Inicio Tecno Infraestructura física para redes críticas: Optimización del valor de negocio

Infraestructura física para redes críticas: Optimización del valor de negocio

Compartir
Por: Ricardo Lubschik, Country General Manager de APC by Schneider Electric para Cono Sur

Para seguir siendo competitivos en el cambiante mundo de los negocios de hoy, las empresas deben actualizar su concepción del valor de sus inversiones en la infraestructura física para redes críticas (NCPI). Ya no basta con evaluar la disponibilidad y el costo inicial para tomar decisiones de negocios acertadas. La agilidad, o flexibilidad para los negocios, y el costo total de propiedad son variables igualmente importantes para las empresas que deseen tener éxito en un cambiante mercado global.

La infraestructura física para redes críticas (NCPI) constituye los cimientos sobre los cuales se fundan las redes informáticas y de telecomunicaciones. Es la “columna vertebral” del negocio, dado que sus elementos proporcionan la energía, la refrigeración, el espacio físico, la seguridad, la protección contra incendios y el cableado que hacen posible el funcionamiento de los sistemas de IT.

La mayoría de los negocios exitosos de la actualidad dependen de una plataforma informática estable. Para sostener las operaciones informáticas de negocios, deben existir cuatro niveles o bloques de Construcción.
(Ver Figura 1)

Además de la NCPI, el modelo incluye los componentes informáticos y los procesos y personas necesarios para sostener la operación de esos sistemas. Los componentes informáticos incluyen el hardware y el software necesarios para el procesamiento de datos, almacenamiento y sistemas de comunicación.

Si no se planifican y diseñan esos componentes de manera adecuada, no funcionará la red, y en última instancia, tampoco lo hará el negocio. Todos los procesos necesarios para la operación en el centro de datos o entorno informático deben definirse en forma clara, documentarse correctamente y estandarizarse por medios simples que sean comprensibles por todos los usuarios. Cuando esos procesos no se implementan con eficacia, la falta de uniformidad en la operación y en el mantenimiento de los sistemas es inevitable y ocasiona tiempo de inactividad no contemplado. También es necesario contar con las personas que ofrezcan soporte para las operaciones. El negocio debe contar con la cantidad de personas adecuada, quienes, a su vez, deben tener las competencias y capacitación necesarias. Si no se contemplan en la planificación la cantidad de personal y la capacitación y competencias que este debe tener, el error humano es inevitable.

Optimización de la NCPI para aumentar su valor de negocio

En términos generales, el valor de negocio para una empresa comprende tres objetivos centrales:

* Aumentar los ingresos
* Reducir los costos
* Hacer mejor uso de los activos

Se hacen inversiones en la NCPI porque tales inversiones tienen un impacto directo o indirecto en los tres objetivos de negocios nombrados. Los gerentes adquieren generadores, equipos de aire acondicionado, sistemas de seguridad y sistemas UPS, entre otros artículos, para que cumplan la función de “pólizas de seguro”.

Ninguna red o centro de datos se encuentra a salvo del riesgo del tiempo de inactividad, ya sea derivado de problemas energéticos o térmicos, e invertir en la NCPI disminuye esos y otros riesgos. Entonces, ¿de qué manera influye el tiempo de inactividad en los tres objetivos de negocios centrales mencionados (ingresos, costos y activos)? Cuando los sistemas se encuentran inactivos, disminuye o se frena el flujo de ingresos, aumentan los costos y gastos del negocio, y se produce una subutilización o un uso improductivo de los activos. Por eso, cuanto más eficaz sea la NCPI a la hora de reducir el tiempo de inactividad cualquiera sea su causa, tanto más valiosa será para el negocio en relación con el cumplimiento de los tres objetivos.

Los entornos informáticos de hoy, que cambian a un ritmo vertiginoso, exigen que se consideren otros dos factores a la hora de calcular el valor de negocio de la NCPI. En primer lugar, los planes de negocios deben ser suficientemente flexibles para hacer frente a las cambiantes condiciones de mercado, oportunidades y factores ambientales. Las inversiones que inmovilizan recursos restringen la capacidad de responder con flexibilidad. Y cuando no existe flexibilidad o agilidad, el resultado esperable es la pérdida de oportunidades.

Un segundo nuevo criterio relacionado con el valor de negocio que debe tenerse en cuenta es el Costo total de propiedad (TCO). Si bien el costo inicial sigue siendo un factor importante, simplemente norefleja todo lo necesario. El costo inicial no le dice nada al encargado de tomar decisiones sobre loscostos a largo plazo de una solución, que incluyen los costos operativos y de mantenimiento. El costoinicial solía usarse como criterio debido a un enfoque tradicional para la compra de bienes de capitalpara un proyecto. Por razones impositivas y relativas a las depreciaciones, los costos de capital siemprese consideraban independientemente de los costos corrientes al justificar un proyecto desde el punto devista contable. Aunque el costo inicial es solo una fracción del TCO, alcanzaba para lograr la aprobaciónde un proyecto y proceder a la correspondiente compra; permitía que el proyecto se pusiera en marcha yvariables tales como la cuenta de electricidad no eran parte del proceso de toma de decisiones.

Esa clase de gastos solían considerarse como costos inevitables que eran simplemente un mal necesario;iban de la mano del proyecto, pero no se los pagaba con dinero generado por el proyecto, sino confondos para gastos operativos. Los encargados de la toma de decisiones ya advierten la importancia deincluir estos otros costos en el cálculo del valor de negocio cuando se toman decisiones comercialesclave. Una buena decisión de negocios con respecto a una inversión incluye contemplar tanto los costosiniciales como los costos operativos corrientes.

En la figura se ilustra el cambio en la forma de considerar los criterios para calcular el valor de negocio de la NCPI entre un pasado en el que los negocios tenían un ritmo más calmado y un presente en el que los negocios sufren cambios a un ritmo vertiginoso. El propósito de esta ecuación no es hallar un “valor cuantitativo”. Más bien, con ella se pretende destacar los factores que deben tenerse en cuenta para lograr un alto valor de negocio. La disponibilidad y la agilidad, que aparecen en el numerador, deben maximizarsepara aumentar el valor de negocio. El Costo total de propiedad (TCO), que aparece en el denominador o parte inferior de la ecuación, debe minimizarse para aumentar el valor de negocio.

Es esencial considerar la NCPI como un todo y no como componentes individuales para diseñar e implementar un sistema integrado que ofrezca el rendimiento esperado. Cuando se adquieren los elementos individuales independientemente de otros elementos de la NCPI, suele obtenerse como resultado un sistema de NCPI complejo e impredecible conformado por productos de diversos fabricantes, que no fueron diseñados para funcionar en conjunto. De esta forma, la administración se vuelve más compleja y es necesario recurrir a múltiples contratos de servicio.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?