Inicio Empresas y Negocios Pautas para estimular el networking en la organización

Pautas para estimular el networking en la organización

Compartir
Por: Deloitte

Las redes de contactos son valiosos activos para emprendedores que necesitan recursos para un proyecto o para personas que buscan trabajo.

Y, a través de políticas de fomento del networking, las organizaciones también pueden beneficiarse de un mayor capital social, procesos más eficientes y una mejor difusión del conocimiento entre las áreas.

La integración de los nuevos empleados

Los primeros cuatro a seis meses son cruciales en introducir a los nuevos trabajadores en la cultura de la firma y en “ganar” su confianza.

En general, los nuevos miembros ingresan con mucha energía, ideas y una red de contactos propia.

Así, en los primeros tiempos es importante conectarlos con las personas de quienes puedan aprender.

Los empleados que se conectan rápidamente con pares tienden a exhibir mejor performance y se sienten más comprometidos con su tarea.

Estimular el contacto con personas de áreas y funciones diversas

La mayoría de las personas construyen sus redes de contacto en forma instintiva y personal.

No obstante, es útil estimular el desarrollo de redes con profesionales diversos.

Las redes de los empleados de mejor desempeño comparten ciertas características similares:

1) Son amplias y diversas en su origen

2) Se conectan con diferentes partes de la organización

3) Sus relaciones mezclan jerarquías, generaciones, género y origen

4) Son diversas geográficamente

5) Construyen relaciones sólidas con personas que desafían sus creencias

6) Construyen relaciones basadas en la confianza, el respeto, la humildad y las cultivan a lo largo del tiempo

Cultivar la creación de comunidades en torno a ejes de proyectos, expertise y objetivos

Las “comunidades de práctica” son grupos de empleados organizados por ciertas competencias o intereses comunes. Por ejemplo, aquellos que poseen expertise en industrias específicas o ciertas especialidades funcionales.

La formación de estas comunidades juega un poderoso rol en el aprendizaje, la innovación y la ejecución de proyectos.

Los trabajadores tienden a esforzarse más por colegas que aprecian y con los que comparten intereses y experiencias, que por líderes que apenas conocen.

Por otro lado, estas comunidades otorgan un sentido de pertenencia, identidad y contención, necesarios para enfrentar un mundo cada vez más complejo y cambiante.

En general, a las personas no les cuesta dejar grandes empresas impersonales, pero sí lo piensan cuando tienen que dejar amigos, relaciones y toda una comunidad y ambiente de trabajo que les son gratos.

De esta forma, las comunidades de práctica pueden ser poderosas herramientas de retención.

En definitiva, el networking no sólo es fundamental para emprendedores.

Una política organizacional que apoye explícitamente el desarrollo de redes internas crea gran capital social, el valor que las personas producen cuando trabajan juntas para alcanzar objetivos comunes y alcanzar resultados donde el todo es mayor que la suma de las partes.


Fuente: Materia Biz

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?