Inicio Empresas y Negocios Menos ingreso de capitales el 2º semestre

Menos ingreso de capitales el 2º semestre

Los especialistas proyectan una reducción de ingresos de capitales en la segunda mitad del año partiendo de un escenario creciente de reservas monetarias en el primer semestre del año, pero teniendo en cuenta que el cambio de contexto internacional de las últimas semanas obligó al Banco Central a liquidar dólares para sostener el tipo de cambio.
Un estudio de Economía & Regiones, por ejemplo, elabora “tres escenarios alternativos de reducción de ingresos de capitales” respecto de lo que se estimaba al iniciar el año: el primer escenario que plantea es una caída del resultado de cuenta de capital del 25 por ciento; el segundo una reducción del 50 por ciento y el tercero del 75 por ciento.
Además, estima que teniendo en cuenta el menor ingreso de capitales proyectado para 2008, el superávit primario necesario para sostener el tipo de cambio caería desde el 5 por ciento del PBI que se estipulaba en el primer semestre de este año, al 2,6 por ciento, 1,6 por ciento ó 0,6 por ciento del producto, si el resultado de la cuenta de capital del próximo año se reduce según alguno de los tres escenarios proyectados.
“Cuanto menor sea el ingreso de capitales -señala el estudio -, menor será la oferta excedente de dólares en el mercado cambiario y, por ende, menor será el superávit primario menor necesario a fin de mantener el tipo de cambio de manera genuina”. En este sentido, dado el cambio en las condiciones financieras internacionales y el considerable monto de las amortizaciones de deuda, el trabajo proyecta que “el superávit primario debería ser mayor al que resulta del ejercicio anterior”. Por eso, advierte, “la política fiscal debería volverse más contracíclica para así aumentar el superávit primario”.
No obstante, evalúa que “si bien una menor oferta de dólares en el mercado cambiario reduciría el superávit primario necesario para mantener genuinamente el tipo de cambio, también provocaría un menor ritmo de la expansión económica”.
“Dado que una menor tasa de crecimiento del PBI reduce la recaudación, debe tenerse presente que en dicho contexto cualquier nivel de superávit primario resultará más difícil de alcanzar que en la actualidad”, concluyó.