Inicio Marketing YouTube da portazo al alcohol, los juegos de azar y la política...

YouTube da portazo al alcohol, los juegos de azar y la política en su publicidad más prominente

YouTube da portazo al alcohol, los juegos de azar y la política en su publicidad más prominente

YouTube ha decidido echar el freno (para vetar por completo) la publicidad directamente emparentada con el alcohol, los juegos de azar, la política y los fármacos con receta en los anuncios que se abren en su cabecera.


YouTube ha decidido echar el freno (para vetar por completo) la publicidad directamente emparentada con alcohol, los juegos, de azar, la política y los fármacos con receta en los anuncios que se abren en su cabecera y que son visibles en la parte superior de la web o la app de la célebre plataforma de vídeo de Google.

En declaraciones a The Verge, la filial de Google asegura que estas restricciones publicitarias se traducirán en «una mejor experiencia para los usuarios».

La publicidad en la cabecera es una de las primeras cosas en las que se posan los ojos del usuario cuando accede a YouTube, por lo que resulta comprensible que el célebre canal de vídeo haya decidido dar portazo a los anuncios de fármacos, alcohol o juegos de azar con el último objetivo de hacer la plataforma más inclusiva para todo el mundo. En cuanto al veto a la publicidad de naturaleza política, YouTube se zafará así de eventuales controversias, como cuando Donald Trump compró la cabecera de la plataforma para emplazar anuncios suyos durante tres días seguidos en la campaña electoral de 2020.

De acuerdo con YouTube, los anuncios en su cabecera pueden traducirse en un alcance y un «awareness» potencialmente masivos, pero a partir de ahora este megáfono dejará de estar disponible para ciertos tipos de publicidad.

Desde finales del año pasado Google permite a sus usuarios la posibilidad de limitar el número de anuncios de alcohol y juegos de azar que llegan a sus hojos YouTube (algo que sería aplicable también a la cabecera). Además, en 2020 YouTube cambió las reglas por las que se rigen los anuncios en su cabecera para mostrar sobre todo anuncios personalizados y no tanto aquellos que han sido reservados durante jornadas enteras por parte de los anunciantes.

Durante años Google ha implementado cambios en sus políticas publicitarias para controlar lo que se puede mostrar o no en sus anuncios. Recientemente ha introducido, por ejemplo, cambios para poner coto a la publicidad que se nutre del odio, las «fake news» y la teorías de la conspiración en torno al COVID-19.

Fuente: Marketing Directo

Artículo anteriorLogística: La creciente cantidad de vehículos de reparto aumentará la emisión de gases efecto invernadero en un 21% para el 2030
Artículo siguienteEl futuro del retail: Así es Continente Labs, el primer supermercado sin cajas de Europa