Inicio Salud y Belleza Todo lo que la mujer se atrevió a preguntar sobre hábitos y...

Todo lo que la mujer se atrevió a preguntar sobre hábitos y embarazos

Por: Alicia Lapidus, Presidente del Comité de Obstetricia de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires

La embarazada sufre un aumento de su sensibilidad y es posible que muchas relaciones en su vida se vean afectadas por ello. La relación con el obstetra no es inmune a ello, muchas veces la embarazada siente que le cuesta comunicarse con él, le cuesta hacerle preguntas e incluso, hay algunas preguntas que le parecen banales y no se anima a hacerlas.

Sin embargo, el establecer un buen vínculo con el doctor es muy importante para cualquier futura madre, y poder hacerlo le ayudará a recibir un buen cuidado prenatal y a sentirse preparada para darle la mejor bienvenida a su bebé.

El cuidado prenatal no sólo es esencial para asegurar que un bebé nazca saludable, sino que es también el medio que permite a los médicos detectar a tiempo enfermedades que son tratables antes del nacimiento, asegurando la salud de la madre y el hijo. La solución, entonces, es tratar de aprender a comunicarse con el profesional que la atiende. Toda futura madre tiene el derecho a preguntar, ya que está de por medio su salud y la de su bebé. Un buen consejo, es llevar una lista de preguntas cuando la embarazada va a la consulta, ya que la ayudará a no olvidar ninguna duda y al mismo tiempo podrá tener una consulta más ordenada para el profesional.

Existen muchos mitos y preconceptos en torno al embarazo, que por otra parte es a la vez que una situación médica “normal” o fisiológica, un evento social y familiar.

La embarazada, hasta el momento de la concepción tiene un estilo de vida, que se ve interrumpido, y generalmente no sabe cuáles de sus hábitos pueden ser perjudiciales para su hijo.

Algunas de las dudas más frecuentes en torno a este momento en particular son:

¿Cómo cambia mi vida ahora que estoy esperando un hijo?

Los nueve meses de espera son un tiempo para prepararse ante la llegada del hijo. Mientras que no haya situaciones especiales de riesgo en la salud de la madre, sus actividades cotidianas pueden continuar de manera normal, siguiendo las recomendaciones de alimentación, los hábitos de vida saludables y ejercicio.

¿Qué condiciones médicas preexistentes representan mayor riesgo para un embarazo saludable?

Existen muchas condiciones que podrían clasificar a un embarazo como de alto riesgo. La hipertensión, las enfermedades renales, vasculares y del corazón pueden empeorarse significativamente con el embarazo. Las mujeres con trastornos alimentarios, desde anorexia hasta obesidad, pueden presentar alteraciones en el crecimiento fetal. El abuso de sustancias ilícitas, el alcohol, el cigarrillo, el consumo de ciertos medicamentos contraindicados y la exposición a determinadas sustancias químicas, pueden producir también daños en el feto.

¿Me puedo teñir el pelo?

No existe evidencia de que los productos químicos de la tintura de cabello perjudiquen al bebé. La cantidad de tintura que normalmente se usa en el cabello no es suficiente como para presentar un riesgo mayor para la madre o el bebé.

Si le preocupa teñirse el cabello durante el embarazo, la recomendación sería, usar guantes para que la piel absorba menos tintura, que el ambiente esté bien ventilado para que no haya posibilidad de aspirar los productos químicos demasiado tiempo y no se dejar la tintura por más tiempo de lo que recomiendan las instrucciones.

La tintura no se absorbe si se aplica sólo en el cabello. Los colorantes hechos a base de colorantes vegetales son preferibles a los tintes químicos utilizados en las fórmulas de las permanentes y semipermanentes. Se debería leer la fórmula y evitar aquellas tinturas que contengan plomo.

¿Me puedo depilar?

La depilación incluye la extracción de vello de las cejas con pinzas o entrepiernas con cera. Estos tratamientos suelen ser seguros durante el embarazo.

Es importante recordar que quizás tenga la piel más sensible ahora de lo que la tenía antes del embarazo. Es posible que la depilación sea más dolorosa que antes.

Evitar decolorantes y productos depilatorios (cremas para extraer vello) durante el embarazo porque la piel absorbe esas sustancias.

¿Puedo hacer ejercicio?

A menos que exista una razón médica para evitarlo, las mujeres embarazadas pueden y deben hacer ejercicio moderado. El ejercicio puede ayudarlas a sentirse mejor. Y, las calorías que se queman pueden ayudar a prevenir el aumento de peso excesivo. El ejercicio puede ayudar a desarrollar la resistencia necesaria para el parto y el alumbramiento. Puede mejorar el bienestar y promover la recuperación más rápida después del nacimiento del bebé.

Sin embargo, antes de realizar cualquier tipo de ejercicio, siempre se debe preguntar al profesional de la salud que la atiende. Una embarazada puede: caminar, bailar, nadar, usar bicicleta fija, hacer aeróbicos suaves y yoga

¿Qué pasa con el sexo? ¿Puede dañar al bebé?

A menos que el embarazo sea de alto riesgo o el obstetra lo haya prohibido explícitamente, una pareja que espera un hijo puede disfrutarse físicamente sin temor a lastimarlo, ya que se encuentra bien protegido dentro de su útero. Para la mayoría de las mujeres, no hay ninguna razón médica para evitar el sexo tan a menudo como se desee.

Probablemente haya muchas preguntas más que acerca de la temática y muchas dudas. Lo más importante es que toda mujer embarazada siempre debe informarse a través de su obstetra, sin sentir vergüenza. Los consejos bien intencionados de familiares y amigos, más que aliviarla, pueden llenarla de angustia. De este modo podrá disfrutar plenamente de su gestación sin miedos.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?