Inicio Empresas y Negocios Textiles piden que se amplíe el ahorro de energía

Textiles piden que se amplíe el ahorro de energía

Compartir

Los industriales del sector textil pidieron hoy medidas para sortear sin más sobresaltos la crisis energética, y estimaron que es necesario plantear un plan de uso racional para el resto de los consumos que no sean los industriales, es decir, el de los hogares y el público.

Según explicaron, la industria representa sólo el 30% del consumo energético del país y el resto, tanto usuarios domiciliarios como sectores público y privado, representan el 70%.

“No puede aplicarse una restricción de 100 por ciento para un solo sector y para el resto nada”, coincidieron referentes del sector en la Tercera Convención de la agroindustria textil de indumentaria y diseño de la Protextil 07, que organiza la fundación Pro Tejer.

Así, el vicepresidente de la Cámara Argentina de la Indumentaria y de la Unión Industrial Argentina, José Ignacio de Mendiguren, remarcó la necesidad de “hacer un uso racional de la energía hasta que, recién a fines de 2008, las nuevas inversiones en el sector energético entren en funcionamiento”.

En tanto, Mariano Kestelboim, economista de la Fundación Pro Tejer, señaló que “en el corto plazo los problemas están presentes, pero no va a haberlos en el mediano y largo plazo”.

Además, afirmó que “el costo de la energía se encarecerá, ya que hoy cuesta la mitad que en Bolivia y casi tres veces menos que en Brasil, por ejemplo”.

Al respecto, Ricardo Rozemberg, de la Agencia Nacional de Desarrollo de Inversiones, explicó que “Argentina no tiene un problema estructural de largo plazo en el sector energético”.

“La buena noticia es que hay un programa de obras de mediano aliento que están en marcha, pero este año la naturaleza nos jugó en contra y la duda es si nos va a ayudar de acá hasta que las obras estén en funcionamiento, es decir, sin temperaturas extremas, ya que este fue el invierno más frío en los últimos 45 años”, dijo Rozemberg.

Contra China. El economista de la Fundación, Mariano Kestelboim, alertó sobre la amenaza que significa el continuo aumento de las importaciones textiles, que a fin de este año se proyectan por encima del récord de la convertibilidad, de 1.170 millones de dólares en 1998.

“Las importaciones de China crecieron en sólo cuatro años 934 por ciento y en el último semestre 145 por ciento, y se concentran en el sector de indumentaria”, dijo el especialista.

Como contrapartida, añadió, “el crecimiento de las exportaciones de bienes industriales del sector textil fue de 30 por ciento en 2006 respecto a 2002”.

El economista destacó además la necesidad de mantener un tipo de cambio competitivo y la consolidación del proceso de sustitución de importaciones.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?