Inicio Empresas y Negocios Maniobras ofensivas para convertir una crisis económica en una oportunidad de crecimiento

Maniobras ofensivas para convertir una crisis económica en una oportunidad de crecimiento

Por: Alejo Canton

En un artículo anterior en MATERIABIZ, observábamos una serie de maniobras defensivas que puede adoptar una empresa para subsistir en una economía débil.

No obstante, más allá del ajuste, las épocas difíciles presentan extraordinarias oportunidades para mejorar el posicionamiento competitivo.

En tiempos recesivos, las empresas con balances saludables y un sólido flujo de caja pueden incrementar su participación de mercado a expensas de los competidores que padecen de estrangulamiento financiero.

A continuación, algunas pautas útiles para convertir a la crisis en una oportunidad:

Búsqueda de oportunidades en la industria

1) Estrategia de adquisiciones

Preste especial atención a los competidores con dificultades financieras. Estos son potenciales candidatos para una adquisición.

Sin embargo, no se apresure en iniciar las conversaciones. Los valores tienden a permanecer altos durante los primeros tiempos de una recesión.

Es prudente esperar que los precios se vuelvan más realistas antes de poner en marcha la estrategia.

2) Expansión hacia nuevos mercados

En tiempos de prosperidad, los esfuerzos de la empresa suelen concentrarse en extraer los máximos beneficios de los mercados donde ya opera.

Pero en épocas difíciles, mientras las ventas se estancan en el mercado doméstico, las presiones por aprovechar el momento se debilitan.

Así, es relativamente más barato destinar algunos recursos para considerar las oportunidades de expansión hacia nuevos destinos.

3) Captación de personal clave

En medio de una recesión, los competidores con problemas financieros probablemente se desprendan de algunos trabajadores clave. Esto representa una magnífica oportunidad de atraer personas de experiencia probada a su organización.

Prepare un plan de negocios basado en la oportunidad

Todas las oportunidades señaladas en el apartado anterior exigen capital disponible. Mientras mejor sea la posición financiera de la empresa, más sencillo será aprovechar la recesión para mejorar la posición competitiva.

En caso de necesitar financiamiento externo, es crucial preparar un plan de negocios que el banco pueda aceptar en tiempos de restricción crediticia.

Un plan bien escrito captará la atención y el apoyo del banco. Más importante aún, ayudará al ejecutivo de la entidad a que se convierta en su abogado en el comité de préstamos, aumentando sus probabilidades de conseguir financiamiento para sus planes de adquisición o de expansión.

El plan de negocios debe describir no sólo de qué manera la empresa sobrevivirá a la recesión sino también cómo mejorará su posicionamiento. Por lo tanto, debe incluir una combinación de datos financieros (que incluyan su pronóstico en el peor de los casos) así como una estrategia para nuevas adquisiciones.

Un plan de estas características servirá para probar al banco que usted:

1) Comprende el contexto económico y está preparado para manejar su negocio de acuerdo con esos datos

2) Tiene los recursos para sobrevivir a la recesión

3) Tiene una estrategia y un plan para hacer nuevos negocios por medio de una adquisición

En definitiva, las épocas recesivas plantean serios desafíos para cualquier empresa. Pero, mediante un adecuado análisis, también pueden representar formidables oportunidades para mejorar el posicionamiento de la compañía de cara a la próxima ola económica.


Fuente: Materia Biz

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?