Inicio Tecno Nuevos proyectos para el Noroeste Argentino

Nuevos proyectos para el Noroeste Argentino

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao, suscribió hoy en San Salvador de Jujuy, el Acta Acuerdo del Proyecto de Investigación y Desarrollo (I+D) “Desarrollo de Caña de azúcar resistente a virus.” Esta iniciativa tiene como objetivo disminuir el impacto del virus del mosaico en la producción de la caña de azúcar. El Proyecto busca aportar una herramienta de resistencia genética que complemente los aportes del programa de mejoramiento convencional de caña de azúcar, por medio del desarrollo de variedades de caña de azúcar genéticamente modificadas resistentes al virus.

Durante el mismo acto, el secretario general del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT), Hugo De Vido, firmó las actas de acuerdo de dos Proyectos Federales de Innovación Productiva, destinados al mejoramiento de la cadena productiva de la quinua, y al manejo de efluentes en la producción de bioetanol en el Noroeste Argentino.

El primero de los proyectos, denominado “Consolidación de la cadena productiva de Quinua en la Provincia de Jujuy”, busca mejorar la producción agropecuaria de este cereal en los cincos distritos de Cusi Cusi, a través de la introducción de mejoras tecnológicas en las etapas de siembra, cosecha y almacenamiento. Entre las medidas más importantes está la construcción de 3 microsistemas de riego, así como un sistema de distribución secundaria en base a piedra plana y cemento para el revestimiento de canales, que eviten el desperdicio de agua. Además se buscará incorporar métodos de fertilización con abonos orgánicos, como el estiércol ovino y de llama; y el control de plagas con repelentes naturales preparados en base a especies nativas existentes. Todas estas acciones serán acompañadas por programas de capacitación de los productores sobre manejo agronómico, técnicas de procesamiento y transformación de la quinua y su comercialización.

El proyecto, que implica una inversión de $506.000, será financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, y la Comisión Municipal de Cusi Cusi, y tiene un plazo de ejecución de 12 meses. La gestión administrativa del proyecto estará a cargo de la Unión Industrial Argentina, que actuará como Unidad de Vinculación Tecnológica.

La segunda Acta Acuerdo firmada por el COFECYT correspondió al Proyecto “Desarrollo de Alternativas para el manejo de efluentes en la producción de Bioetanol en el NOA”, que tiene como objetivo superar una de las falencias más importantes en la producción de este combustible. Para lograrlo se realizarán una serie de actividades que incluyen la instalación de una planta piloto de tratamiento y transformación en productos de valor agregado, así como la capacitación y formación de recursos humanos. La iniciativa involucra también a la Universidad Nacional de Jujuy y a la Universidad Nacional de Salta, así como al INTA y al INTI, que realizarán la certificación de los resultados obtenidos. El Proyecto es cofinanciado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y tiene como contraparte el Grupo de Ingenios del NOA (Ingenio San Isidro, Ingenio La Esperanza, Ingenio Ledesma, Ingenio Tabacal). Para la gestión administrativa del proyecto fue seleccionada la Fundación JUJUY 3000, que cuenta con amplia experiencia en formulación y ejecución de proyectos, en especial en el sector azucarero del NOA.

Las Actas Acuerdos fueron firmadas en la Casa de Gobierno de la provincia de Jujuy, en un acto en el que estuvieron presentes el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao; el secretario general del COFECYT, Hugo De Vido; y el gobernador Walter Barrionuevo.

Durante el encuentro el Dr. Barañao calificó a estos proyectos como “emblemáticos” ya que “constituyen una clara señal de lo que queremos hacer en política federal desde el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.” En ese sentido el ministro afirmó que “nos encontramos frente a la decisión de insertar transversalmente a la ciencia y a la tecnología en todas las áreas de gobierno; y creemos que el cambio debe darse en forma sincronizada y coordinada en todo el país, pues son las zonas más alejadas las más necesitadas.”

Por su parte, el gobernador de Jujuy, Walter Barrionuevo, expresó que “gracias al aporte del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la búsqueda de coordinación entre el sector publico y el privado da como resultado la concreción de lo que tiempo atrás proyectamos como ideal para una mejora en la competitividad a partir del desarrollo productivo.”