Inicio Salud y Belleza S.O.S. ¡Empezaron las clases!

S.O.S. ¡Empezaron las clases!

Por: la Lic. Marisa Russomando, Psicóloga, Directora del espacio La Cigüeña

Por empezar tenemos que hacer una diferenciación: no es lo mismo hablar de los niños que recién se escolarizan, que de aquellos que continúan un proceso que ya venía funcionando. Pero también debemos hacer una distinción entre los que cambian de ciclo.

Tanto los que empiezan la escuela como los que cambian de ciclo están inaugurando una nueva etapa. Esto tiene consecuencia tanto en los chicos, que tienen un montón de situaciones nuevas a las que adaptarse , registrando el día a día su propio crecimiento, como en los padres. Porque en paralelo a lo que sienten los chicos, está lo que sienten los padres. Una nueva etapa les pone frente a sus ojos el crecimiento de sus hijos y también su propio crecimiento. Suele ser un momento emotivo y de mucha movilización tanto para grandes como para chicos.

Por eso suele ser una etapa llena de expectativas. Están aquellos que esperan que la escuela crie a sus hijos y aquellos que hicieron todo un proceso de selección de la institución pensando en el desarrollo potencial de sus hijos. Por eso hay tanta ansiedad, porque consideran que es la base del futuro éxito de los chicos. Hay que ser muy cuidadosos de no transmitirle ese sentimiento a los chicos.

Algunas medidas que tomar:

A tomar nota para el próximo año: Lo ideal es empezar a tomar medidas antes de iniciar las clases estableciendo rutinas para que los chicos vuelvan a incorporar la idea de los horarios de orden, higiene, comida y sueño. También es bueno preparar los materiales con anticipación, lo que demuestra el compromiso con la familia con aquello que va a suceder cuando las clases comienzan.

Durante los primeros días de clases los chicos están en un periodo de adaptación a la situación novedosa. Los papas deben manifestarse lo mas seguros posibles. Si estamos ansiosos, angustiados, hay que intentar que esto no le llegue a los chicos. La idea es transmitir que mamá y papá buscaron el mejor lugar posible para que ellos puedan desarrollarse. La seguridad ayuda a la buena adaptación Además, es importante ayudarlos a cumplir una rutina escolar. Por ejemplo: regreso a caso, descanso y merienda. También es positivo que se respeten los mismos horarios, en el mismo orden. Lo esperable es que esta rutina se repita siempre teniendo presente que las rutinas ayudan a que los chicos se adapten fácilmente al saber con anticipación cómo sigue su día.
Es importante disponer de un espacio tranquilo en casa para realizar las tareas y al estudio. Por eso, es indispensable pensar de antemano qué espacio se les va a brindar. A veces el comedor es cómodo porque esta a mano el niño, pero a la vez es un espacio en el que es muy interrumpido. Quizás es mejor armarles un rincón en su propia habitación o en algún lugar donde puedan estar tranquilos y sin interrupciones.

Hay que tener presente que la idea es generar chicos independientes y autónomos en la tarea escolar. Están los papás que se sientan todos los días al lado de los chicos pero lo mejor es que a medida que los chicos crecen, se les vaya danto espacio para que asuman sus propios compromisos e incorporen el sentimiento de la responsabilidad.

Si los chicos comienzan un nuevo ciclo, no hay que esperar que los hijos se acomoden fácilmente a la nueva rutina, a la nueva estructura.

Es importante ayudarlos a fortalecer los vínculos entre pares. Por ejemplo: generando una propuesta de merienda con amigos en casa o algún programa extraescolar que favorezca este lazo.

Por último, supervisar las tareas escolares y el estudio, ayudarlos en las dificultades y no olvidar festejar los nuevos logros.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?