Inicio Empresas y Negocios Pymes: una solución al problema de la financiación

Pymes: una solución al problema de la financiación

Compartir
Por: Guillermo Busso, socio director de Grupo Fimaes

Las pequeñas y medianas empresas son el motor de crecimiento de los países y juegan un importante papel en el desarrollo económico. El problema histórico que presentan estas compañías es la falta de financiamiento para el desarrollo y crecimiento.

El pago de alquileres, sueldos de empleados, cargas sociales, IVA y otros gastos fijos a los que debe enfrentarse una empresa mes a mes hace que la liquidez de caja sea necesaria y muchas veces escasa. A la vez, también es necesario tener liquidez para reinvertir en la empresa y analizar diferentes propuestas para hacer crecer el negocio. Una buena opción para dar solución a este problema de falta de liquidez que no encuentra respuesta de manera sostenida en los bancos es el Factoring.

¿Pero por qué a las Pymes les cuesta tanto tener liquidez de caja? La ecuación es simple de comprender: se compra y exige el pago a corto plazo y se cobra a largo. Pensemos en una empresa que fabrica escobas y tiene como proveedor a una gran empresa que le vende solo al contado y, por otro lado, tiene como cliente principal a una importante cadena de supermercados que le paga a 90 días.

La realidad es que hay desfasaje muy importante entre el pago y el cobro lo que reduce considerablemente la liquidez de la empresa y sin embargo la empresa tiene un importante activo durmiendo en el cajón de la administración que son esas facturas a pagar.

Este sistema resuelve el problema. El factoring consiste en transformar esos activos como cheques, facturas y otros documentos por cobrar en recursos líquidos inmediatos. Pero además, a partir de ese momento es la empresa que realiza el factoring la que se encargará de la cobranza a los deudores lo que también aliviará al área administrativa de la pyme, que según el tamaño que tenga, muchas veces está a cargo del dueño que termina ocupándose de todo el negocio y podrá ofrecer también financiamiento de acuerdo a su desarrollo.

¿Por qué las Pymes? Estas compañías están especialmente predispuestas a propuestas de este tipo, ya que las recurrentes crisis financieras de los últimos años, les han ocasionado graves problemas de caja al dejarlas sin financiamiento de manera abrupta. Hoy la mayoría de las empresas Pymes valoran mucho contar con financiamiento confiable y buscan entidades que sean capaces de acompañarlas en su crecimiento ofreciéndoles distintos productos a medida que los necesiten.

Las operaciones de Factoring tienen como principal ventaja para quien las financia, que al administrar la cartera de cuentas a cobrar de su cliente, conoce muy bien el desarrollo de su negocio, su crecimiento, sus principales clientes y sus posibles problemas originados por créditos morosos o incobrables.

Por otra parte, para la empresa Pyme es una línea ideal, al permitirle incrementar su capacidad de financiar su operatoria a medida que crecen sus ventas.

Claro que para acceder a esta alternativa de financiamiento es necesario pasar una etapa de evaluación de los montos, cantidad de facturas a cobrar – no es lo mismo tener facturas de tres cadenas de supermercado a tener cientas de pequeños negocios- y capacidad de respuesta de los clientes, como también la acreditación de estados de situación, informes comerciales sin antecedentes y la existencia de un negocio con una antigüedad mínima exigida, requisitos básicos a la hora de acceder a este servicio.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?