Inicio Negocios Tipo de cambio alto no garantiza exportaciones

Tipo de cambio alto no garantiza exportaciones

La ventaja cambiaria no es suficiente para alentar las exportaciones, ya que esa medida debe ser acompañada de un proceso de inversión y de tecnificación que incremente la productividad, según estimaciones privadas

La consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) estimó que si bien la devaluación posibilitó la sustitución de importaciones industriales, “no logró la expansión exportadora”

Según la entidad, un tipo de cambio competitivo no es suficiente para alentar las exportaciones, ya que esa medida debe ser acompañada de un “proceso de inversión y de tecnificación que incremente la productividad y la eficiencia de los procesos industriales, para obtener ganancias en competitividad”.

Para el IES, el crecimiento en los valores de las exportaciones argentinas con posterioridad a la devaluación de 2002 “no fue un fenómeno aislado, sino que estuvo inserto en un fuerte incremento global del comercio internacional, a favor de las excepcionales condiciones en cuanto al desarrollo de la economía mundial en el período”.

“Ello se comprueba observando que las exportaciones argentinas crecieron menos que las de la región y menos que el conjunto de las exportaciones mundiales”, advirtió la consultora, en su informe semanal.

En ese sentido, el trabajo puntualizó -en base a datos del INDEC- que las exportaciones mostraron un mayor dinamismo en la ‚poca de auge de la convertibilidad (1992 a 1998) respecto de la que sigue a la devaluación.

En efecto, indicó entre 1992 y 1998 el valor total exportado creció un 116% contra un 75% entre 2001 y 2006.

Y añadió que la diferencia es m s marcada si se toma la evolución en cantidades, que fue del 115% y 37,5%, respectivamente.

IES señaló además que la composición del incremento en las cantidades exportadas “resalta a dos grandes rubros como los principales factores dinámicos del comercio: los alimentos, las grasas y aceites, y, en menor medida, los productos vegetales (como cereales y oleaginosas)”.

Asimismo, precisó que las exportaciones de manufacturas de origen industrial crecieron en el período de la convertibilidad un 201,8% en cantidades y sólo un 1,3% en precios; en tanto que luego de la devaluación lo hicieron en un 46,1 y 22,2%, respectivamente.

En el caso de los combustibles -de acuerdo con el informe- las exportaciones treparon un 221,5% en cantidades y cayeron 28,2% en precios durante los noventa, mientras que luego de la devaluación esos porcentajes se trocaron en una baja del 33% en cantidades y un incremento del 143% en precios.