Inicio Empresas y Negocios Necesitamos formar más Técnicos en Construcción

Necesitamos formar más Técnicos en Construcción

Por: Arq. Gustavo Di Costa, de INTEGRAL Instituto Superior de Diseño

En el “Segundo Foro por la Calidad Educativa Argentina” organizado por la Asociación Civil Proyecto EducAR 2050, se planteó la importancia de la educación como herramienta para que nuestro país avizore un futuro mejor. El líder de este proyecto, Manuel Álvarez Trongé, dijo: “estamos convencidos que la buena educación es la solución a la pobreza”. Cabe señalar que, en la actualidad, nuestro país presenta un enorme déficit educativo. Según pruebas internacionales objetivas, el 58% de nuestros adolescentes no comprenden lo que leen.

La respuesta a esta situación es brindar más -y mejor- educación.

En forma paralela, sucede que necesitamos resolver un importante déficit habitacional. Según números oficiales, sólo en la Ciudad de Buenos existen cerca de 500 mil personas con problemas de vivienda. Esto convierte en urgente contar con planteles profesionales adecuadamente formados que puedan encarar proyectos previendo las necesidades actuales y futuras.

A la vista de recientes acontecimientos, los cuales, lamentablemente, costaron la vida a varios compatriotas (derrumbe de la medianera de un gimnasio en Villa Urquiza, derrumbe del entrepiso de una disco en Palermo, toma de terrenos en la zona sur de la ciudad, etc.), creemos que llegó la hora de darle más espacio a otro tipo de profesionales, que pueden realizar un gran aporte a la Industria de la Construcción para revertir un escenario complejo.

Hoy existen propuestas educativas que brindan títulos oficiales, y que en un período corto (de sólo 3 años) forman a un profesional capaz de resolver el proyecto, la documentación y la dirección de una obra según las competencias del Técnico en Proyecto y Construcción de Obras, con las incumbencias para diseñar y construir edificios de hasta 4 pisos, con subsuelo y terraza, y todas sus instalaciones.

Si tuviéramos más técnicos formados con estas competencias, podríamos satisfacer gran parte de las demandas actuales de la construcción de viviendas.

Es imprescindible que la correcta materialización de los proyectos alcance el mayor grado posible de productividad, complementando la acción oficial. Así mismo, los trabajos deben encomendarse a profesionales eficientes, que cuenten con un expertise verificable en cuanto a la administración de los recursos productivos, tanto técnicos como económicos.

En forma paralela, y volviendo a la necesidad de tener una mejor educación para generar trabajo y ahuyentar la pobreza, podemos señalar que además de atender las necesidades de viviendas, los técnicos en construcción están capacitados para desarrollarse en un amplio campo laboral. Por ejemplo, podrían emprender su propia empresa o trabajar como contratistas para terceros; desarrollar su actividad en forma independiente y abrir su campo de acción al asesoramiento en el mantenimiento de edificios, a la elaboración de informes técnicos o la resolución de documentación de obra, como asistentes de ingenieros y arquitectos.

Pero este tipo de carrera, además, permite a quien lo desee continuar sus estudios para dedicarse a otro tipo de construcción.

Hoy, y en el contexto de un marcado déficit en la construcción oficial de viviendas, nuestro país demanda Técnicos “inteligentes”, surgidos del esfuerzo, el conocimiento y una óptima formación educativa. Técnicos capaces de crear unidades habitacionales y obras con las adecuadas condiciones de habitabilidad que la gente reclama y necesita.

Hace ya tiempo se escucha hablar de la crisis habitacional, y la escasez de vivienda.

En su momento, Albert Einstein dijo: “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque las crisis traen progresos. La verdadera crisis es la de la incompetencia”.

Sabemos que necesitamos más viviendas. Quizá llegó el momento de encarar su construcción de una manera diferente, dando lugar a la formación y desempeño de otro tipo de profesionales, los técnicos.

Esta es una manera en que la “buena educación” aporte conocimientos, técnica y herramientas como solución a la pobreza.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?