Inicio Empresas y Negocios Pesimismo entre los empresarios

Pesimismo entre los empresarios

Si los negocios y la economía dependieran solamente de las expectativas que tengan los empresarios, pues entonces la Argentina vería cómo su actividad habría entrado en un fuerte descenso.

Según los resultados de la duodécima edición del Barómetro de Empresas, que elabora la consultora Deloitte, la visión de los empresarios respecto de la macroeconomía se deterioró en relación con las cifras que se habían registrado en la encuesta anterior.

Apenas un 5% de los consultados dijo que la economía se encuentra actualmente en una mejor posición que un año atrás. Esa pequeña proporción fue menor, incluso, que la que arrojó la muestra anterior, que fue de un 6,4% y que se desarrolló en julio pasado. Un 10,9% sostuvo que no hubo cambios en la situación económica y un abrumador 84% respondió que empeoró la economía desde el año pasado.

En cuanto a las perspectivas sobre el futuro de la situación económica, la percepción general sufrió un leve deterioro en relación con los resultados recabados durante julio pasado. En esta oportunidad, un 5,9% de los participantes cree que la situación económica seguirá mejorando mientras que hace tres meses esa proporción era del 15,7 por ciento.

Por su parte, el 67,2% de los encuestados estimó que la situación económica empeorará en los siguientes 12 meses. Cabe destacar que el 65,4% se inclinó por esta opción durante la anterior edición de la encuesta.

El trabajo de Deloitte se realizó durante octubre de 2008. “Hay que tener en cuenta que las respuestas de los consultados se recolectaron durante el pico de tensión en los mercados, producto de la crisis financiera internacional”, dice el documento.

En cuanto a la evolución del desempleo, el 5,9% sostuvo que se produjeron avances en la reducción del desempleo en los últimos 12 meses, mientras que un 55,5% estimó que no hubo cambios y un 38,7% se inclinó por un deterioro.

En línea con los resultados obtenidos en ediciones anteriores de la encuesta, los avances en términos de disponibilidad de crédito durante el último año han sido, a los ojos de los participantes de la encuesta, menos evidentes.

En esta oportunidad, mientras que para un 23,5% de los consultados la disponibilidad de crédito no se modificó en el último año, un 76,5% consideró que ésta se había contraído.

Las percepciones también fueron negativas cuando se indagó sobre los avances realizados en términos de clima de inversiones. En este aspecto, un 20,2% se inclinó por una situación de estabilidad. El 77,3% de los empresarios sostuvo que empeoró.

Tampoco hubo optimismo cuando los empresarios y ejecutivos fueron consultados sobre la visión hacia adelante. El 66,1% de los encuestados espera que el desempleo aumente en los próximos 12 meses, mientras que un 30,5% no espera cambios y un 3,4% estima que el indicador bajará.

“Las perspectivas en cuanto al clima de inversiones durante el próximo año siguen sin ser positivas”, relata el documento de Deloitte. Sólo el 7,6% estimó que mejorará, al tiempo que el 61,3% se inclinó por un deterioro.

Y si las expectativas económicas están mal, lo más probable es que las empresas sufran. Por eso es que tampoco la visión sobre los negocios mejoró cuando las preguntas se dirigieron a las compañías. Según el 22,9% de los participantes que respondieron la encuesta, la situación general de su empresa mejoró en el transcurso del último año. Sin embargo, el 30,5% la estimó igual y el 46,6% sostuvo que se produjo un deterioro. En la encuesta anterior, que se realizó en pleno conflicto entre el Gobierno y el campo, esta cifra llegaba a 47,2 por ciento.
Más capacidad productiva

Un tercio de los consultados (30,8%) respondió que la capacidad productiva de su empresa aumentó en el transcurso del último año, mientras que el 67,3% sostuvo que se mantuvo sin cambios.

A la hora de saber qué pasará con la capacidad de la empresa, el 22,1% de los empresarios estimó que los límites de producción de su empresa se expandirán durante los siguientes 12 meses, mientras que el 73,1% consideró que se mantendrán sin cambios.

El soplo de optimismo recién llega con las preguntas que se refieren a la producción de sus empresas: el 31,1% se inclinó por contestar que la producción de su empresa se expandirá en los próximos meses y sólo el 16,1% piensa que va a caer. El resto dijo que no cambiará.

Tal el escenario que describen los empresarios, parecería imposible que las compañías mantengan sus ganancias. Y de hecho, no las han mantenido. “Un 56,3% de los consultados explicó que la rentabilidad de su empresa se redujo en el último año, mientras que un 53,8% estima que la rentabilidad seguirá cayendo en los próximos 12 meses”, confirmó el estudio.

“La mayoría de los encuestados (61.0%) -agregó- no piensa ampliar su dotación de personal en el próximo año, al tiempo que un 13,6% piensa aumentarla. Para un 25,4% de los empresarios que participaron del estudio, la cantidad de personal que desempeña funciones dentro de su compañía disminuirá en el transcurso del próximo año.”

Más allá de los problemas globales y de la crisis financiera que acorrala a las principales plazas financieras del mundo, los hombres de negocios consideran que los problemas domésticos son los más complicados. “Los empresarios consideran por lejos que la inflación es el factor más amenazante para la estabilidad económica en los próximos meses, con un 37,3% de las opiniones. Dada su actualidad, la caída en el precio internacional de las commodities (especialmente aquellos de naturaleza agrícola) ocupó el segundo lugar con un 25,4% de las respuestas.”

La crisis financiera global acaparó el 23,7% de las respuestas. “Así, los temores de los empresarios frente a los reclamos salariales quedaron eclipsados por los riesgos que trae aparejada la crisis financiera y la disminución en el valor internacional de las commodities “, concluyó el trabajo.

84%
expectativas económicas

* Es el porcentaje de los encuestados que respondieron que la situación económica se deterioró frente al año pasado.

76,5%
acceso al crédito

* Es el porcentaje de empresarios que respondieron que la disponibilidad de financiamiento se había deteriorado.

66,1%
Empleo

* Es el porcentaje de respuestas que consignaron que el desempleo aumentará en los próximos 12 meses.

37,3%
Aumento de precios

* Es el porcentaje de consultados que sostuvieron que la inflación es la principal amenaza que tiene la economía.