Inicio Tecno La Web 2.0 para empresas: un camino obligado a recorrer

La Web 2.0 para empresas: un camino obligado a recorrer

Compartir
Por: Blas Briceño, presidente de Finnegans

A nivel mundial, vemos que a la vez que se afianzan las nuevas tecnologías, se incrementa la demanda de soluciones IT para garantizar el manejo integrado de todos los procesos de negocios.

El eje parece ser cómo optimizar al máximo la gestión de una empresa a partir de las tecnologías disponibles. Y en ese sentido, en los últimos años surgió una nueva herramienta dentro de las aplicaciones para empresas: la Web 2.0, con todo lo que aporta de desarrollo de tecnología web para uso personal, más conocido como Redes sociales.

Tradicionalmente, la empresa era el lugar que ofrecía a los usuarios la tecnología más actualizada. Pero, desde hace ya un tiempo, las computadoras hogareñas suelen ofrecer mejores herramientas tecnológicas que en los sistemas de gestión de sus empresas.
Esto se debe a desarrollo de Internet y la masificación de la conectividad, que permitieron simplificar el desarrollo y utilización de aplicaciones a través de cualquier computadora que estuviera conectada a la red.

Si bien las empresas requieren una administración centralizada y trabajar en entornos seguros, también es cierto que hay nuevos mecanismos de integración de información y de conectividad, que son habituales para el uso personal pero hoy pueden aplicarse a la gestión de trabajo de las empresas de una manera sumamente beneficiosa. Nos referimos a la Web 2.0 para empresas.

¿Puede desarrollarse un ERP en función de estas posibilidades? Claro que si, cumpliendo con ciertos requisitos.

En primer lugar, debe estar desarrollado desde el inicio para “vivir en el universo web”. Eso le permitirá funcionar armónicamente con otras aplicaciones desarrolladas en el mismo entorno, e integrarse a nivel de servicios, de interfases y de procesos.

Luego, el sistema debe operar ágilmente al mismo tiempo que tener una interfaz web nativa. Como ejemplo podemos seguir el camino señalado por Google a través de Gmail y otros servicios: el conjunto de tecnologías denominadas Ajax. En este campo hay cada vez mejores herramientas.
Además debe proveer herramientas de gestión de contenidos, de interacción con terceros y asumir la integración con otras aplicaciones, entre otras funcionalidades.

Finalmente, cabe preguntarse sobre la conveniencia de instalar las aplicaciones en servidores propios, cuando también se podría pensar en usarlas directamente como un servicio más, como usar una red social, por ejemplo.

Sin duda, la posibilidad de usar las aplicaciones ERP a través de la web abre otro escenario, en el cual surge el universo de aplicaciones SAAS (Software As A Service, Programas como servicios). Si bien el concepto ya existía bajo el nombre de ASP (Application Service Provider), se trataba de instalar antiguas aplicaciones cliente- servidor fuera del ámbito del usuario final.

El nuevo concepto de SAAS agrega que las aplicaciones son construidas desde el enfoque de su uso por múltiples organizaciones, por lo que son más eficientes.

Como complemento de esta forma de uso, y para asegurar una rápida puesta en marcha, también es necesario construir modelos de implementación de tipo Express. Hoy es posible implementar un ERP a partir de modelos Express en tiempos que hace unos años nadie hubiera imaginado, logrando además un mejor resultado final.

Utilizar este tipo de aplicaciones para empresas trae beneficios múltiples, como menores costos, mayor disponibilidad y seguridad, una administración más sencilla, y más integración hacia adentro y hacia afuera. Incluso, ofrecen más confort y accesibilidad para los usuarios, lo que ayuda a integrar a los nuevos ciudadanos nativos de internet, la generación que creció con la red. Y esto aplica a todo tipo de empresas, grandes y pequeñas. No es casual que el proveedor de vanguardia de servicios de cloud computing sea justamente Amazon.com, una empresa nacida para atender al consumidor final. Esto explica, también, que empresas como IBM, Cisco y otros proveedores estén trabajando activamente en esta dirección.

Además de todos los beneficios descriptos, se agrega la posibilidad de lograr desarrollos más ágiles, implementaciones menos costosas y de una evolución acelerada por la suma de las partes que, en otros escenarios, ya no es posible aprovechar. Sin duda, el uso de herramientas full Web es un obligado camino que todas las empresas van a recorrer a mediano plazo.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?