Inicio Logística Por la crisis, la facturación de empresas del sector logístico se desplomó...

Por la crisis, la facturación de empresas del sector logístico se desplomó hasta 50 por ciento

La logística y el transporte de cargas conforman un complejo eslabón dentro de la cadena integrada por agro, industria, retail y consumidores.

Y en este contexto de crisis internacional, con una marcada contracción en los niveles de consumo en el mercado interno, y una desaceleración del comercio exterior, cada vez menos empresas pueden escapar del “efecto dominó” que provoca el crac.

Dentro de las numerosas ramas de la industria logística, la del autotransporte de cargas es la más perjudicada, ya que luego de padecer la crisis entre campo y Gobierno, ahora se ven golpeados por la decisión de los productores locales de guardar unas 10 M de toneladas de granos a la espera de mejores precios.

En la misma línea, la desaceleración de la industria y el enfriamiento en el intercambio con Brasil, el mayor socio comercial de la Argentina, teminó de poner en jaque a las empresas que transportan manufacturas industriales.

De hecho, en noviembre pasado las exportaciones al país vecino experimentaron una caída interanual del 6%, revirtiendo de este modo el importante crecimiento de las ventas, que acumulaban una tasa promedio del 38%. Según Abeceb.com, “no se observaba una caída interanual similar desde febrero de 2004”.

Al respecto, Silvia Sudol, gerenta de la Asociación de Transportistas Argentinos de Carga Internacional (ATACI), explicó a iProfesional.com que “la situación es cada vez más difícil. Desde el 15 de noviembre hemos notado una caída del 50% en los niveles de actividad”.

El del autotransporte internacional es un termómetro que responde de manera automática a las variaciones de los flujos comerciales, ya que es uno de los actores claves en intercambio con países de la región.

Según datos de ATACI, por el paso fronterizo Paso de los Libres- Uruguayana pasan unos 42.000 camiones mensuales promedio.

Los mismos cubren los mercados de Argentina y Brasil, pero también utilizan el corredor bioceánico, es decir, la ruta que une el polo industrial de San Pablo con los puertos Chilenos de Valparaíso o San Antonio.

De ese total, 12.600 usualmente corresponden a tráficos realizados por empresas radicadas en la argentina. Sin embargo, en los últimos 30 días ese número se vio reducido a poco más de 6.000.

De este modo, las empresas se vieron obligadas a desafectar unidades, que permanecen estacionadas en los playones a la espera de una mayor actividad.

“A partir de mediados de noviembre comenzaron a cancelarse todo tipo de contratos. Desde los que iban de los seis meses hasta los que estaban vigentes para todo 2009”.

Sudol agregó que los sectores más afectados y que cada vez están demandando menos servicios de transporte son los vinculados con la computación y el software y la industria textil.

Antes esta situación, las empresas decidieron suspender inversiones: “la gran mayoría está reevaluando sus planes de inversión para 2009 y nadie va a tomar una decisión hasta principios de abril”, explicó la directiva.

En la misma línea, desde la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), confirmaron que 2008 no fue un año positivo y que 2009 puede ser aún más complejo.

Como para comprender las dificultades que atravesó el sector, basta saber que la intención inicial de la entidad era que el sector incorporara casi 100.000 camiones nuevos.

Sin embargo, con caídas en la facturación que fueron del 30 al 50%, las empresas adquirieron tan solo una cuarta parte.

En diálogo con iProfesional.com, Mauro Sperperato, presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG), “no hay una respuesta sobre lo que va a venir en 2009, la verdad es que uno vive el día a día. Nadie sabe qué va a pasar. Lo que tratan de hacer las empresas ahora es trazar escenarios y en algunos casos se están manejando los más pesimistas”.

En este contexto, el directivo sostuvo que “el tema de los cuellos de botella por el boom de actividad quedó en el pasado”.

“Después de cinco años de crecimiento sostenido y de priorizar la operación, vamos a tener un año donde vamos a poder trabajar internamente con los equipos en capacitación para cuando salgamos de la crisis”, agregó.

Se despide un jugador clave
En lo que respecta al área de logística, almacenamiento y distribución, el negocio recibió una noticia de alto impacto al conocerse la decisión de Ryder de discontinuar las operaciones en la Argentina y también poner fin a las actividades en Brasil y Chile, con el objetivo de ahorrar unos u$s36 millones anuales.

Una de las principales razones es que el 45% del negocio de la compañía en estos países de la región estaba sostenido por la industria automotriz, una de las “víctimas” del crac.

Fuentes del sector confirmaron a iProfesional.com que “la noticia no es buena. Se trata del cuarto jugador más importante de esta industria en el país, detrás de Andreani, GEFCO y Exologística”.

Ryder Argentina tiene sus oficinas centrales en el partido bonaerense de San Isidro y tiene como clientes a grandes empresas como Arcor, Nestlé, Kraft, General Motors y Goodyear.

A través de un comunicado enviado a la prensa, la casa matriz explicó que “las iniciativas incluyen descontinuar las actuales operaciones en varios mercados internacionales y eliminar puestos de trabajo principalmente en EE.UU., para alinear los costos de acuerdo con los niveles de negocio actuales y los que se prevén”.

“Estos pasos permitirán a la compañía enfocarse en mejorar la competitividad y el crecimiento de sus ofertas de servicio en EE. UU., Canadá, México, el Reino Unido y Asia”, y así eliminar sus planes de negocios en el Mercosur ampliado.

“Aunque las decisiones que hemos tomado han sido difíciles, especialmente en cuanto a los empleados y clientes afectados, creemos que estas son medidas necesarias y responsables para ayudar a asegurar un sólido futuro para Ryder, para sus empleados, clientes e inversionistas”, explicó desde Miami Grez Swienton, CEO de la empresa logística.

Donde hay perdedores, hay ganadores
La partida de un verdadero “tanque” como Ryder, si bien genera preocupación, también abre una nueva ventana a otras empresas, especialmente a las de capitales nacionales, que no están merced a los requerimientos de fondos de las casas matrices.

“Puede ser que se retiren más jugadores del mercado. Esto puede ser una noticia positiva para algunos”, sostuvo Sperperato, quien agregó que “por eso tenemos muchas lecturas: hay quienes piensan que es el momento para invertir, mientras otros van a sufrir la crisis”.

Una oportunidad para ganar mercado
En este contexto, Ignacio Rey Iraola, director de SAF S.A., un grupo empresario que provee servicios logísticos desde hace tres décadas, sostuvo que “hay operadores que se están viendo afectados porque tienen sus casas matrices en otros países y les restringen el crecimiento. Por eso creemos que los operadores con nuestro perfil creemos tenemos una oportunidad muy grande invirtiendo y ganando más mercado”.

Al respecto, agregó que “son estrategias a nivel global. Esto genera que para algunas empresas la Argentina sea la prioridad cien, pero nuestra estructura hace que para nosotros sea la prioridad uno”.

La empresa acaba de inaugurar un depósito de 2.500 m2 de categoría “world class” en San Luis y firmó un acuerdo para levantar, a lo largo del primer semestre de 2009, un depósito adicional de 10.000 m2. Por otra parte, tiene en carpeta ampliar sus instalaciones en Córdoba.

Ahora, ¿por qué invertir mientras otros se retiran? Según Rey Iraola, “la logística al ser un servicio tercerizado tiene algunas características especiales que hacen que las crisis tengan sus puntos positivos”.

El directivo explicó que al ser un área de soporte y no ser un negocio principal, las empresas que necesitan mover carga tratan de minimizar sus inversiones en depósitos y operaciones anexas.

“La tercerización, por eso, pensamos que puede profundizarse. Tal vez te bajan los volúmenes puntuales de algunos clientes, pero el negocio en general se va a ver fomentado. Ahí tenemos una ventaja”, reflexionó.