Inicio Bon Vivir Turismo Potrero de los Funes y Trapiche, entre el encanto de las sierras

Potrero de los Funes y Trapiche, entre el encanto de las sierras

Compartir

La villa Potrero de los Funes, junto a un gran lago, y El Trapiche, a orillas de un río serpenteante, son dos excelentes destinos turísticos cercanos a la ciudad de San Luis.

Potrero de los Funes reúne entre quebradas, arroyos y saltos de agua, el paisaje de las serranías y el ambiente lacustre.

Los senderos que rodean la villa son ideales para caminatas, cabalgatas, expediciones en bicicleta y escaladas, mientras que en el enorme lago se realizan paseos en veleros y canoas, es decir, embarcaciones sin motores, y todos los deportes naúticos.

En las orillas del lago se encuentran hosterías y complejos de cabañas, predios arboladas donde hay campings bien equipados, balnearios y locales gastronómicos.

Y la pesca en el lago es uno de los atractivos que convoca a los deportistas del silencio durante todo el año, no sólo de nuestro país, sino también de Europa y los Estados Unidos.

QUEBRADA DE LOS CONDORES
El primer impacto visual de este circuito, yendo desde la capital puntana, lo brinda la Quebrada de los Cóndores, que tiene paredones de roca de 300 metros de altura, farallones graníticos que caen verticalmente hacia ambos costados de la ruta y que convocan a escaladores experimentados.

Esta quebrada, donde hace muchísimos años moraban los cóndores, que nadie sabe explicar hacia donde migraron, es la soberbia puerta de entrada al valle, un lugar donde es conveniente detenerse para escuchar el silencio.

Ya en los alto de las sierras se realizan varias excursiones con guías, entre ellas al Salto de la Moneda y al Salto Arco Iris, dos magníficas caídas de agua.

Esa es la zona del camino de montaña de 11 kilómetros que cruza las Sierras de San Luis, de este a oeste, y que une a la villa de Potrero de los Funes con la Ciudad de la Punta, en cuyo trayecto se observan panorámicos paisajes de la serranía sanluiseña.

Ese camino también vincula tres importantes sitios religiosos de la provincia, como el de los Monjes Ermitaños, situado en lo más alto del camino, en el paraje El León Colgado; el Monasterio de las Monjas Benedictinas, en el Suyuque Nuevo, y la Villa de la Quebrada.

Esta villa reúne desde hace muchos años a numerosos fieles que llegan para adorar la imagen de un milagroso cristo cuyo rostro aparece como tallado en el hueco del tronco de un árbol.

TRAPICHE
La historia de la villa turística El Trapiche cuenta que en 1792 sus habitantes construyeron un trapiche para pulverizar el oro en bruto que se extraía de la mina La Carolina, que finalmente terminó siendo el nombre del lugar.

Junto al río Trapiche, que corre encajonado por laderas arboladas con sauces, pinos, mimbres y álamos, hay pequeños hospedajes y residencias de descanso de los puntanos, con pintorescos puentes peatonales que comunican ambas riberas.

En el mismo circuito, un poco más adelante, están los parajes Siete Cajones y Río Grande, donde enormes rocas forman piletas naturales, y también el Dique Antonio Esteban Aguero, a orillas de ese río.

LLANOS Y LAGUNAS
Por otra parte, los llanos y lagunas se alternan en el sur de la provincia de San Luis, donde las planicies se confunden con innumerables espejos de agua en medio de llanos y médanos, que crean pequeños paraísos en los que se refugia la más rica expresión de la flora y fauna autóctonas.

Este circuito de contacto directo con la naturaleza está conformado por aproximadamente 180 lagunas con superficies que oscilan entre 30 y 100 hectáreas, con profundidades de entre dos y más de 10 metros.

En las lagunas, que contrastan con el verde de los llanos, se puede pescar y, en su entorno, realizar avistaje de aves y venados en su hábitat natural.

Esta conjunción de agua, médanos y pastizales también es óptima para el turismo alternativo, la práctica de caza menor, safaris fotográficos y aventuras, además de brindar una oportunidad para el descanso.

La actividad por excelencia es la pesca, caracterizada por el tamaño de sus pejerreyes, y también se puede optar por la caza, en importantes cotos, con ejemplares autóctonos y exóticos.

Villa Mercedes, a 95 kilómetros al este de la capital puntana, es la segunda ciudad de la provincia y popularizada por su Calle Angosta (“la de una vereda sola”) y puerta de acceso a las inmensas planicies del sur, con innumerables espejos de agua.

Otros atractivos para el turista son el cerro El Morro, con su peculiar formación de origen volcánico, apto para trekking, y el pueblo de San José del Morro, situado al pie de esa elevación, con una de las iglesias más antigua de la región y un museo de arte religioso.

DATOS UTILES

Rutas y distancias
Entre la ciudad de San Luis y Potrero de los Funes hay 17 kilómetros que se transitan por Ruta Nacional 7, que en esa provincia es autovía. De la capital punta a El Trapiche hay 44 kilómetros por Ruta 7 y luego la provincial 9.

De Potrero de los Funes a El Trapiche median 27 kilómetros por la ruta provincial 9.

Alojamiento
En el lago de Potrero de los Funes, el costo promedio de una habitación doble en una hostería es de 130 pesos con cochera y desayuno, por día, mientras que el de una cabaña para cuatro personas es de 300 pesos diarios.

En El Trapiche, los precios de hosterías y cabañas son entre un diez y un quince por ciento más baratos que en Potrero de los Funes.


Fuente: El Día

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?