Inicio Empresas y Negocios La incertidumbre en los mercados globales podría mantenerse en el primer semestre...

La incertidumbre en los mercados globales podría mantenerse en el primer semestre de 2008

La bonanza que se venía dando durante los últimos años en los mercados financieros comenzó a mostrar fuertes signos de debilidad en el 2007.

Los ojos están puestos en la economía norteamericana y los economistas comienzan a poner sobre la mesa nuevamente la posibilidad de que los EE.UU. entre en recesión. Para el sector financiero comenzó en diciembre, mientras que los empresarios aún se mantienen optimistas de cara al futuro. El resultado final es muy importante para los mercados por la influencia comercial que tiene Norteamérica con el resto del mundo.

La curva de rendimientos en los EE.UU. aún refleja una leve pendiente positiva ya que el escenario más probable a futuro podría ser el de una desaceleración de la economía. Sin embargo, hay que destacar que la reacción de largo es menor a las expectativas de corto plazo y por eso todavía la curva sigue quebrada. Esto es negativa para durations bajas y positiva para las largas.

La pregunta es:¿Qué es lo que esta detrás de ese cambio de pendiente?. La respuesta es la inflación: los precios de los commodities y la presión de costos que ellos producen para las empresas y la economía en general.

El 2008 va a ser fácil ya que lo que el mercado estima es una desaceleración de la economía mundial, liderada por la economía norteamericana.

Sobre la mesa aparecen diversos escenarios macroeconómicos para los EE.UU.: soft-landing (el preferido por todos), recesión o estanflación.

Por este motivo la incertidumbre en los mercados globales podría mantenerse en el primer semestre de 2008. Con ello los costos financieros podrían seguir creciendo pero la selectividad a la hora de invertir continuará favoreciendo a aquellos con buenos Fundamentals. Un ejemplo de ello son las emisiones realizadas por el Gobierno Mexicano y por la empresa estatal Petrobrás, quienes pagaron menores tasas a comienzos de 2008.

Apenas pasa un día sin que se hable de la posibilidad de que la Fed baje la tasa de interés y la repercusión que esto tendría en la economía. De hecho, la elección de los agentes económicos respecto de sus tenencias de activos financieros, repercute de manera importante en la economía real puesto que es la fuente de financiamiento no sólo a nivel corporativo sino también soberano.

Como consecuencia del Boom Inmobiliario producido por las bajas tasas de interés durante la etapa de Greenspan en la Presidencia de la Reserva Federal de los EE.UU., las entidades financieras armaron productos estructurados donde volcaron sus créditos hipotecarios.

A partir de 2004 la Reserva Federal de los EE UU, elevando la tasa de Fed Funds de 1% a 5.25%, cambió de expansiva a restrictiva la política monetaria, causando el encarecimiento de los préstamos hipotecarios e incrementando la morosidad del sector.

La recesión por la que pasa el sector inmobiliario en los EE.UU. llevó a los inventarios de inmuebles, en el mes de noviembre, a su nivel máximo en una década a 10 meses de ventas. El sector Real Estate abarca el 6% del GDP, representado el 50% de la riqueza de las personas y el 40% del sistema bancario a través de las hipotecas. De ahí la importancia del problema.

La baja credibilidad en la solvencia del sistema financiero, redujo la liquidez y la capacidad de renegociación de los títulos subordinados (SIV´s). Con ello se generó una pérdida contable notable en las principales entidades financieras a nivel global, potenciada por el alto nivel de apalancamiento, y generando un alto grado de incertidumbre.

Este factor de riesgo afectó fuertemente al mercado accionario reduciendo los beneficios corporativos en el 3T07, ya que el problema afecta al sistema bancario y al consumo futuro de los norteamericanos, cuya dimensión aún es difícil de cuantificar.

En agosto de 2007 en plena crisis se produjo un salto en el spread entre la Libor de 3 meses y el Treasury de igual duration, aumentando el desconcierto en el mercado porque implica mayores costos de endeudamiento para el sector corporativo. Por consiguiente, los proyectos de inversión se reducen y la actividad económica podría disminuir.

La Reserva Federal de los EE.UU., ante las primeras señales de desaceleración del Consumo y el empleo, decidió en la reunión del FOMC del 17 de agosto dejar de lado la política restrictiva. De esta manera redujo en los últimos cuatro meses de 2007 la tasa de Fed Funds en 100bp, pasando de 5.25% a 4.25%.

A fines de noviembre los Bancos Centrales de países desarrollados decidieron agregar liquidez en forma simultanea a corto plazo. Los primeros resultados de la medida fueron favorables y el spread entre la Libor de 3 meses y el Treasury de 3 meses comenzó a bajar. Tras alcanzar su nivel máximo de 238bp en Agosto cayó hasta los 124bp el último día de 2007.

Efecto a nivel local
Como hemos visto a lo largo del informe, los costos financieros han crecido en forma considerable debido a factores internos y a la falta de liquidez provocada por la salida de capitales que se dio a partir de agosto.

El aumento de las tasas activas afectó el financiamiento privado, provocando un cambio en los vencimientos de deuda emitida de mediano plazo a corto plazo.

En caso de confirmarse un escenario de soft-landing en los EE.UU., la baja de tasas internacionales favorecerá el ingreso de capitales al país. De esta manera, el aumento de la liquidez reduciría las tasas de interés favoreciendo al mercado de emisiones de deuda local.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?