Inicio Empresas y Negocios La crisis financiera se confirma en Europa y se propaga a los...

La crisis financiera se confirma en Europa y se propaga a los países emergentes más frágiles

Compartir

Coface, el grupo francés líder en seguros de crédito y servicios financieros, anunció que la crisis de crédito se intensifica en Europa, mientras España se hunde en la crisis, arrastrando a Portugal; en Dinamarca, más vulnerable que los demás países escandinavos, las empresas sufren del cambio coyuntural y de una reducción de sus márgenes.

Por otro lado, los BRICs (Brasil, Rusia, India y China) resisten bien a la crisis, pero se puede observar un incremento de los riesgos de crédito en los países bálticos, Sudáfrica y Vietnam, debilitados por desequilibrios externos insostenibles y una ralentización de la actividad.

Después de haber puesto su calificación bajo vigilancia negativa en septiembre 2007, Coface baja la calificación de España a A2. Las causas de la baja se deben a la caída del sector de la construcción, hasta ahora principal motor del crecimiento, que pesa sobre el consumo y las inversiones. Coface ha constatado un incremento de los incidentes de pago del 66% desde enero del 2008 en este país, la mitad de éste se debe al sector de la construcción. Por tanto el comportamiento de pago de las empresas se ha deteriorado notablemente.

Portugal, debido al efecto dominó (el 30% de sus exportaciones tienen como destino al país vecino), ha multiplicado por 2 los impagados desde el inicio del año. Es por eso que Coface pone su calificación A2 bajo vigilancia negativa. Por su parte, Dinamarca es más vulnerable que los demás países escandinavos por la fragilidad del sector de la construcción y el endeudamiento elevado de los hogares. En el marco de una degradación sensible de la coyuntura, el número de quiebras aumenta fuertemente (+25% desde principios de año). Coface pone la calificación A1 de este país bajo vigilancia negativa.

Coface también advierte la propagación de la crisis a los países emergentes frágiles. La ralentización de la actividad, el aumento de la inflación y la volatilidad del rand provocan dificultades para las empresas sudafricanas. Por consiguiente, Coface pone la calificación A3 de este país bajo vigilancia negativa.

Por otro lado, en Vietnam y en dos países bálticos (Estonia y Letonia), se evidencian economías en sobrecalentamiento. Los años de fuerte crecimiento han agudizado los desequilibrios exteriores y estimulado la inflación. Además, los hogares y las empresas están fuertemente endeudados en divisas. Vietnam (calificación B puesta bajo vigilancia negativa) está al borde de una crisis de cambio de gran magnitud. En Letonia y Estonia (cuyas calificaciones bajan respectivamente a A4 y A3), se está produciendo una ralentización brutal de la actividad.

Por el momento, la crisis no ha alcanzado a los BRICs. El vigor de la demanda interna y la ausencia de desequilibrios importantes sostienen su rendimiento.

“Los riesgos de crédito se incrementan en los países emergentes vulnerables”, precisa Yves Zlotowski, Chief Economist de Coface, “las empresas de Sudáfrica, Vietnam y de los países bálticos sufren de la represión brutal de desequilibrios excesivos (amplios déficits exteriores, actividad en sobrecalentamiento, inflación acelerada), que ya no son sostenibles en el entorno empresarial actual”.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?