Inicio Empresas y Negocios Venta directa y nuevas tecnologías: una asociación con infinitas posibilidades

Venta directa y nuevas tecnologías: una asociación con infinitas posibilidades

Todos conocemos el formato de venta directa, que ya está instalado con éxito en todo el mundo, y que ha sido adaptado fantásticamente a los requerimientos de cada sociedad. Es un formato de venta con estructura vertical, donde personas denominadas revendedores, distribuidores o agentes (entre otros) venden en reuniones, visitas, o bajo el formato llamado “network marketing” (venta a conocidos) productos de distintas marcas. Hay grandes empresas que tienen su formato principal de distribución por este medio, y hay personas que han hecho de esta ocupación su actividad principal. También ayuda a quienes tienen un trabajo en relación de dependencia a completar sus ingresos, y a adquirir ciertos productos con un descuento especial. De esta manera nos encontramos con empresas como Herbalife, Natura, Essen, Avon, Mary Kay, Amway, o Martina di Trento, entre otros, que utilizan la venta directa como principal arma comercial y promocional. Para darnos un panorama del tamaño de esta actividad, sólo en Argentina hay más de 700.000 revendedores, que facturan cifras superiores a los 2400 millones de pesos.

Ahora, ¿por qué tiene tanto éxito este formato?

  • Libertad de métodos de venta: la idea central es distribuir el producto, y para eso, hay muchas maneras de hacerlo.
  • Confianza: por lo general se le vende a conocidos, con lo cual el factor confianza es un punto adicional que ayuda a cerrar la venta.
  • Precio: suelen ser productos que, de ser adquiridos en tiendas regulares, cuestan más dinero. Pero en este formato de venta directa quien compra puede obtener un buen producto sin pagar mucho dinero.
  • Asistencia: los distribuidores tienen movilidad de stock, apoyo de catálogos, publicidad y otras acciones de marketing por parte de la empresa (ver caso Natura) que ayudan a fomentar las ventas.
  • Ingreso marginal: no es un caso poco común el de las personas que utilizan el sistema de venta directa para agregar un poco más de dinero a sus sueldos.
  • Las condiciones, entonces, están dadas. La venta directa es un sistema más que interesante para analizar. Y las nuevas tecnologías colaboran y facilitan el desempeño. Algunas son genéricas, y pueden ser adaptadas para este formato, y otras son más específicas.

    Veamos ejemplos:

  • Medios de comunicación: correo electrónico y sistemas de mensajería instantánea para convocar, comentar novedades y generar ventas. Videoconferencias para aumentar el alcance físico sin necesariamente trasladarse, son algunos de los usos que se le puede dar al tremendo salto que ha dado la tecnología en ese aspecto.
  • Blogs: para estar en contacto y comentar novedades.
  • Videos: para poder realizar demostraciones del producto, introducir productos nuevos, entre otros usos.
  • Marketing en buscadores: para que la gente, cuando realice una búsqueda de la marca que comercializamos, nos encuentre entre las primeras opciones.
  • E-Commerce: sitios que nos permiten vender online nuestros productos.
  • Medios de pago: una alternativa fantástica para expandir las posibilidades de pago de nuestros productos. Incluso hay empresas que permiten brindar financiación en cuotas y sin intereses.

En conclusión, la venta directa es un sistema que brinda múltiples oportunidades para quienes decidan adoptarlo, y la tecnología hoy ayuda de manera exponencial a transformar dichas oportunidades en realidad.

Be-Online4, empresa de ideas y conocimientos sobre Internet, realizará el 10 de diciembre un desayuno de trabajo denominado “Venta directa: ideas y herramientas fundamentales”.