Inicio Bon Vivir Vinos y Bodegas Hace 80 años nació Casa Bianchi, más que una bodega, nuestra casa

Hace 80 años nació Casa Bianchi, más que una bodega, nuestra casa

Compartir

En el marco del festejo de su 80º Aniversario, Bianchi, una de las pocas bodegas líderes de capital 100 % nacional y en manos de la familia fundadora, inicia una nueva etapa. ”Casa Bianchi” -el lugar donde todo comenzó y donde todo seguirá- sintetiza 8 décadas de evolución y conocimiento de una familia dedicada a la creación de vinos.

San Rafael, 23 de octubre de 2008. Con una gran fiesta en la bodega de San Rafael, Mendoza, la familia Bianchi, festejó sus 80 años en el mundo del vino. Andrea Frigerio y Mora Godoy, junto a su cuerpo de baile, fueron las encargadas de aportar glamour a esta fiesta que recreó 80 años de evolución de una de las familias del vino más emblemáticas de nuestro país. Más de 350 invitados se reunieron en la bodega, con el incomparable paisaje del atardecer entre los viñedos y la Cordillera como marco para el inicio de esta gran fiesta. A su llegada los invitados fueron recibidos por una orquesta de cuerdas y performers que representaban diferentes figuras del Carnaval Veneciano, uno de los más elegantes del mundo. Una gran carpa montada en el parque exterior fue ambientada con telas y largos mesones para dar calidez y aire familiar a este gran evento que buscó representar el largo viaje de vida de una familia dedicada a concretar un sueño. Con pequeños films que rememoraron los comienzos de este camino, los invitados fueron acompañando los pasos de la familia Bianchi desde la llegada de Don Valentín, su fundador y guía en este proyecto. Comenzando en la lejana Italia con la música de Ennio Morricone los asistentes transitaron por un largo viaje que al arribar a Buenos Aires, tuvo su momento de brillo con la presentación en escena de un show a cargo de la destacada bailarina Mora Godoy -quien junto a su cuerpo de baile- aportó a la fiesta la sensualidad y el ritmo del tango argentino. A lo largo de la noche, los asistentes pudieron disfrutar de diferentes maridajes con los vinos clásicos de la bodega y también con sus mejores exponentes como el prestigioso Enzo Bianchi Grand Cru y la linea Famiglia Bianchi. Todo acompañado con platos de la cocina mediterránea y bajo la experta guía del enólogo de la casa. Los momentos emotivos se fueron sucediendo y toda la familia estuvo representada en diversos homenajes. Una placa conmemorativa de estos 80 años de trayectoria -diseñada por el prestigioso Maestro Orfebre Juan Carlos Pallarols- fue entregada a Don Enzo Bianchi, hijo de Valentín Bianchi, y a otros miembros de la segunda generación, quienes aseguraron que la placa será colocada en la bodega para recordar a los visitantes que éste ha sido y es hoy un sueño tan real que todos los descendientes de esta familia lo comparten y honran. Para el final, se realizó un brindis general con el acompañamiento de Nessum Dorma, la famosa aria del acto final de la ópera Turandot de Giacomo Puccini en la voz de un destacado tenor, dando a la fiesta un cierre con lo mejor de la lírica italiana.

La nueva Casa Bianchi
Con el orgullo de ser la tercera generación de bodegueros que conduce la bodega y continúa la labor del fundador, la familia Bianchi, festeja sus 80 años en el mundo del vino e inicia un nuevo vínculo con sus consumidores. La bodega sanrafaelina estrena no sólo una nueva identidad representada en el concepto “Casa Bianchi, Familia de vinos” sino que además da comienzo a un proceso de renovación que incluye en los próximos meses la actualización de sus vinos clásicos Y el lanzamiento de jóvenes varietales. Tras 80 años de historia, una de las familias del vino más emblemáticas de nuestro país, se actualiza para acercar a su público una versión renovada de su propuesta y continuar liderando las preferencias de sus consumidores.

“Luego de un crecimiento sostenido en los últimos años sentimos que era el momento de iniciar una nueva etapa que nos permitiera poner el foco en nuestras fortalezas y dar paso a una nueva manera de relacionarnos con nuestros consumidores.”- afirma Raúl Bianchi, Presidente de Casa Bianchi y agrega: “Buscábamos compartir con ellos nuestra historia y nuestro origen. Por eso sentimos que el concepto “Casa Bianchi” destaca muy bien los atributos que han hecho de nuestra bodega una marca cercana al público: una empresa con buen nombre y trayectoria. Somos una bodega que se identifica con lo que produce, como una familia con sus hijos. Por eso, como una Familia de Vinos, la cartera de productos de “Casa Bianchi” será diversa, cada línea tendrá su personalidad y estilo pero siempre conservando un origen común”.

Bajo la denominación “Casa Bianchi”, la bodega se actualiza en imagen y renueva su propuesta de vinos, ofreciendo a un público más amplio lo que sus fieles seguidores ya conocen: vinos que conjugan tradición de excelencia con las más actuales tendencias del mercado. En este sentido, la bodega continuará ofreciendo lo que ha sido su clave del éxito en estos 80 años: vinos de calidad con una cuidada relación en su precio pero ahora con una propuesta más actual, acorde a la evolución de las demandas de los nuevos consumidores, y con el foco puesto en los segmentos del mercado más dinámicos.

Sobre el concepto “Casa Bianchi”, 80 años de historia en vinos
Casa Bianchi es el lugar donde hace 8 décadas empezó todo. Al igual que las familias típicas, los vinos de Bianchi tienen un lugar de encuentro. Un lugar especial donde todos se reúnen, el lugar de los afectos. Y esto tiene mucho que ver con las costumbres, con la pasión de su fundador. Un inmigrante que como muchos venía apenas con un sueño, que de concretarse, justificaría haber dejado su tierra, su familia y sus amigos. Don Valentín Bianchi transformó su sueño en la misión de la bodega: producir vinos de alta calidad con estilos y personalidades diferentes. Pero sus méritos no terminaron allí. También supo transmitir su sueño a sus hijos, quienes lo abrazaron como propio, convirtiéndose en verdaderos hacedores de vinos. Y es en San Rafael donde se puede ver el cuidado, la dedicación y el amor por la tierra que tiene esta familia. Un lugar donde lo artesanal y lo actual se combinan a la perfección. Un lugar donde la experiencia, la pasión y las ganas de hacer vinos con personalidad, le han permitido convertirse en una de las familias del vino más emblemáticas de la Argentina.

Casa Bianchi, su espacio
En el marco de esta nueva identidad, la actual bodega de vinos y espumantes ubicada en San Rafael será la sede de “Casa Bianchi”. Hoy, una de las bodegas más visitadas del país -con un total de 100.000 turistas anuales-será renovada en su arquitectura para ofrecer al público nuevas propuestas turísticas y artísticas como las que actualmente realiza su Fundación. De este modo, Casa Bianchi brindará el espacio para el desarrollo de actividades culturales y sociales en beneficio de la comunidad local y el turismo nacional e internacional.

Casa Bianchi, su comunicación
Bajo el nuevo concepto “Casa Bianchi”, la bodega propone un acercamiento al consumidor basado en lo emocional y en aquello que ha hecho de la marca un clásico desde hace varios años: su cercanía y confiabilidad. Se desarrolló un nuevo estilo de comunicación que se verá reflejado en una importante campaña gráfica y de vía pública.
El nuevo logo, remite al lugar donde vive la familia, donde se cosechan las uvas y donde se producen los vinos referentes de nuestro país. Allí en “Casa Bianchi” es donde conviven las diferentes generaciones y donde se guardan los secretos del fundador. El “portón abierto” del isologo invita a conocer el lugar, a entrar a la casa.
El concepto “Familia de Vinos” hace clara referencia a una gama, a la diversidad, a diferentes opciones pero que tienen un punto en común. Como sucede en las familias, los vinos Bianchi tienen en común su origen. Una familia que acrecienta su experiencia y conocimiento a través de los años, honrando sus orígenes y legando
todos éstos atributos a los vinos que hacen, convirtiendo a cada uno de ellos en único pero a la vez con rasgos comunes y reconocibles que los define como miembros de la familia.

80 años de evolución en vinos
Desde que en 1928 Don Valentín Bianchi fundara la bodega, la familia ha ido evolucionando en la integración de dos objetivos que sintetizan hoy el espíritu de la empresa: producir vinos de calidad y hacerlo con dedicación y respeto por el consumidor. Actualmente bajo la conducción de la 3º generación de esta familia de bodegueros, Casa Bianchi es un buen ejemplo de cómo se puede amalgamar la herencia artesanal con la más actualizada tecnología. Referente de la vitivinicultura local, Bianchi ha sabido crear clásicos de la mesa argentina, como el Don Valentín Lacrado, el Bianchi Borgoña y el Chablis. Vinos que hoy continúan liderando la preferencia del consumidor. Los vinos de Bianchi nacen de un profundo respeto por el terroir. Para su elaboración se cultivan vides de cepajes seleccionados, con una tecnología adaptada a las condiciones de clima y suelo. Su cuidado proceso de elaboración requiere de personal calificado de la finca, ingenieros agrónomos, enólogos especializados en cada tipo de proceso de vinificación y de la impronta que marca esta familia de bodegueros, herederos del espíritu de su fundador.

El mercado de vinos
Casa Bianchi inicia una nueva etapa para consolidar y extender su liderazgo en los segmentos de alto valor de marca. Este reordenamiento de sus líneas de vinos y el reposicionamiento de su identidad tiene por objetivo focalizar su portafolio de productos en el segmento medio y medio-alto que donde su crecimiento en ventas ronda el % 20, siendo el mayor crecimiento registrado en los últimos 5 años para la empresa. Así, la bodega busca incrementar su participación de mercado en el segmento de vinos de alta rotación y fidelizar a su amplio público que demandaba una actualización de su propuesta.

San Rafael, el terroir
Con sede en el departamento de San Rafael, al sur de la provincia de Mendoza, Bianchi cuenta con un total de 350 hectáreas distribuidas en 3 importantes fincas donde se cultivan las variedades que mejor se expresan en la región: Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Malbec y Sauvignon Blanc, entre otros cepajes. San Rafael está ubicado al pie de la cordillera de los Andes con una altitud de 800mts sobre el nivel del mar, es una zona ecológica de privilegio para el cultivo de la mayoría de los cepajes de variedades finas de vinificar. Sus suelos son aluvionales formados por la influencia de dos ríos Diamante y Atuel que irrigan la región. Estos ríos están sistematizados para riego y regulan sus caudales con grandes presas construidas también con fines de aprovechamiento hidroeléctrico. Una completa infraestructura de servicios, como la disponibilidad de energía eléctrica, gas natural y redes camineras pavimentadas en todos sus distritos, hacen que San Rafael ofrezca un marco apropiado para el asentamiento de viñedos.

La historia de Don Valentín, su fundador, a 80 años del comienzo
En la lejana Fasano, al sur de Italia, un 18 enero de 1887 en el seno de un hogar de campesinos, nacía Don Valentín Ángel Bianchi. Hombre de convicciones, un luchador. Sus ambiciones de progreso y sus inquietudes juveniles lo llevaron lejos de su hogar. En aquel verano de 1910 Don Valentín Bianchi emprendió su largo viaje a Argentina y luego su destino: San Rafael. Fueron transcurriendo los primeros tiempos y un día conoció a Elsa Pilatti, con quien contrajo matrimonio a los 31 años. De ese matrimonio nació su primera hija, Ana Constanza, luego llegaron Nino, Olga, Enzo, Rodolfo y Mario. Don Valentín era un hombre de convicciones, de proyectos ambiciosos. La idea de tener algún día su propia bodega no lo dejaba quieto en ningún instante. Como Don Valentín sabía de planos, los preparó y así el sueño de la pequeña bodega se empezó a hacer realidad. Esa pequeña empresa vitivinícola empezó llamándose Establecimiento Vitivinícola El Chiche. Los años fueron pasando, pero allá en 1934 llega su primera gran satisfacción. El buen trabajo enológico y comercial terminó consagrando sus vinos al conquistar el premio al “Exponente Máximo de Calidad “con su vino Nuestro Borgoña año 1934.
Ya los tiempos iniciales de la bodega El Chiche fueron quedando atrás, los vinos se iban haciendo conocer a nivel nacional y fue así como la empresa fue creciendo e incorporando a sus hijos, entre ellos, Don Enzo. Con el tiempo el crecimiento de la empresa se hizo constante hasta que en 1960 se convierte en Bodegas Valentín Bianchi. A 80 años de su fundación hoy CASA BIANCHI sintetiza el esfuerzo y el compromiso de su fundador y de toda la familia. Un sueño que con el tiempo fue creciendo, un sueño que hoy se concreta en la nueva etapa que inicia la bodega.

Ficha técnica Casa Bianchi

* Presidente: Raúl Bianchi.
* Vicepresidente: Sylvia Bianchi.
* Facturación 2007: $ 97 M.-
* Producción vitivinícola: 350 hectáreas propias (Finca Asti, Las Paredes y Doña Elsa)

Algunos de los 40 mercados a los que exporta: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Bélgica, Suiza, Suecia, Dinamarca, Noruega, España, Italia, Brasil, México, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Japón, Tailandia y Singapur, entre otros.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?