Inicio Empresas y Negocios Las compañías le dicen adiós al focus group tradicional

Las compañías le dicen adiós al focus group tradicional

Comunidades virtuales creadas específicamente por empresas durante su proceso de creación de productos y pruebas de campañas de marketing son una realidad desde hace mucho tiempo.

Cuando la marca de comidas para animales de los Estados Unidos Del Monte Foods estaba considerando lanzar un nuevo desayuno para perros, envió una nota a una comunidad on line de dueños de canes preguntándoles que preferían darle a sus mascotas en la mañana ¿La respuesta? Algo con sabor a huevo y tocino.

Así lo narra una nota publicada en The Wall Street Journal donde se cuenta que a mediados del año pasado, Del Monte introdujo en Estados Unidos Snausages Breakfast Bites, unos trozos para perros con aquel sabor, que contiene una dosis extra de vitaminas y minerales, algo que para los dueños de las mascotas es importante, según lo manifestaron en la red on line.

Estas comunidades, primero explotadas como herramientas de investigación de mercado por empresas tecnológicas y de videojuegos, son usadas ahora por compañías como Coca-Cola y ABC Television Studios, de Walt Disney.

El trabajo de research que se realiza de este modo implica a menudo tácticas más baratas y efectivas que los sondeos telefónicos o focus groups tradicionales, debido a que las empresas pueden usar a los participantes en una forma más amplia y profunda de lo que podrían hacerlo en una plataforma fuera de Internet.

En términos generales los portales creados con estos propósitos tienen ciertas similitudes a otros sitios de comunidades virtuales, donde los miembros crean páginas con perfiles y escriben comentarios en foros públicos.

Las empresas las usan para realizar encuestas, conversar en tiempo real con consumidores e, incluso, pedir a los miembros que prueben productos específicos.

Justamente, la ventaja de redes como “I Love My Dog”, de Del Monte Foods, permiten a las compañías saber exactamente con quién están hablando, y por ende les da mayor control sobre la discusión.

Según la nota firmada por Emily Steel en WSJ.com el rápido intercambio entre la compañía y la comunidad en línea puede reducir drásticamente el ciclo de desarrollo de un producto.

Normalmente, toma un año desde que una empresa tiene la idea de un producto hasta cuando llega a las tiendas. Para Snau­sages Breakfast Bites, el proceso demoró apenas seis meses.


Fuente: InfoBAE

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?