Inicio Salud y Belleza Mitos y verdades sobre el cáncer de mama

Mitos y verdades sobre el cáncer de mama

Compartir

Mito 1: El cáncer de mama no puede ser prevenido.
Esto es FALSO – Verdad. El control periódico para su detección precoz se convierte en la única manera de tratarlo a tiempo y aumentar las chances de su curación. La tasa de sobrevida a 5 años luego de un diagnóstico y tratamiento temprano es del 96%. Además se están desarrollando estudios con medicamentos que podrían prevenir el cáncer de mama.

Mito 2: Si no hay síntomas no debo preocuparme.
Esto es FALSO – Verdad. El 75% de casi 18.000 mujeres que son diagnosticadas cada año con esta enfermedad no tenían ningún factor conocido de riesgo ni síntomas específicos. Por eso es importante el control periódico aunque en algunos casos la enfermedad se anuncia a partir de algún síntoma como nódulos en la mama, cambios en la coloración o textura de la piel, ganglios axilares duros o persistentes entre otros.

Mito 3: No hay una edad indicada para empezar con los controles.
Esto es FALSO – Verdad. Las recomendaciones de la OMS y del Consenso Argentino Intersociedades, indica que hay que realizar una mamografía por año a partir de los 40 años. Si la mujer tiene antecedentes familiares de cáncer de mama, comenzar diez años antes de la fecha de diagnóstico del mismo. Debido a la particularidad de cada mujer, la edad y la frecuencia podrán ser determinadas por su médico.

Mito 4: La historia familiar no tiene relación con la enfermedad.
Esto es FALSO – Verdad. Aunque no hay que olvidar que la gran mayoría de estos cánceres son diagnosticados en mujeres sin antecedentes, aquellas mujeres con antecedentes familiares de la enfermedad en vínculos de primer grado (madre, hermana, hija) tienen un riesgo de 2 a 4 veces mayor que la población en general. Por esto mismo deberán extremar las medidas preventivas y realizar la mamografía 10 años antes de la edad de aparición de la enfermedad en su familiar.

Mito 5: El auto examen mamario no sirve para detectar el cáncer.
Esto es FALSO – Verdad. No es un método que sirva para detectar precozmente el cáncer de mama, aunque tiene validez para la concientización en cuanto al cuidado de las mamas.

Mito 6: No hay posibilidad de padecer cáncer de mama si se ha padecido otro cáncer con anterioridad.
Esto es FALSO – Verdad. El riesgo aumenta si previamente se ha sufrido otro cáncer como de colon o de ovario. Otro factor de riesgo posible es un tumor no maligno que altera el tejido del seno.

Mito 7: La ecografía sustituye la mamografía
Esto es FALSO – Verdad. Son dos tipos diversos de técnicas con fines y usos específicos, y muchas veces complementarias según el criterio del médico pero la ecografía no reemplaza a la mamografía.

Mito 8: La aparición de cáncer de mama no está asociado con el estilo de vida de la mujer.
Esto es FALSO – Verdad. Los límites excesivos en la vida no son beneficiosos en general, y el cáncer de mama no es la excepción. La actividad física regular, una dieta saludable y no beber alcohol contribuye a disminuir los riesgos.

Mito 9: La edad no influye en la posibilidad de padecer cáncer de mama.
Esto es FALSO – Verdad. El riesgo de tener cáncer de mama aumenta con la edad. El 78% de cánceres de mama se producen en mujeres mayores de 50 años mientras que a los 60 años el riesgo es aún más elevado. También es posible padecer la enfermedad en otros períodos de edad.

Mito 10: La ingesta de anticonceptivos favorece la aparición de cáncer de mama.
Esto es FALSO – Verdad No hay datos científicamente comprobados que nos digan que las píldoras anticonceptivas causan cáncer de mama.

Mito 11: El uso periódico de antitranspirantes es nocivo y contribuye a la aparición de cáncer de mama.
Esto es FALSO – Verdad. Existen pruebas fehacientes de que los antitranspirantes no provocan problemas de salud por lo tanto su utilización es segura y no representa ningún riesgo para la mujer.

Mito 12: Determinados tipos de corpiños como los rígidos favorecen la aparición de cáncer de mama.
Esto es FALSO – Verdad. Es aconsejable utilizar un corpiño que no ajuste demasiado ni comprima los pechos porque esto puede provocar dolores en las mamas, endurecimiento del pecho o marcas en la piel pero no está comprobado científicamente que el uso de corpiños rígidos favorezca la aparición de cáncer de mama. Así y todo lo recomendable es utilizar ropa interior que se adecue al cuerpo.


Fuente: Centro Mamario del Hospital Universitario Austral

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?