Inicio Salud y Belleza Textneck, cuando el celular te pasa factura

Textneck, cuando el celular te pasa factura

Por: Marcelo Barroso Griffiths (Matrícula 9784) Quiropráctico AQA

El (textneck) “cuello de texto” es la traducción elegida para describir el dolor del cuello, cabeza y hombros, causado por la posición hacia delante y hacia abajo de estas partes de nuestro cuerpo, que ejercen una fuerte presión sobre la columna vertebral. Registra su origen en la adicción a los teléfonos celulares y demás aparatos tecnológicos, con los que interactuamos diariamente.

Podemos decir que lo sufren los adictos a la tecnología, porque tiene relación directa con la cantidad de tiempo que las personas pasan con el móvil o cualquier otro dispositivo en la mano, revisando distintos contenidos.
Esta postura antinatural puede llegar a alterar la curvatura original de la columna vertebral, evitando que podamos corregirla, en los peores casos. De este modo, el uso tecnológico en exceso está resultando muy peligroso para el cuerpo humano.

Con la cabeza agachada
La cabeza humana pesa alrededor de 6 kg, y a medida que el cuello se inclina hacia delante y hacia abajo, el peso en la columna cervical comienza a aumentar.

Los usuarios de celulares pasan un promedio de dos a cuatro horas por día inclinados, y entre sus actividades principales incluyen leer e-mails, enviar mensajes de texto o controlar las redes sociales.

Esa es la carga que viene con la mirada en un teléfono inteligente, y son millones de personas las que los usan todos los días. Es tan común que eso suceda a nuestro alrededor, que apenas reparamos en el hecho de que el mundo tiene la cabeza hacia abajo, casi constantemente.

Con el tiempo, esta mala postura puede dar lugar a principios de desgaste en la columna vertebral; provocando la degeneración e incluso cirugía.

Como la cabeza y el cuello se mueven hacia delante, se ejerce mucha presión sobre la columna vertebral. Esto puede alterar su curvatura original, y a la vez causar cambios en los ligamentos, tendones, músculos, así como en los segmentos óseos.

Si bien es casi imposible evitar que las tecnologías nos causen ciertos problemas, podemos hacer un esfuerzo para mirar los teléfonos con una columna en posición neutral y evitar pasar muchas horas encorvados, cada día. Si ubicamos el dispositivo a la altura de los ojos, no tendremos necesidad de doblar el cuello.

Efecto tecno
El uso desmedido de la tecnología nos puede provocar:

  • Disfunción respiratoria, debido al dolor crónico que los pacientes experimentan alrededor del cuello.
  • Pérdida de la capacidad vital de los pulmones hasta en un 30%. La respiración deficiente podría originar alguna enfermedad cardíaca o arterial.
  • Todo el sistema digestivo se ve comprometido por la postura incorrecta del cuerpo. El intestino grueso es uno de los principales afectados, provocando problemas de evacuación.
  • Disminución de la fuerza muscular y respiratoria.
  • El “cuello de texto” aplana la curva normal del cuello, lo que estimula la compresión del disco, originando osteoartritis temprana.
  • Fuertes dolores a causa de la tensión muscular prolongada, y aparición de hernias de disco o compresión de los nervios de la columna.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?