Inicio Bon Vivir Turismo A jugar en la granja

A jugar en la granja

Compartir

“Granja Loma Verde no posee un pasado centenario ni perteneció a ninguna familia ilustre. No cuenta con mobiliario de época ni mármol de Carrara. Sin embargo, los visitantes a la hora de volver a casa no se quieren ir y los chicos se esconden debajo de las mesas para que sus padres no los encuentren”, dice el dueño Mario Yornet, que junto a su mujer decidió emprender esta aventura para crear su lugar en el mundo hace casi 25 años.

Está a 70 km de la Capital sobre la ruta provincial 215, unos 4 km antes de llegar a Brandsen. El estacionamiento visible desde la entrada enmarca un edificio de piedra y tejas que oficia de recepción y cafetería. En total son 8 hectáreas de superficie con arboleda donde se distribuyen las cabañas y las edificaciones de la granja en un parque “que no fue diseñado por Carlos Thays”, aclara Yornet.

Chicos y grandes pueden realizar un sinfín de actividades en Loma Verde. El día comienza con el ingreso a las instalaciones por medio de un brevísimo paseo en sulky a las 11, aproximadamente. Luego vienen los juegos tradicionales de campo (corte de troncos con antigua sierra de aire accionada por dos personas, carrera de embolsados, de la papa caliente, tira y afloja, ponerle la cola al chancho, entre otros). A las 12.15 alguno de los guías y colaboradores introduce a los huéspedes a través de una amena charla en el mundo gauchesco y de la Argentina de principios de siglo para concluir con el juego de la taba.

Picada y asado
Allí aparece la infaltable picadita argentina bajo la sombra de las acacias para continuar con la historia del ladrillo y su fabricación. A las 13 se almuerza en el comedor un asado compuesto de chorizo, morcilla, asado, vacío, pollo, ensaladas, papas fritas, empanada de entrada y arroz con leche, o panqueques de postre. Completito.

Por la tarde, los que desean pueden ordeñar o alimentar a los animales, hilar lana y escuchar cuentos y anécdotas, elaborar pan casero o lácteos (queso, yogur), o visitar la huerta orgánica. También se puede retozar tranquilamente en la pileta ex tanque australiano o, los que se quedan a dormir, descansar en su casa, que cuenta con ropa de cama completa, televisión, heladera, kitchenette con vajilla, sillas de jardín, reposeras y servicio de mucama.

Es una granja educativa donde casi todos los niños se sienten bien. “El reconocimiento de la gente es maravilloso -cuenta Valeria Alvarez, una de las empleadas más antiguas-. Las personas llegan de la ciudad al campo y al sentir tanta paz y tranquilidad, calidez, el poder participar de las actividades, valorizan la vida en el campo y lo que ofrecemos. Se van muy contentos y eso te enorgullece porque sembraste un grano de curiosidad, emoción y felicidad en esas familias en su día al aire libre.”

Con pocos recursos, Nora y Mario Yornet comenzaron un sueño y lo lograron: formar una granja donde chicos y grandes pudieran participar activamente de todos los procesos rurales para realizar un aprendizaje en directo.

“Es un hermoso trabajo, lleno de momentos gratos y mucho sacrificio, pero lo que más nos desafía a continuar y lo que nos permite seguir es el cariño y agradecimiento de los visitantes, sentir que pasamos por su vida dejando una huella imborrable en cada uno de los que nos conocieron, y que en muchos casos, incluso, les permitimos descubrir sus sentimientos y capacidades”, concluye Nora Yornet.

Datos útiles

Cómo llegar
* Desde Capital, tomar la Autopista Buenos Aires-La Plata hasta la salida del km 32 hacia la Autovía 2 en dirección a Mar del Plata. En el km 58 de la ruta 2 (distribuidor Etcheverry) tomar a la derecha hacia Brandsen (ruta 215). Desde allí son 15,5 km. (Ojo, no desviarse por la ruta 6 que aparece en diagonal a los 2 kilómetros.) También se puede llegar por la autopista Ezeiza-Cañuelas o por la avenida Pavón-Hipólito Yrigoyen.

Dónde dormir
* Día de campo: $ 75 por persona, por día; niños, 45. Incluye picada y asado; las bebidas se cobran aparte. A partir de las 17 se puede tomar la merienda granjera , que incluye café, té, chocolatada, mate cocido, pan casero, manteca, dulces de campo y tortas, por $ 9 por persona.

* Dos días/una noche: $ 300 y 180 los niños. Los servicios generales incluyen pensión completa, actividades guiadas, pileta, salón comedor climatizado, salón desayunador, televisión con DTV, WI-FI, ping pong, juegos para niños, home-cinema pantalla gigante, fútbol 5 y voley.

Informes
Tel. 02223-442209/442937
www.granjalomaverde.com.ar


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?