ser cubierto por algún otro ejecutivo con el que el nuevo CFO se sienta a gusto.

2) Primero escuche, después actúe

Cuando uno consigue un buen trabajo en un puesto de alta rotación, suele desesperarse por dejar su marca en la empresa desde el primer día.

Ahora bien, un gerente financiero que ceda a esta tentación seguramente actuará con información incompleta y tomará malas decisiones.

Consejo: no se apresure.

Dedique un tiempo prudencial a “empaparse” de información antes de entrar en acción. Lo peor que puede pasarle es “meter la pata” en su primera semana.

3) El que mucho abarca, poco aprieta

Además de gestionar las actividades del día a día, el gerente financiero tiene la responsabilidad de introducir cambios para mejorar los resultados de su área.

Muchos nuevos gerentes llegan con expectativas de revolucionar su departamento. Y éstos son los que suelen enfrentar las mayores resistencias internas.

Por lo tanto, aconseja la investigación de McKinsey, en lugar de fragmentar las energías en múltiples proyectos de cambio, mejor concentrarse en tres o cuatro prioridades.

4) Gane credibilidad entre los otros gerentes

Finalmente, una tarea fundamental de los primeros días del CFO radica en construir credibilidad a ojos de los otros gerentes.

Y, si usted se preocupa exclusivamente por los números de su área, pronto quedará aislado.

Para ganar influencia, un gerente financiero debe destacar, desde el primer día, que no ha venido para cubrir su pequeña quintita sino que para asistir, en lo que esté su alcance, a los directivos de las demás áreas en la formulación e implementación de estrategias que generen valor para el conjunto de la organización.


Fuente: Materia Biz
¿Querés enterarte al instante en tu smartphone?
Seguinos en nuestro canal de Telegram: https://t.me/todoenunclick

También podes seguirnos en:

Twitter: @todoenunclick
Instagram: @todoenunclik
Facebook: https://www.facebook.com/todoenunclick/

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?