Inicio Empresas y Negocios Gigante de la maquinaria agrícola frena la producción y suspende a todos...

Gigante de la maquinaria agrícola frena la producción y suspende a todos sus operarios

Compartir

El derrumbe de la actividad económica elige al agro y la industria para explicitar su halo negativo. A raíz del declive productivo que exhibe el campo argentino, sumado a la crisis que hoy oprime a las principales mercados del mundo, Agrometal, una de las principales desarrolladora y fabricante de maquinaria agrícola del país, tomó la decisión de cerrar durante dos días a la semana su planta en Monte Maíz, Córdoba, y suspender en ese mismo lapso a 350 operarios.

La medida responde, en gran medida, a la estrepitosa caída que evidencian las ventas de la compañía, que de fines de 2008 a esta parte mantienen una baja del 90 por ciento.

Las dificultades para obtener financiamiento, sumado a la retracción que ostentan destinos de exportación como Italia, España y Bolivia, derivaron en un escenario de suspensiones que, de no cambiar la coyuntura en el corto plazo, podría dar lugar a un masivo recorte de personal.

El parate del campo aparece como otro de los argumentos que explican el panorama endeble que ostenta la compañía. La provisión de sembradoras al agro argentino representa más del 90% del negocio de Agrometal. Pero hoy los productores no demandan tecnología de punta y la empresa comenzó a acumular un stock que perjudica todo plan de producción a futuro.

“No estamos vendiendo nada. Tenemos una planta con capacidad para producir hasta 6 sembradoras por día prácticamente parada. No tenemos trabajo. Y pensamos en este plan de suspensiones en virtud de que la siembra no se reactivará hasta por lo menos mayo. Preferimos privilegiar el sueldo de la gente, aunque ni siquiera podemos asegurar la actividad el mes próximo”, señaló a iProfesional.com Rosana Negrini, presidenta de Agrometal.

La ejecutiva sostuvo que “en producción se sobrepasó el porcentaje vendido”. “Casi no vendimos sembradoras de grano fino y eso nos genera un exceso de stock para el año próximo, porque ahora llega la época de producir máquinas para grano grueso. Por ende, vamos a terminar acumulando equipo con el consiguiente deterioro, gastos fijos, y desactualización tecnológica que eso representa”, dijo.

La planta de Agrometal operará durante marzo de lunes a miércoles, mientras que el resto de las jornadas permanecerá cerrada. En virtud de este recorte en la jornada laboral, los empleados de la compañía cobrarán el 70% de sus salarios.

“La actividad se suspende del presidente para abajo. Fuimos a una audiencia con el Ministerio de Trabajo y los gremios entendieron que esto es lo mejor que se puede hacer hoy. Buscamos de cualquier forma evitar los despidos”, expresó Negrini.

Golpe
“Las ventas se derrumbaron un 90%. Nos golpeó mucho el paro del campo. Y ahora otra vez están enojados, porque lo no comprarán equipo nuevo y se dedicarán a sembrar con maquinaria vieja”, comentó la ejecutiva.

Y añadió: “La mala situación agraria ha desembocado en otros problemas: hay productores que acumulan deuda con la empresa y cheques que son rebotados”.

Si bien Agrometal todavía no pidió un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), la firma buscó –con resultados poco alentadores– cierto alivio financiero en los bancos de la región. “Tramitamos créditos del Banco Nación, pero ninguna de esas ayudas fue asignada aún. Se trata de créditos en pesos a cinco años y en tasas del 8%. Esperamos definiciones por ese lado”, dijo.

Negrini sostuvo que la compañía acumula malos resultados desde 2008. El año pasado Agrometal concretó ventas de maquinarias por más de $131 millones, pero a raíz de los costos y la inflación concluyó el ejercicio con una retracción del 17% respecto de 2007.

Durante 2008 la empresa argentina conformó una sociedad con la brasileña Fankhausser para producir de manera combinada nuevos prototipos de maquinaria agrícola y, en base a ese acuerdo, ganar presencia concreta en el mercado del país vecino.

La entrevistada sostuvo que el contexto de crisis global ahora “pone todos los planes de expansión en suspenso”. “Avanzamos con Fankhausser para vender partes y piezas, y también para crear unidades en conjunto, pero ahora todo eso quedará para el 2010 o el 2011”, indicó.

Resultado
Esta semana, Agrometal señaló que ante las magras ganancias este año no distribuirá dividendos. Según datos proporcionados por la compañía a la Bolsa porteña, las ganancias de la empresa en 2008 sólo fueron de $2,8 millones y por lo que la comisión directiva propondrá no repartir los beneficios debido a la situación financiera del país.

“El directorio informa que ha resuelto proponer a los señores accionistas la no distribución de dividendos en efectivo, atento a la situación financiera y económica imperante en general en nuestro país y en particular en nuestro sector, con el objetivo de mantener nuestra capacidad operativa”, remarcaron desde la compañía.

Por último, la empresa agregó que su patrimonio neto asciende a $52,8 millones.

La situación de Agrometal lejos está de representar una rareza dentro del sector de la producción de maquinaria agrícola de Córdoba. Muy por el contrario, empresas como Ingersoll –también con asiento en Monte Maíz– debieron recurrir a medidas extremas para poder sobrevivir a la parálisis económica.

Con una dotación de empleados cercana a los 280 operarios, Ingersoll comenzó con los despidos hace pocos días. La empresa fabrica discos de arado, entre otras agropartes, y debe buena parte de su situación crítica al derrumbe de los mercados externos.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?