Inicio Eventos y Lanzamientos Eventos Los jóvenes y el cambio en la sociedad

Los jóvenes y el cambio en la sociedad

El pasado sábado 25 de agosto se llevó a cabo la XVI Jornada Anual del Grupo Joven de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) en la que más de 100 jóvenes reflexionaron acerca de su rol en la mejora y cambio de la sociedad. El 86% de los asistentes aseguró sentirse agente de cambio y el 60% consideró que pueden transformar la realidad que viven, principalmente, desde su ámbito laboral.

El 46% de los jóvenes consideró que la política es el ámbito que menos agentes de cambio presenta debido a que perciben un mayor interés por alcanzar objetivos individuales que por realizar el bien común. La falta de políticas a largo plazo y los altos niveles de corrupción son los factores que determinan esta percepción.

Por el contrario, el sector social fue considerado el ámbito con mayor cantidad de agentes de cambio por el 41% de los asistentes. Los motivos para esta elección se basaron principalmente en el trabajo que numerosas ONG realizan en distintos ámbitos, muchas veces de manera silenciosa o anónima, aportando trabajo y recursos materiales a sectores de escasos medios de manera conciente y comprometida con la gente.

Figuras destacadas de distintos ámbitos compartieron sus opiniones y experiencias como agentes de cambio positivo en la sociedad y animaron a los jóvenes a comenzar el cambio desde los lugares en los que se mueven diariamente, siendo fieles a sus valores e ideales.

Juan Bruchou, Claudio Marangoni, José María Simone, Pedro Gorondi, Carlos Contepomi y Paola de Delbosco, fueron algunos de los oradores de la Jornada. A lo largo del día se instaló y reforzó la idea de que el cambio comienza por uno mismo, paso a paso, desde la actitud hasta una acción concreta. El cambio personal es motivador del cambio en otros y la transformación de la sociedad parte de un trabajo en equipo.

Como cierre de la jornada, Santiago Del Sel, Presidente de ACDE, motivó a los jóvenes a “levantarse de sus butacas para dejar de ser espectadores de una función y subirse al escenario para ser actores” y asumir la co-responsabilidad en la construcción de la sociedad; para dejar de ser meros habitantes y convertirse en ciudadanos plenos del país.