Inicio Empresas y Negocios Las siete etapas de una empresa en crecimiento: ¿en cuál está la...

Las siete etapas de una empresa en crecimiento: ¿en cuál está la suya?

Algunas empresas crecen mucho en poco tiempo. Por ejemplo, las compañías de servicios informáticos o aquellas vinculadas con el comercio exterior a partir de 2002.

No obstante, pesar del gran incremento en sus volúmenes, muchas siguen manteniendo las mismas prácticas de su etapa anterior. Así, tarde o temprano, la mayoría acaba enfrentando una “crisis de crecimiento” que estanca el negocio.

Ahora bien, esta crisis puede evitarse conociendo las distintas etapas típicas de crecimiento de una empresa y una correcta anticipación de las problemáticas de cada fase.

1) La imaginación

Usted sueña cómo será su empresa, desarrolla planes y define los aspectos del “start-up”.

Todavía no hay nada demasiado concreto: sólo una visión fuerte y emotiva.

Es hora de definir el plan de negocios, el origen del stock, los proveedores, la estrategia de comunicaciones, etc.

2) El comienzo

Esta es la etapa de implementación del sueño. Usted comienza a desarrollar el negocio y analiza cómo ganar presencia en el mercado.

Debe identificar necesidades, captar clientes y proveedores, reclutar personal y, por supuesto, pagar las cuentas…

3) La etapa avanzada

El negocio ya genera ganancias, pero todavía no puede expandirse. Sus operaciones a largo plazo están limitadas por el flujo de caja.

Usted debe conseguir nuevos clientes, pero la presión por el crecimiento genera ansiedad y una sobrecarga administrativa.

4) La madurez

El negocio ya dispone de herramientas de control, de sistemas y metodológicas.

El management se profesionaliza, pero la empresa todavía no puede sobrevivir a un crecimiento importante.

Es hora de identificar debilidades y definir planes para contingencias.

5) La transformación

La organización crece siguiendo objetivos claros y gana competitividad a medida que incorpora controles, sistemas y decisiones estratégicas de marketing.

Sin embargo, puede perder oportunidades, a causa de ejecutivos no motivados, o desatención de las necesidades del mercado.

6) Las redes

Se organizan redes de negocios, y se capta personal de alta calidad.

Mejora la relación entre el marketing y los clientes, pero la estructura jerárquica es muy rígida.

Un riesgo es prometer mucho y hacer poco, malgastando ideas, recursos y personal.

7) La diversificación

La empresa incursiona en nuevos productos y mercados. El negocio se descentraliza: es el momento de las alianzas estratégicas para responder rápidamente al mercado.

Debe ser altamente flexible y cuidar los procesos estratégicos tanto como los tácticos.

En definitiva, con este modelo usted debería ser capaz de diagnosticar la etapa en que se encuentra su empresa.

En un próximo artículo en MATERIABIZ, presentaremos una serie de consejos para tomar decisiones que eviten la crisis del crecimiento.