Inicio Salud y Belleza Peligra el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y...

Peligra el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria

El Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria (FM), la mayor institución global de financiamiento de la salud, podría dejar de realizar su labor en 151 países si no consigue fondos por U$S 15.000 millones provenientes de los países miembro del G-20. El reclamo se focaliza en particular a China, la segunda economía más grande del mundo, para que destine U$S 1.000 millones a la iniciativa global.

Pese a su posición de liderazgo mundial, China sólo donó U$S 25 millones desde el inicio del FM en 2002. Los U$S 1.000 millones que se le exigen ahora son apenas el 1% de los que gastó en los Juegos Olímpicos de 2008 y en la Expo Mundial de Shangai en 2010. Es por ello que activistas de todo el mundo exhortan a China a replantear sus prioridades y sumarse al compromiso con la lucha contra las tres pandemias mundiales.

El panorama se complejiza si se considera que los U$S 5.000 millones comprometidos por el gobierno de EE.UU. en contribuciones al FM para los próximos 3 años están sujetos a los desembolsos de otros país ya que por ley no puede contribuir más de un tercio de los U$S 15.000 millones requeridos. De este modo, si el resto del mundo no aporta los otros $10.000 millones, el FM podría desaparecer por falta de recursos y se estaría perdiendo esta oportunidad histórica de terminar con estas pandemias y salvar millones de vidas.

En la actualidad, el SIDA, la tuberculosis y la malaria siguen siendo cuestiones pendientes que requieren la atención del mundo: un niño muere cada 30 segundos por culpa de la malaria, alrededor de 1,4 millones de personas fallecen anualmente a causa de la tuberculosis y otras 40 millones de personas lo hicieron enfermos de Sida el año pasado. Además, hay 34 millones de personas que viven con el VIH en el mundo y sólo 10 millones de ellos están bajo tratamiento. Sin el FM no será posible encontrar y dar tratamiento a los restantes 24 millones, lo cual debería ser una prioridad mundial si no se quiere que la epidemia continúe creciendo.

Según los cálculos realizados por las organizaciones e instituciones implicadas en esta lucha, el Fondo Mundial necesita 15.000 millones de dólares entre 2014 y 2016 para poder acercarse al punto de inflexión del VIH/Sida, la tuberculosis o la malaria. De no conseguirlo, muchos de los proyectos existentes no podrán continuar y los nuevos no podrán ver la luz. Una situación similar ocurrió en 2011, cuando muchos de los donantes retrasaron sus desembolsos comprometidos e incluso algunos otros, como Italia y España cancelaron sus contribuciones al FM.

Es por ello que AHF (AIDS Healthcare Foundation), la mayor organización en el mundo sin fines de lucro de lucha contra el VIH/SIDA, expresa su preocupación y llama a los líderes del G20 a hacerse responsables de esta situación para que asignen los recursos necesarios para que se sigan salvando millones de vidas.