Inicio Eventos y Lanzamientos Eventos Un motor ecológico impulsado por agua, la nueva apuesta “verde”

Un motor ecológico impulsado por agua, la nueva apuesta “verde”

Se presentó un revolucionario sistema ecológico-sustentable basado en la sustitución de componentes altamente dañinos para el ecosistema. Los responsables del proyecto son un grupo de ingenieros que se agruparon bajo el nombre Proyecto Sophia, que comenzaron a trabajar sobre la implementación de sistemas economizadores de variados diseños y contenidos: sistemas que funcionaban a base de agua, alcohol, gas oil, etc. Los ingenieros Juan Carlos y Guillermo Serrano, junto a Daniel, su físico-químico, y Dante, su técnico mecánico, conformaron un grupo que con esmero y dedicación comenzó a incursionar en ese campo mediante el manejo del agua y el proceso de electrólisis. El objetivo era evitar el uso de cualquier tipo de gasolina en los motores, y llegar a un 100% de sustitución. Luego de muchos años de trabajo, lograron reemplazar el combustible por hidrógeno in situ para dar vida así a un motor completamente ecológico, utilizable en cualquier tipo de industria, sin dañar al ambiente.

En línea con las tendencias mundiales enfocadas hacia la búsqueda de combustibles limpios, este grupo de científicos argentinos desarrolló un sistema que se adapta a cualquier tipo de motor basado en la generación de hidrógeno in situ por medio de electrólisis, reemplazando cualquier tipo de combustible por este gas.

A través de 30 años este invento se fue mejorando y perfeccionando y hoy es una realidad. Con el motor ecológico del Proyecto Sophia se rompe el mito de que la obtención del hidrógeno es energéticamente costosa; invirtiendo la ecuación y produciendo con muy poca energía grandes volúmenes de hidrógeno.

El sistema del Proyecto Sophia es económico y ecológico, ya que sólo utiliza agua (incluso agua de mar) y el único residuo que genera al funcionar es vapor de agua.

“Lo que hacemos es reemplazar la nafta que alimenta a un grupo electrógeno común por hidrogeno generado 100% in situ; o sea dejamos de lado lo que es el combustible fósil y utilizamos el hidrógeno para hacer funcionar el motor; de la misma manera que lo podríamos hacer para alimentar una casa de electricidad o para hacer funcionar un motor móvil”, afirmó Serrano, uno de los padres de este proyecto.

El convertidor de Proyecto Sophia es aplicable a cualquier tipo de motor de combustión interna, desde embarcaciones de paseo hasta grandes transportes de contenedores, así como su uso en todo tipo de transporte terrestre y para la alimentación de una vivienda, reemplazando el gas natural (para cocinar, para calefacción, etc.) y la electricidad del hogar (para el funcionamiento de la luz y de los diversos electrodomésticos).