Inicio Salud y Belleza Peeling en invierno

Peeling en invierno

Por: Liliana Palumbo, Química Cosmética de Lizhara

El otoño es el momento ideal para restaurar la piel luego de la intensa exposición solar del verano. Muchas veces los daños producidos por el sol, la aparición de pigmentaciones y las consecuencias del fotoenvejecimiento hacen necesario recurrir a peelings con ácidos, recomendados en esta época del año.

Este tipo de práctica es efectiva para combatir efectos a largo plazo, y su uso se extiende a otros fines correctivos, disminuyendo la apariencia de las líneas de expresión, las arrugas y las cicatrices de acné. Sin embargo, recurrir a peelings con ácidos puede acarrear consecuencias negativas si no se aplican las medidas de precaución necesarias.

El Peeling es un procedimiento que se utiliza para renovar las capas más superficiales de la piel al inducir un daño controlado en la misma. De acuerdo al grado de profundidad que alcance se pueden clasificar en: superficiales, medios y profundos. Es necesario realizar una evaluación previa para saber qué tipo de tratamiento se ajusta mejor a la piel.

Al ser un procedimiento que produce un daño controlado en la piel, luego de su realización genera un stress térmico caracterizado por causar enrojecimiento, vasodilatación y sensación de incomodidad. Además, la pigmentación post-inflamatoria ocurre luego de una reacción inflamatoria como consecuencia de una sobreproducción de melanina. Caracterizada por la aparición de manchas localizadas o difusas, es una de las complicaciones más frecuentes en este tipo de tratamientos. Las personas con fototipo alto se ven particularmente expuestas a ser potencialmente afectadas. Por último, la piel se presentará sensible al sol, por lo que hay que evitar la exposición.

A continuación le presentamos algunos consejos para cuidar la piel luego de estos tratamientos:

  1. Luego del peeling: existen nuevos productos que poseen ingredientes de última generación que son ideales para aplicar luego del peeling y como complemento domiciliario. La prolina vectorizada y el extracto de nenúfar, utilizados conjuntamente, combaten el stress térmico y disminuyen la temperatura de la piel notablemente.
  2. Sensibilidad solar: utilizar filtros de protección solar UVA/UVB.
  3. Prevención de la hiperpigmentación: Utilizar antioxidantes. Existe una nueva forma de vitamina C, el ascorbil glucósido, que es más estable que la vitamina C de uso regular.
  4. Hidratantes: ácido hialurónico, glucosa y xylitol, aloe vera, pro-vitamina B5.
  5. Estimulantes de la regeneración: extracto de artemia salina: estimulante celular y reparador de los daños sufridos en el ADN

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?