Inicio Empresas y Negocios Tudor y Ducati, pasión por la mecánica

Tudor y Ducati, pasión por la mecánica

El vínculo de TUDOR con el mundo del motor, entra en los competitivos circuitos de las dos ruedas, en los que Ducati goza de una merecida notoriedad. Es precisamente con la casa italiana de motociclismo, desde hace tiempo presente en el Campeonato Mundial de MotoGP, con la que la empresa relojera suiza ha cerrado una colaboración de 360°, además de ser el Timing Partner.

Para celebrar esta nueva alianza, se presenta un reloj conmemorativo, el Fastrider, perteneciente a la colección de Baselworld 2011, una serie de nuevos cronógrafos que están diseñados para medir intervalos cortos de tiempos, tales como los de una competición de velocidad.

Una historia común
La alianza entre una reconocida marca de la industria relojera Suiza, con uno de los iconos en mecánica del Made in Italy, parece evidente, teniendo en cuenta las numerosas similitudes que comparten las dos casas. TUDOR y Ducati no solo nacen el mismo año, sino que han compartido filosofía y valores a lo largo de su historia, que han conducido a la natural sinergia entre las dos marcas.

Otra coincidencia entre las dos marcas, es la constante búsqueda de las altas prestaciones funcionales y la originalidad en el diseño, combinados con un refinado estilo deportivo. También las características de los potentes motores desmodrómicos de las motos Ducati, sostenidos por sus robustos chasis, tienen mucho en común con las reconocidas máximas de resistencia, fiabilidad y precisión de los relojes TUDOR, que ya en 1952 aparecían en la prensa de la época, con anuncios en los que se mostraban los relojes en las muñecas de motoristas, considerados precisamente como un referente de estilo y deportividad.

Este recorrido común confluye de nuevo en 1946 cuando Ducati empieza a producir su primer motor, el “Cucciolo”, que rápidamente se hizo famoso en todo el mundo, mientras que ese mismo año, la sociedad Montres TUDOR SA se constituía en Ginebra, preludio del lanzamiento del modelo TUDOR Oyster. En los años siguientes, ambas empresas se concentran en la realización de líneas de producto cada vez más significativas, TUDOR con su Cronógrafo Oysterdate, hoy Heritage Chrono y Ducati con su moto Monster; claros ejemplos de productos icónicos y de éxito, que además de representar a la marca tienen en común un estilo extremadamente deportivo.

En 2007, se produce otra extraordinaria convergencia con la concretización de importantes objetivos, cuando TUDOR traza un nuevo camino que ha llevado a la marca a gozar de la visibilidad que actualmente posee, y Ducati logra la conquista de su primer título mundial ganando el Campeonato MotoGP, tanto de pilotos como de escuderías.

En el 2011, las marcas se vuelven a unir en el Museo Ducati de Borgo Panigale para anunciar su colaboración, después de casi un siglo de recorrido paralelo.

Altas prestaciones
Cada marca, con una sólida y genuina tradición que las respalda, se orienta hacia la diversificación de sus productos, centrando todo su potencial técnico y estético en ciertos modelos punteros, que se convierten en emblemas de la marca.

Así ha ocurrido con la moto Monster de Ducati o con el actual Diavel, mientras que para TUDOR sería la colección Fastrider, cuyo nombre nos remite al feroz mundo de las dos ruedas. Estos relojes son una serie de cronógrafos de acero, equipados con el calibre TUDOR 7753 de carga automática y con 46 horas de reserva de marcha, dotados con una caja hermética de 42 milímetros de diámetro, con acabado pulido brillo y satinado, disponibles en dos versiones, con correa en piel o con brazalete de acero, que se pueden intercambiar con una correa de tela negra decorada con tres líneas verticales, que ya se han convertido en una de las características estéticas de TUDOR y que se pueden también ver en la esfera.

El espíritu decididamente deportivo de estos cronógrafos viene marcado por la escala taquimétrica del bisel y por los pulsadores insertados en la caja con los dos cilindros en PVD negro, que recuerdan los pistones de los motores. No podía faltar por parte de TUDOR una referencia a la colaboración con la escudería de motos italiana, representada por un modelo especial Fastrider, una verdadera serie conmemorativa, que mantiene las mismas características técnicas de los otros modelos, pero que utiliza el color rojo-Ducati en las líneas verticales que adornan la correa y la esfera, creando un contraste muy especial con la tela y los contadores negros.

Para más información visite www.tudorwatch.com

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?