Inicio Empresas y Negocios Negocios: ¿Qué tan valioso puede ser un error?

Negocios: ¿Qué tan valioso puede ser un error?

Compartir

Sobre los errores, su importancia y las lecciones que nos dejan hemos escrito bastante. De hecho la última entrada sobre este tema, tenía que ver con la edición especial que sobre los errores publicó recientemente la revista Harvard Business Review. Pero, visto todo eso ¿no estamos sobrestimando los errores? Particularmente no me gusta cometer errores, pero cometo errores como todo el mundo: de hecho ya he perdido dinero, cosas materiales y amistades por causa de errores.

La buena noticia es que nada enseña más que un error, pero depende: No es lo mismo que un médico cometa un error en una operación, en un diagnóstico o recomendando una medicina a que uno se equivoque escogiendo una inversión. Son dos cosas muy diferentes.

No obstante lo que hemos dicho ene este blog, aquí les dejo una nueva visión acerca de los errores que le puede ayudar a sacarle más provecho.

1. Comparta sus dudas antes de tomar una decisión. Muchas veces antes de decidirnos a hacer alguna cosa, nos consume la duda y terminando tomando decisiones a sabiendas de que estamos cometiendo un error.

Compartir con otros las dudas e inquietudes, puede ayudarle a tomar una mejor decisión. De hecho las malas decisiones se toman por falta de información o por ver las cosas de manera apasionada.

Busque consejo, busque mentores, trate de hablar con gente con más experiencia, busque más información, muévase!!, Evite tomar decisiones sin haber aclarado todas sus dudas y librarse de ellas.

Evite tomar decisiones bajo presión. Es preferible no decidir nada antes que meter la pata.

2. La perfección no existe. Basados en las exigencias del mundo de hoy a veces tendemos a pensar que debemos hacer las cosas de manera perfecta. Olvídese de eso. Eso es perder tiempo, dinero, salud y clientes.

Lo importante es poner el carro en la calle y mejorar, versión tras versión. Comenzar pequeño, pensar en grande y crecer rápido, puede ser una buena regla para aquellos que quieren ser grande sin siquiera haber dado un primer paso.

Lo importante es mejorar siempre, renovarse siempre, y aprender versión tras versión. Son muchos los ejemplos que hay por ahí de gente que no buscaba la perfección, buscaba tener un producto en el mercado.

¿Quiere un ejemplo de lo que le digo? ¿Cuántas versiones de Windows conoce usted? Van 7. Sin contar las más de 21 que sacaron cuando la cosas no estaba tan online. Ahora, cada vez que se actualiza el software se reparan nuevos bugs.

¿Qué habría sido de Bill Gates si se hubiera empecinado en sacar una versión perfecta de Windows la primera vez?

3. No repita los errores que ya cometió. Eso es una cosa muy difícil de evitar. De hecho hay una palabra en oriente para eso: karma. Los errores que cometemos son consecuencia de los pésimos hábitos que tenemos.

Cambiar de hábito es un verdadero parto. Una tarea prácticamente imposible. Una posible solución, es que darle carta blanca a familiares o amigos muy cercanos a que le sometan a un tribunal de bar, cada vez que usted se mande un barbarismo.

Deles permiso para que le digan las verdades en su cara por muy dura que sea, o hasta le den un leñazo. Intentar cambiar solos un mal hábito, requiere de toda la ayuda posible.

No cometa el error de no buscar ayuda.


Fuente: Crisis, negocios y dinero

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?