Inicio Salud y Belleza Los beneficios del botox

Los beneficios del botox

Compartir
Por: Dr. Juan López Vargas M.N. 133490, Director de CLÍNICA LÓPEZ VARGAS

Como la lipoaspiración y el implante de silicona vinieron para revolucionar la cirugía plástica habiéndose consagrado, y hoy no se concibe pensar en prescindir de estos procedimientos, el botox vino también para quedarse como alternativa terapéutica imprescindible.

Las arrugas frontales, hasta hace poco tiempo, eran tratadas a través de un lifting frontal con una incisión que se denominaba coronal (de oreja a oreja a 10 centímetros atrás del implante piloso) y se traccionaba el cuero cabelludo. A veces cuando era necesario se retiraba el músculo frontal para eliminar los movimientos frontales; como consecuencia de este procedimiento a veces se formaba una impronta en el lugar donde se retiraba el músculo. Todo esto pasó rápidamente a la historia.

El por qué de las arrugas
Las arrugas frontales se forman en personas predispuestas genéticamente a tenerlas pero estimuladas por él habito de efectuar determinados movimientos, sea por estados anímicos, exposición a luces intensas, simplemente actitud viciosa, o como mecanismo compensatorio cuando la piel del párpado superior en exceso cae sobre las pestañas y se hace necesaria una contracción para elevar las cejas y estirar la piel del párpado superior, que así deja momentáneamente de pesar encima de las mismas.

La acción continua del músculo frontal produce arrugas, las mismas van distorsionando la arquitectura del tejido conectivo subdérmico y la distribución de la gordura hipodérmica, desplazando estos tejidos y haciendo que las arrugas producidas en acción muscular se perpetúen también en la flacidez, evidenciando así las típicas marcas profundas paralelas en el frente que dan tan desgraciosa imagen.

Lo mismo ocurre con las arrugas del entrecejo y de la región periorbicular (patas de gallo), de los labios, cuello, entre otras.

El medicamento es una toxina botulínica tipo A extraída del clostridium botulinum, que pasa por un proceso de purificación para su uso médico. Se puede utilizar con ese fin toda vez que se pretende inmovilizar un músculo con fines terapéuticos.

Es la misma toxina causadora del botulismo, pero en una dosis extremadamente menor que sería imposible causar cualquier consecuencia nociva (Cabe aclarar que la penicilina es una toxina producida por un hongo que provoca destrucción celular –acción bactericida-, y no por eso se la considera nociva).

Se la puede combinar con otros tratamientos, de hecho, sería la conducta adecuada consiguiendo sinérgicamente optimizar los beneficios del variado arsenal terapéutico del cirujano plástico para encarar la problemática de envejecimiento facial.

Los resultados se evidencian a partir del tercer día hasta el séptimo día de la aplicación, y se perpetúan por un período aproximado que varía de seis a ocho meses, siendo condicionados por la dosis colocada, la técnica (debe ser colocado integralmente dentro del músculo) y la capacidad de metabolización del medicamento.

El efecto es totalmente reversible, pasada la duración de su mecanismo de acción la musculatura recupera integralmente su capacidad de retracción, perdiendo tan solo la actitud viciosa de accionarlos, independientemente de la voluntad.

En un principio fue utilizado por los neurólogos y oftalmólogos con fines reparadores de patologías neurológicas. Luego, el uso del botox fue expandiéndose en el área de la estética.

No se debe fraccionar el tratamiento, o sea no se puede tratar la frente y después de 15 días las arrugas periorbiculares, porque estaríamos creando anticuerpos que perjudicarían la intensidad de efectividad en aplicaciones posteriores.

En general el tratamiento se repite después de tres meses si fuera necesario.

El resultado consta de dos beneficios, uno directo producido por la acción del medicamento, impidiendo la acción muscular compulsivamente; y el otro (muy importante) es la pérdida del hábito de hacer determinado movimiento vicioso, cuando ya el efecto del medicamento desapareció. A veces con sólo una aplicación no se consigue eliminarlo totalmente, y entonces es necesario repetirlo. Puede ser reiterado tantas veces como sea necesario.

CLÍNICA LÓPEZ VARGAS
Av. Callao 1729, CABA
Tel.: 4813-8336/ 6840
www.lopezvargas.com.ar

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?