Inicio Tecno La tecnología ya es parte de la nueva agricultura y en la...

La tecnología ya es parte de la nueva agricultura y en la ganadería

Se realizó el segundo encuentro virtual Red de Potenciación Nesters-CREA bajo la consigna ¿Digitalización o transformación digital? Participaron del encuentro Mariano Wechsler, cofundador de Digital House; Joaquín Lascombes de Zoomagri, Gabriel Tinghitella, Responsable del Área de Innovación de CREA; y las agtech Sima y Digirodeo.

En el encuentro se generó el debate y definir cuál es el rol de la tecnología en el agro y en la ganadería y cómo en este contexto fortalece su utilización a la transformación de las tareas cotidianas. Para Mariano Wechsler se refiere a nuevos hábitos, “ahora con la obligación de hacer todo digital, las conferencias llegan a muchas más personas que antes, pero la transformación digital viene más por el lado de las formas de pensar. La pregunta es si las personas desarmaron sus formas de pensar, las jerarquías o sólo mandaron a la gente a estar conectadas”. Y agregó “el cambio de mentalidad requiere un cambio más profundo, de cómo armas tu empresa. La clave es pensar cómo le agregas valor a un producto, para que el cliente perciba un valor que hasta ahora no tenía, y para eso los datos son fundamentales. Y finalizó afirmando que “sin datos no hay “AI” (Inteligencia Artificial), hay que guardar y cuidar muchos los datos”.

Por su parte, Joaquín Lascombes, afirmó “Argentina es un campo de pruebas muy bueno” y comentó que el agro hace varios años viene usando mucha tecnología, como la agricultura de precisión o imágenes satelitales, y que se aceleró en los últimos años por el cambio generacional y la conectividad.

Gabriel Tinghitella, consideró que la Argentina, coincidiendo con Lascombes, es una pista de pruebas increíble por su diversidad de climas, por la variedad de los sistemas de producción y tipo de empresas, a diferencia de otros países del mundo.

Sima, la primera de las tecnologías presentadas en el programa de prueba planteado por la Red, es una aplicación que facilita la recolección de datos, desde la siembra hasta la cosecha.

Agustín Rocha comentó “Arrancamos en 2012 y éramos un grupo de agrónomos con el problema básico de tomar datos a campo, en el monitoreo de cultivos. Pasábamos horas pasando datos a planillas Excel. Ahí nació Sima, como una solución para digitalizar y facilitar la carga de datos directamente en el lote”. La aplicación en la actualidad permite al productor cargar datos a campo, de manera offline, y geo-posicionarlos, lo que brinda una planificación del cultivo, desde la siembra hasta la cosecha, diferenciando y digitalizando cada proceso en las diferentes etapas. Sima hoy tiene 50.000 lotes creados, clientes en 8 países de Latinoamérica, y llega a 3 millones de hectáreas monitoreadas.

Digirodeo, la segunda de las tecnologías presentadas en el programa de prueba planteado por la Red, se enfoca en la trazabilidad ganadera, la herramienta permite digitalizar todos los datos sanitarios del rodeo, mediante una aplicación móvil y una plataforma para centralizar la información. Para Fernando Díaz Offeney, uno de los fundadores, “sabemos muy bien que la cadena de valor se construye desde la gestación. Garantizamos la inocuidad de los alimentos, mantenemos el registro digital de los medicamentos, realizamos un seguimiento de los animales y sus tratamientos, aplicamos dosis precisas, todo a través de una jeringa electrónica”. La jeringa pasa los datos a la app, donde se registran los datos completos de los tratamientos. En la plataforma, además, se permite compartir la información con otros usuarios, centralizar los tratamientos y llevar el libro de registro sanitario. Según sus datos, ya procesó más de 200 tratamientos, con 330.000 animales y generando ahorros por $685.000 a los usuarios.

Desde el año pasado, en el marco de la Red de Potenciación Nesters-CREA se organizaron más de 8 encuentros, en los que participaron más de 2000 personas y 40 organizaciones. Se potenciaron en el marco de la red 16 soluciones AgTech y se relevó el interés de más de 200 personas en probar a campo alguna de ellas.