Inicio Empresas y Negocios La suba del dólar hundió los resultados de las empresas del primer...

La suba del dólar hundió los resultados de las empresas del primer trimestre

Compartir

El primer trimestre de 2009 es el primero desde 2004 que arroja resultados negativos, según el análisis de los balances de 25 empresas vinculadas con el sector manufacturero que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) realizado por el Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea,

Las pérdidas para estas 25 fueron de $423 millones, cuando hace un año atrás habían ganado $700 millones. El economista Joaquín Berromadero explicó que “el problema es la caída de las ventas que se da por primera vez desde 2004”. Según calculó, cayeron 3,2% cuando venían creciendo al 20% interanual.

Al analizar el resultado operativo ordinario, la caja de las empresas si bien no es negativo, pasó de $730 millones a $83 millones, al comparar los primeros trimestres. De nuevo es su nivel más bajo desde 2004. La consecuencia es la menor liquidez. El capital de trabajo cayó 34%, hasta los $1.400 millones.

“Ahora empiezan a pesar mucho más los costos sobre el nivel de ventas, porque suponemos que se van a seguir contrayendo las ventas en el segundo trimestre y los costos se mantendrán estables”, dijo Berromadero.

Diferencia de cambio
Uno de los rubros que alimentan las pérdidas es el de diferencia de cambio. Mientras el tipo de cambio sube los escalones hacia un mayor nivel cercano a $4, el riesgo de estar endeudado en dólares y vender en pesos se hace sentir en los balances de las empresas.

Según las presentaciones hechas en la BCBA, las pérdidas por éste concepto alcanzaron a varias de las compañías que cotizan en esa sede, como Petrobras, Clarín, Aluar y Molinos.

“A grandes rasgos, hubo un impacto de la deuda en moneda dura que afectó el cuadro financiero y por consiguiente la línea final. El impacto fue mayor en aquellas compañías con una mayor proporción de deuda en moneda extranjera”, dijo el jefe de Análisis Financiero del agente de bolsa Tavelli y Cia, Juan Pablo Vera.

“La devaluación del cuarto trimestre del año pasado fue del 10,5%. Veníamos de un tipo de cambio claramente ascendente desde que finalizó el conflicto con el campo y que ganó velocidad en los últimos meses del año pasado. En el primer trimestre de este año, la devaluación fue del 7,5%”, agregó.

Algunas compañías están medianamente endeudadas en dólares y esto produce fuertes resultados negativos por diferencia de cambio.

Según el índice que mide cuánto de la deuda financiera neta corresponde a los acreedores y cuánto a los accionistas, algunas empresas donde supera el 33% están más comprometidas que otras, según explicaron los agentes de bolsa consultados por iProfesional.com. Aunque aclararon que se debe mirar el flujo de ingresos a futuro que permitirán repagarla.

* El índice de la petrolera Petrobras Energía arroja 43,03 por ciento. Tiene un endeudamiento de u$s1.830 millones (con una vida promedio de 3 años, sobre un patrimonio de u$s2.400 millones) y una porción importante de su deuda financiera en moneda dura, que impactó en su balance con una pérdida de $144 millones en el primer trimestre de este año.

Juan José Vázquez, analista de Bull Market Brokers, explicó que si bien Petrobras tiene una deuda de $6.313 millones, su EBITDA (ingresos antes de intereses, impuestos y amortizaciones) es de $2.879 millones y vendió un 60% de una participación en Perú a u$s619,4 millones a su controlante Petroleros Brasileiros, lo que le permitirá afrontar sus pasivos y reducir su deuda financiera neta a 35 por ciento.

* La siderúrgica Aluar (50,35%) tiene una deuda financiera neta de $3.006 millones, con una pérdida neta por diferencia de cambio de $477 millones en el primer trimestre, pero con una EBITDA anual de $1.223 millones.

Aluar es una de las empresas que pudo financiarse a largo plazo en dólares para ampliar su capacidad de planta a más de 500 mil toneladas de aluminio primario. La mayoría de su producción se exporta, por lo tanto, la mayoría de sus ingresos son en moneda dura. Por lo pronto, solicitó la aprobación de la ampliación de su capital por u$s250 millones a la Comisión Nacional de Valores.

* La alimenticia Molinos (50,89%) tiene un nivel de deuda de $1.213 millones. La pérdida por diferencia de cambio fue de 70,4 millones de pesos.

* El multimedio Grupo Clarín (42,74%) se endeudó fuertemente en 2000 y hoy le queda una deuda financiera neta de $1.836 millones. Sus ingresos son en pesos y, aunque le aumentaron a la par de la inflación, la depreciación del peso le dejó pérdidas por $194 millones.

Cuenta con una generación de caja muy fuerte. “El flujo de caja de un año paga la deuda financiera neta”, según explicó Vázquez. Calculó que el EBITDA anualizado le da $1.756 millones, por lo que consideró que tiene una posición holgada.

* La papelera Celulosa (64,23%) perdió en el primer bimestre $100 millones por diferencia de cambio. Vive “una situación de stress”, dijo Vázquez, porque el EBITDA “no es tan alto” $177,2 millones anuales y la deuda financiera neta $740,5 millones.

* A la telefónica Telecom, la devaluación le restó $93 millones en el primer trimestre de 2009, contra $11 millones de un año antes.

“La generación de caja de la empresa le permitió disminuir notablemente su deuda financiera en los últimos años y evitar las pérdidas que genera la continua depreciación del peso sobre los resultados financieros de la empresa. Actualmente la deuda financiera neta asciende a tan solo $598 millones”, dice el último informe de Bull Market Brokers.

Cobertura
Aunque empresas de este calibre tienen acceso a mecanismos de protección de sus posiciones en pesos a través de los mercados de futuros para evitar las pérdidas por devaluación, el volumen de los vencimientos y el riesgo país asociado a la Argentina no les permite encontrar mecanismos accesibles en el mercado.

El analista del agente de bolsa Allaria Ledesma & Cía., Guido Bizzozero, explicó que las empresas recurren a “algunos mecanismos de cobertura para pagar los montos chicos por intereses de su deuda, pero no por el capital porque no los cubre nadie”.

Y agregó: “Para cubrir el capital, lo tenés que hacer a 5 años, y eso es muy caro y el mercado no te lo hace. A nivel local, porque no saben si finalmente lo van a cubrir, y en el internacional, porque no quieren garantizar las operaciones de un país con las oscilaciones y devaluaciones como Argentina”.

Bizzozero explicó que algunas compañías compensan la pérdida por diferencia de cambio al recomprar deuda en el mercado, que hoy está subvaluada y obtienen importantes ganancias por cancelación de pasivos. “Anotan la ganancia y compensan la diferencia de cambio positiva y negativa”, dijo.

Es el caso de Transportadora Gas del Sur recompró u$s98 millones en valor nominal y le quedan u$s492 millones. La posición fuerte de caja de u$s171 millones y las emisiones de corto plazo por 500 millones compensan las pérdidas por diferencia de cambio, que fueron de $52,3 millones.

Telecom utilizó la fuerte generación de caja para recomprar obligaciones negociables Serie 3 en el primer trimestre de este año por un valor nominal de U$S 8,77 millones. En tanto, en abril último, recompró de la serie A-1 Clase 2 a 18,5 millones de valor nominal.

Banco Macro recompró deuda nominal por u$s43,6 millones de la Clase 2 y Clase 3, por u$s33,2 millones a precios hasta un 50% inferior a lo que figuraban en los pasivos. Ganó en el trimestre $22,6 millones por diferencia de cotización del oro y moneda extranjera.

Cotizaciones
Vera explicó que la cotización muestra cierto correlato del impacto financiero de la apreciación del tipo de cambio. Pero hoy el período de euforia bursátil y la estabilización del tipo de cambio, que le quita presión a la deuda en moneda extranjera, dejan de lado estos aspectos.

Vázquez agregó que las compañías mencionadas “no han sido castigadas” en sus cotizaciones. “El mercado descontaba que iban a venir malos balances”, dijo. “La caída que se da es por el escenario internacional. Hay muchos factores: la fuga de divisas, la estatización de las AFJP y su implicancia en el mercado de capitales y los rendimientos de los bonos”.

El analista de Capital Markets Argentina Juan Diedrich explicó que hoy en las cotizaciones de las acciones no pesa las pérdidas “por diferencia de cambio sino por el contexto internacional y la recomposición de los mercados mundiales y del precio de los commodities, como la importante apreciación del petróleo”.

Hoy, como “la apreciación del tipo de cambio es escalonada y diferida en el tiempo y se hace progresivamente, que se empiece a ver la luz al final del túnel empuja más que una diferencia de cambio”, agregó Diedrich.

Las acciones están muy baratas. En el último año Petrobras perdió 46,89% (a $2,32); Aluar, 58,02% ($2,18); Molinos, 2,45% ($8,15); Grupo Clarín, 71,68% ($5,38); Celulosa, 70,91% ($1,28), y Telecom, 41,40% (7,12 pesos).

El índice Merval perdió casi 25% en el último año. Un informe de Portfolio Personal indicó que el acople al humor internacional es lo que le permitió recuperarse en las últimas semanas, “quizás hasta con una mayor reacción por el retraso de muchos papeles”. Y agregó que “no hay drivers locales que sostengan la suba”, “el volumen es aún acotado” y “cuando escasean las noticias positivas el mercado parece inclinarse por la toma de ganancias”.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?