Inicio Empresas y Negocios Liderazgo en tiempos de cambio: ¿qué atributos son los más necesarios en...

Liderazgo en tiempos de cambio: ¿qué atributos son los más necesarios en los líderes de hoy?

Compartir

El mundo está en un proceso de evolución permanente; existen periodos de más “movimiento” que otros, pero la transformación es la característica esencial de nuestra civilización. Así como la historia y las personas cambian, también el concepto de liderazgo debe hacerlo para poder adaptarse a las necesidades de los tiempos actuales.

En las organizaciones, el líder tiene la capacidad de no solo potenciar su propio talento sino también el de los demás, lo que amplía el desempeño y amplía las posibilidades de éxito de la empresa. Pero en un escenario de cambios constantes como el actual ¿qué atributos son necesarios hoy en los líderes de las organizaciones que no lo eran antes?

Para Federico Fontenla, de Fontenla (www.fontenla-furniture.com) , el líder actual tiene un rol principalmente de ejemplo ya que las personas siguen a quienes obtienen logros concretos y se convierten en un elemento de inspiración dentro del equipo y la organización, “el ejemplo del líder es muy importante. El empleado no se fija tanto en lo que uno dice sino en lo que uno hace y eso es lo que lo marca. Si uno dice “en estos momentos de crisis hay que trabajar mucho” y después trabaja dos horas y se va, el mensaje resulta contradictorio”. Y justamente para evitar los malos entendidos, es muy importante la honestidad y escuchar a los empleados, que es lo que, según Fontenla, postula el liderazgo adaptativo.

Es esta línea, la del liderazgo adaptativo, se puede hacer participar a los empleados en la búsqueda de soluciones de los problemas que afectan a la organización. Permite que, a medida que todo se vuelve más competitivo, la persona que aun cumple un rol secundario dentro del árbol gerencial de la empresa, puede sentirse valorado y que tiene una parte importante para dar, en síntesis, se integre a la organización.

Pero además de la capacidad de integrarse y de conformar equipos eficientes de trabajo, según Marcelo Silvestre, gerente de marketing de Dentalia (www.dentaliaonline.com) un líder debe estar bien informado, ya que la información permite prever ciertos acontecimientos que pueden suceder en la empresa. Gracias a la capacidad de gestión, desde su creación hace un año y nueve meses, la empresa mantiene un crecimiento sostenido a pesar de las crisis que atravesaron: “ hubo muchas situaciones donde incluso la parte financiera estuvo complicada pero gracias al conocimiento, la astucia y la osadía del líder de la organización quien supo “leer” la información del mercado, pudimos continuar creciendo, incluso en situaciones en las que casi el 80% de los empresarios se rinden”.

Tambien en Finnegans (www.finnegans.com.ar ) la capacidad de gestión de los líderes de las diversas áreas fue clave para mantener el negocio: “tuvimos necesidad de atender desarrollos de productos con alta demanda, en tiempos cortos, y en ese escenario, en más de una oportunidad, el líder de desarrollo de la empresa tuvo que tomar decisiones muy drásticas en la priorización de ciertas líneas en desmedro de otras. Alinear el equipo a las posibilidades y el entorno fue en esos casos fruto de una madurez de decisión importante que permitieron avanzar a posteriori”, afirma Blas Briceño, el presidente de la firma.

Por su parte, Damián Szulman, director de Crystalis (www.crystalisconsulting.com.ar) agrega que uno de los atributos más relevantes actualmente es la tolerancia al actual mundo hiperconectado, es decir, estar preparado para recibir cualquier tipo de información o requerimiento a cualquier hora, cualquier día y por cualquier medio, además de tener una total predisposición hacia la organización, de manera que si surge un inconveniente un viernes a las 19hs. se entere de lo que pasa y tome el fin de semana para resolverlo.

Para Eric Natush, gerente de ventas de Aliara (www.aliara.com), un líder debe ser ágil y lograr que el equipo de trabajo mantenga la calma. Tener versatilidad para saber acomodarse al estado de situación rápidamente y mantener una actitud positiva “Si se tiene una actitud negativa, esa crisis puede profundizarse. Lo primero que tiene que entender un líder es que la crisis es una oportunidad que está escondida. Si se encuentra esa oportunidad, la organización puede salir beneficiada. Para eso tiene que tener una actitud positiva siempre”. Por eso, en un contexto actual donde hay mucha incertidumbre, es fundamental que el líder posea flexibilidad y esté alerta para elegir el mejor camino a seguir. Mantener los objetivos, siendo capaz de adecuar la estrategia con rapidez, es la clave de un líder en tiempos de cambios constantes. Para Débora Averbuj, de Deriva Restó (www.derivaresto.com.ar), cualquier crisis que afecte una organización, genera un cambio para poder sortearla y ese cambio solo puede estar ejecutado por un verdadero líder “Un líder tiene agudizado todos sus sentidos. Sabe escuchar opiniones pero también bajar directivas claras”.

Está claro que en la actualidad las entre las habilidades de los líderes en las organizaciones están a la cabeza la flexibilidad, la capacidad de inspirar confianza y saber manejar a los equipos de trabajo pero ¿cuáles serán los desafíos para los líderes del futuro? No lo sabemos aun pero seguramente entre las prioridades se mantendrán dar libertad y generar compromiso en el equipo, orientar sin imponer, en un mundo donde las relaciones se horizontalizaron y pasaron de un modelo jerárquico a uno en red.

Organizaciones sociales: el avance hacia el liderazgo compartido

Las organizaciones sociales dependen de dos recursos importantes para cumplir su misión social. Uno es el dinero. Otro, quizá mucho más difícil de conseguir, es el liderazgo. Hoy en día, son muchas las organizaciones que necesitan atraer y retener el talento de buenos directivos que logren convertir los recursos en verdadero impacto social.

Para Patricia Mejalelaty, directora de Fundación Leer (www.leer.org.ar) si el rol de la ONG en la sociedad es esencial, en tiempos de crisis lo es más. Por ello, afirma, el líder debe trabajar incansablemente en el convencimiento de que su organización está marcando una diferencia para que la vida de todos sus beneficiarios y de la sociedad en su conjunto sea día a día, un poco mejor.

También opina lo mismo Leticia García, gerente operativa de Fundación Flexer, (www.fundacionflexer.org) quien además cree que en el futuro se deberá pasar del liderazgo personal al liderazgo compartido ya que la complejidad y el cambio constante requieren la incorporación de otras personas, otras miradas y otros conocimientos. “El desafío es lograr que más personas en la organización ejerzan una posición de liderazgo. Para ello es imprescindible que exista una visión clara, objetivos bien definidos para que el ejercicio del liderazgo compartido, sea coordinado, en una misma dirección. El rol del líder será fundamental para comunicar la visión y motivar el liderazgo”

Combatir el pesimismo
Por Liliana Zamora, directora del Centro de Desarrollo Sistémico, www.coachingsistemico.com

Uno de los grandes desafíos para el futuro es mantener a la gente focalizada y lograr un buen clima de trabajo, generar un estado de ánimo que combata el pesimismo. Se sabe que en un momento de cambio hay efectos no deseados que van a suceder pero el líder debe tener la habilidad de mantener a la organización firme, confiada y con la certeza de que las cosas van a mejorar. Una de las cuestiones claves de los procesos de cambio es que las personas nos podemos paralizar. En una posible crisis puede haber dos o tres indicadores fuera de control pero si nos paralizamos hacemos que se caigan más indicadores y, sin darnos cuenta, la terminamos provocando. Un líder lo que tiene que hacer en esa situación es hablar, comunicar, construir la visión, alinear y sumar, sosteniendo una dosis de riesgo.
Por todo esto, un líder debe ser una persona que tenga los pies sobre la tierra, que pueda operar concretamente en el aquí y ahora, sin perder la flexibilidad, atributo fundamental en estos tiempos de imprevisibilidad. Es clave poseer una mente abierta, creatividad y una conciencia organizacional global y sistémica. Pero sobre todo, el líder debe saber gestionarse a sí mismo, conocer sus fortalezas y debilidades y desarrollar competencias emocionales que le permitan vincularse con otros, colaborar y rescatar el talento de los recursos humanos.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?