Inicio Eventos y Lanzamientos Eventos Shell Helix y Audi defienden con éxito el título de DTM

Shell Helix y Audi defienden con éxito el título de DTM

El más extenso programa de automovilismo en la historia de AUDI AG es, también, actualmente, el más exitoso: luego del triunfo en las 24 Horas de Le Mans y de ganar el título en la serie Le Mans en América del Norte y Europa, Timo Scheider, con una victoria en la final en Hockenheim consiguió, también, el título en el DTM. Esto significa que, por primera vez desde 1990/1991, Audi defendió con éxito su título en la más popular serie de carreras de autos internacional. Además, con ocho pole positions y seis victorias, el nuevo Audi A4 DTM lubricado con Shell Helix Ultra y fue, en su año de debut, el auto más exitoso de la temporada y, por lo tanto, superior a la Clase C de Mercedes-Benz.

“Sinceras felicitaciones a Timo Scheider y a todo el equipo Audi. Su desempeño, coherencia y sus firmes nervios hacen de Timo un digno campeón que emociona a los aficionados esta temporada”, dijo Rupert Stadler, Presidente del Consejo de Administración de AUDI AG, que presenció la final en Hockenheim, desde los pits de Audi Sport Team Abt Sportsline. “Este triunfo en el DTM corona lo que ha sido un buen año para los deportes de motor Audi, en el que – además de la victoria en las 24 Horas de Le Mans – hemos podido celebrar los títulos en la Serie Americana y Europea de Le Mans. Durante el transcurso del año y, en particular, aquí en Hockenheim, Timo y Paul di Resta nos entregaron un emocionante automovilismo. Esto nos hace muy felices. El Audi A4 fue imbatible durante esta temporada de DTM y ha llegado a la clasificación desde la primera hasta la última carrera. Ya estamos esperando con interés la oportunidad de defender el título en la próxima temporada”.

Richard Bracewell, Gerente de Marketing Global de Shell Helix comentó: “En nombre de Shell Helix, felicitaciones a Timo y a todo el equipo de Audi Sport. Timo manejó supremamente bien todo el año, ganó un emocionante Campeonato de fondo y merece su título”.

“Estamos encantados por el excelente rendimiento del Shell Helix Ultra en el motor del A4 DTM. Por mas de1800 kilómetros de carrera, el lubricante limpió y protegió el motor. Audi Sport sabía que su motor estaba en buenas manos, dejándoles a ellos concentrarse en ganar el título”.

Enfrente de una multitud récord de 165.000 espectadores Timo Scheider aguantó la presión de su rival Paul di Resta y con un impecable manejo logró el primer título de DTM en su carrera. Con un comienzo perfecto, Scheider definió el duelo contra Paul di Resta a su favor. El conductor Audi superó a su rival por el título y después logró mantenerlo a raya, aunque Timo Scheider contaba con un conjunto menos de neumáticos para la carrera que di Resta.

Paradas en boxes – realizadas con la mayor rapidez, como de costumbre – y una perfecta estrategia le permitieron a Scheider mantener el liderazgo durante toda la carrera y, al final, cruzar la línea de meta como vencedor, con 3.062 segundos de ventaja sobre su principal competidor. De esta forma se consagró como nuevo Campeón del DTM.

Sin embargo, la escuadra Audi Sport Team Abt Sportsline realizó una importante hazaña en el tablero. Después de que Scheider golpeara fuertemente con un bordillo la placa base del motor en la clasificación del sábado, causando que su GW: plus/Top Service Audi A4 DTM saltará cinco metros, los mecánicos desmantelaron totalmente el automóvil y cambiaron el motor por razones de seguridad – lo cuál está permitido en la DTM una vez al año sin ningún tipo de penalidad – Posteriormente, reensamblaron el auto por completo en las primeras horas de la mañana. A las 3:45 a.m. el A4 estaba de vuelta. Menos de doce horas más tarde, Scheider logró el título de campeón.

El segundo mejor conductor de Audi en Hockenheim fue Tom Kristensen, quien realizó una impresionante recuperación del séptimo al quinto lugar y en la fase final, incluso, alcanzó a los tres Mercedes-Benz de Paul di Resta, Jamie Green y Bruno Spengler que corrían por delante de él.

Con el séptimo lugar en la carrera, el Campeón del año pasado, Mattias Ekström garantizó el tercer lugar en la clasificación general. El sueco, que había comenzado en el primer lugar, dio paso a su compañero de equipo Timo Scheider después del inicio y, en la primera vuelta, cayó al cuarto lugar debido a una pelea con Paul di Resta y Jamie Verde. Más tarde, una penalidad stop and go fue impuesta contra el sueco porque su Red Bull Audi A4 DTM no estaba situado correctamente en la grilla de partida.

Con Martin Tomczyk acabando octavo, los cuatro conductores de Audi Sport Team Abt Sportsline sumaron puntos en la final.

Al igual que en la calificación, Mike Rockenfeller, quien finalizó noveno, fue el mejor conductor de coche desde el año pasado. Oliver Jarvis y Alexandre Prémat ocuparon los lugares 10 y 13. Markus Winkelhock y Christijan Albers en la segunda vuelta se convirtieron en las víctimas de un fracasado ataque de Mathias Lauda, conductor de Mercedes-Benz y Katherine Legge dañó su A4 en una colisión con Susie Stoddart.