Inicio Salud y Belleza Guía Práctica de Protección Solar para mamás, bebes y niños pequeños

Guía Práctica de Protección Solar para mamás, bebes y niños pequeños

Futuras Mamás: no existen contraindicaciones respecto a tomar sol durante el embarazo, siempre y cuando sea en el horario adecuado, el tiempo de exposición sea corto y se utilice un Protector Solar con el Factor de Protección Solar (FPS) adecuado. Durante el embarazo, los cambios hormonales que experimenta la mujer la predisponen a que la exposición solar de lugar a la aparición de manchas, para prevenirlas es fundamental el uso de protectores solares con FPS superior a 30.

Por otro lado, tomar sol moderadamente durante el embarazo contribuye al aumento de los niveles de Vitamina D en la sangre, incluso en el útero materno, lo que se comprobó que aumenta la masa ósea de los bebés, que desarrollarán huesos más fuertes y menos propensos a romperse durante toda su vida. Para obtener esos beneficios, basta con breves exposiciones solares de la futura mamá, en un horario correcto (antes de las 10 y luego de las 16) y siempre con protección Solar.

* Recién nacidos y menores de 6 meses: No deben ser expuestos directamente al sol.

* Bebés de más de 6 meses y hasta los 3 años: Pueden exponerse pero con Sumo cuidado (ver consejos), por períodos cortos y utilizando un factor de protección de amplio espectro FPS 40 o mayor.

* Niños mayores de 3 años: Pueden exponerse al sol, pero no deben exponerse a un bronceado intenso, eritemas (enrojecimiento) o quemaduras. Para prevenirlos deben usar un FPS alto, superior a 30.

* Ap|ique el Protector Solar en forma abundante al menos 15 minutos antes de salir al sol.Vue|va a aplicarlo cada dos horas, ya que el sudor y la fricción contra las toallas pueden quitar el producto de la piel. Los niños traspiran más que los adultos por lo que es necesario que esté pendiente. Reaplique inmediatamente después de largas inmersiones, incluso si su protector es resistente al agua.

* La aplicación debe ser completa y pareja. Esto incluye la cara, labios, manos, pies, cuello y orejas. Las partes más vulnerables de su cuerpo son los lugares que no están expuestos normalmente a la luz solar.

* Evite la exposición directa entre las 10 y las 16 hs,cuando la radiación Solar es mayor.Si tiene que salir entre esas horas, cubra a su hijo con ropa liviana de colores claros, sombrero y aplique abundante protector solar. Planifique las horas de juego y actividades al aire libre antes de las 11 o después de las 3 de la tarde.

* E| uso de protectores solares no previene la insolación.Controle que su hijo ingiera agua en cantidad suficiente. Es muy importante que permanezca bien hidratado y fresco.

Ante cualquier duda consulte a su médico, pediatra o dermatólogo.