Inicio Empresas y Negocios Las empresas se acercan a los chicos

Las empresas se acercan a los chicos

Compartir

Cada vez más empresas organizan eventos y actividades para los hijos de su personal. Algunos se realizan en las oficinas y otros en salones armados especialmente, según la temática de la actividad. Pero siempre se trata de jornadas especialmente diseñadas para facilitar la integración de padres e hijos, que proponen la participación familiar en actividades recreativas.

Son eventos vivenciales que ofrecen excelentes resultados y un impacto que continúa en el tiempo, con propuestas cada vez mas variadas: se organizan kermesses con juegos y premios, actividades lúdico- educativas, clases de circo para niños, talleres de educación vial, propuestas de vida sana (spa de niños), multideportes y muchos otros.

Pero como suele suceder con otros eventos corporativos, de acuerdo a las demandas de la sociedad y de las propias empresas, van surgiendo nuevas propuestas.

Las ultimas tendencias muestran que para el mundo empresario es cada vez mas importante todo lo relativo a la sustentabilidad y a la Responsabilidad Social. De modo que estos temas se trasladan también a las actividades con los chicos.

Así, hay propuestas que plantean un trabajo conjunto de padres e hijos para realizar productos sustentables – como la realización de una huerta orgánica, o talleres de reciclado de elementos de la vida cotidiana para convertirlos en objetos funcionales – y algunas mas tratan de combinar ambos conceptos, por ejemplo donando esos productos a una ONG.

La idea es que, entre disfraces, juegos, regalos y merienda, la empresa pueda transmitir a los chicos algunos conceptos con los que trabajan sus papás, alineados con la visión corporativa o con la forma en que se trabaja puertas adentro.

Así mismo, hay compañías que organizan frecuentemente actividades dirigidas a la Responsabilidad Social, como colectas y donaciones de juguetes y voluntariado corporativo hacia las comunidades donde están insertas. Y en las propuestas dirigidas a los chicos tratan de comunicar y transmitir estos valores, mostrando a través de experiencias lúdicas que la organización tiene una política concreta de sustentabilidad, o que entiende que la solidaridad depende de todos.

Cabe señalar que estas propuestas siempre generan un efecto positivo, antes, durante y después de la actividad. Padres e hijos “ingresan” al evento con expectativas e ilusiones, y salen con una experiencia altamente enriquecedora desde todo punto de vista.

Los chicos, porque pueden acercarse un poco mas a sus papás, conocer su ambiente de trabajo y a sus compañeros de tareas, pasar un momento divertido e incorporar valores de solidaridad, sustentabilidad, etc.

Los padres, porque pueden ser proveedores de un momento de diversión para sus hijos, además de lograr una interacción con ellos en otro entorno, que equilibra un poco mas sus dos mundos (life balance).

Y la empresa, porque a la par que se abre a su personal y su familia generando un vínculo afectivo y de fidelización, puede transmitir conceptos y valores que le parecen importantes.