Inicio Salud y Belleza La importancia de hacer deporte para cuidar el corazón

La importancia de hacer deporte para cuidar el corazón

El ICBA (Instituto Cardiovascular Buenos Aires) participará de la 4ta edición de la carrera “FILA RACE”, disponiendo durante todo el evento, de una estación cardiosaludable donde todos los participantes y asistentes podrán acceder de manera gratuita a controlarse algunos de los factores de riesgo de la enfermedad coronaria.

La cuarta edición de la FILA RACE se llevará a cabo el día domingo 21 de abril a las 8.30 horas, en Puerto Madero. Contará con un novedoso recorrido urbano, con distancia a recorrer de 10K competitivos. Recibirán premios FILA los tres primeros puestos 10K de damas y caballeros en las categorías general, discapacitados sillas de ruedas, no videntes y otras discapacidades. Junto con la premiación se sorteará un viaje para dos personas a Brasil para participar de la Fila Night Race. Para más información, ingresar en www.fila.com.ar/race.

La importancia de cuidar el corazón
Las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la primera causa de muerte en el mundo, tanto en hombres como en mujeres. Según la Organización Mundial de la salud alrededor del 30% de la mortalidad global total está relacionada con afecciones cardiovasculares.

Durante la última década, la tasa de mortalidad por esos trastornos, que incluyen infartos, ataques cerebrovasculares, hipertensión y arritmias, sólo bajó el 6%, según el registro de estadísticas vitales del Ministerio de Salud de la Nación. En números brutos, en 2011 fallecieron 96.494 argentinos por algún problema cardiovascular. Esto representa una tasa de 236 muertes por cada 100.000 habitantes.

¿Qué podemos hacer para cuidar nuestro corazón?
Lo más importante es tomar conciencia de la necesidad de cuidarnos y cuidar a nuestros hijos desde la infancia. La medida inicial y fundamental es cambiar nuestros hábitos de alimentación. Incorporar “todos los colores en los alimentos”, esto significa comer verduras verdes, rojas, frutas, pescados, carnes blancas y rojas. Siempre elegir los cortes magros. Limitar el consumo de comidas rápidas, las cocciones basadas en frituras, los dulces y los chocolates. No agregar sal a los alimentos y no colocar el salero en la mesa.

Incorporar el hábito de hacer ejercicio físico por lo menos 30 minutos 5 veces por semana, mantener el peso corporal adecuado y por supuesto no fumar.
Además es importante realizar controles con el médico cardiólogo de confianza quien indicará en caso de considerarlo una evaluación integral cardiovascular que incluye examen físico cardiológico, estudios de laboratorio, electrocardiograma y otros según el caso: Eco- Doppler Cardíaco y de vasos de cuello, holter, etc.