Inicio Logística Licitan en San Juan la ruta más difícil y cara del país

Licitan en San Juan la ruta más difícil y cara del país

Será la obra vial más compleja y con más desafíos que se recuerde en Vialidad Nacional. Y por lejos, la más cara: Cada kilómetro costará 14,4 millones de pesos, el doble de lo que salen actualmente 1.000 metros de una autopista.

Será la más costosa del país porque para hacerla habrá que perforar 7 túneles en la montaña y levantar 3 puentes para atravesar los ríos De la Peña y León, en Valle Fértil.

Se trata de un tramo de 22 kilómetros de la ruta 150 que pasa entre precipicios y ríos y que une las localidades de Ischigualasto, en el departamento Valle Fértil, con la de Huaco en Jáchal. Pasa por el yacimiento de dinosaurios y es el último tramo que falta en esos departamentos para completar el estratégico corredor bioceánico que una el centro del país con Chile (ver infografía).

Vialidad Nacional acaba de convocar a licitación internacional para que se construya en dos tramos de 11 kilómetros cada uno. La idea es que se haga simultáneamente y así se pueda terminar más rápido: Cada uno tiene un plazo de 30 meses, es decir que los 22 kilómetros totales se podrían estar habilitando a fines del 2010, principios del 2011, si todo sale sin contratiempos.

La apertura de ofertas será el 25 de julio próximo y el presupuesto oficial es una cifra récord en lo que a caminos se refiere: 317.810.000 pesos.

“Es la más cara del país y nos costó mucho la pelea para que saliera la licitación, fundamentalmente por el costo del kilómetro. Fíjese que 40 kilómetros de autopista Rosario-Córdoba cuesta 300 millones”, dijo ayer desde Buenos Aires el sanjuanino Julio Ortiz Andino, Subdirector de Vialidad Nacional.

Túneles y puentes
Además, construirla será todo un desafío para las empresas constructoras viales: Como se trata de un camino internacional, apto para camiones, había que hacerlo muy seguro y transitable. Por eso, para sortear los precipicios y ríos que lo atraviesan se deberán construir 7 túneles y 3 puentes. Además, la traza cambiará de sentido 15 veces y bajará en una zona más de 600 metros.

“No sólo es un desafío para las empresas. Lo es también para Vialidad”, agregó Ortiz Andino, una de las piezas claves para cumplir esta anhelada obra del gobierno provincial. Es que este tramo es obligado para el corredor bioceánico y si no se hacía el camino, es impensable pensar en el túnel de Agua Negra entre Argentina y Chile.

Desafío
La complejidad del camino no tiene antecedentes en Vialidad: El funcionario recordó ayer que el último mayor desafío de la repartición nacional fue la ruta número 75 en Anillaco, La Rioja, durante los ’90. “¡Aquella tenía un túnel y ésta siete, imagínese la envergadura!”, graficó.

No obstante, el funcionario está seguro que se encontrarán constructoras con experiencia, como para afrontar el desafío de este camino. “En San Juan por ejemplo se han hecho túneles en las montañas para los diques. Y por la minería hay muchas empresas capacitadas en el tema voladuras”, destacó. Y ahí saltó otro dato de esta ruta: Será una obra que requerirá el empleo de toneladas de explosivos para abrirse paso entre montañas.

La importancia de las obras radica en que la ruta nacional 150 es parte del Corredor Bioceánico, que va desde Porto Alegre, en Brasil, a Coquimbo, en Chile, dando salida al Pacífico a toda la producción de la región central.

En San Juan, Vialidad viene licitando en dos sectores: el Este, desde Ischigualasto hasta Jáchal, y el Oeste, desde Arrequintín, en Iglesia, hacia arriba (ver infografía). El tramo más largo es el del Este, con un total de 112,8 kilómetros que se han dividido en tramos que se encuentran en diferentes etapas de obra. Con este último tramo en poco tiempo toda esa ruta entre Valle Fertil y Jáchal estará en construcción, algo impensado hace unos años.