Inicio TecnoClick Amenazas de ciberseguridad: ¿Por qué el comercio minorista está en riesgo?

Amenazas de ciberseguridad: ¿Por qué el comercio minorista está en riesgo?

ciberseguridad comercio minorista

Con la pandemia global que aún mantiene al mundo atrapado en una esquina, casi todos los aspectos de nuestras vidas se han trasladado a las plataformas digitales. Aunque el rápido crecimiento del comercio electrónico ya había transformado el sector minorista, la pandemia hizo que esta transición se produjera aún más rápido.

El único inconveniente es que el comercio electrónico hace que los minoristas sean vulnerables a una gran variedad de amenazas de ciberseguridad. Es crucial que los miembros de la industria comprendan el riesgo potencial y practiquen medidas que mantengan sus negocios seguros en línea.

¿Por qué el comercio minorista está en el punto de mira de los ciberdelincuentes?

El comercio electrónico es la única razón por la que los minoristas están ahora a la cabeza de la lista de objetivos de los ciberdelincuentes. Las tiendas y los negocios manejan una gran cantidad de datos de clientes, incluyendo información sensible como nombres, direcciones de correo electrónico, números de teléfono e incluso direcciones físicas. A los hackers les interesa sobre todo la información financiera que les pueda reportar un buen beneficio, aunque no dudarán en abrir una brecha en una red sólo para robar un montón de datos de clientes.

La razón es que toda esta información puede llevarles más lejos en sus esfuerzos por acceder a los activos financieros de cada individuo. Independientemente de las intenciones del hacker, las empresas de comercio electrónico y los minoristas, en general, seguirán corriendo un alto riesgo en el futuro. Hoy en día, todos los grandes minoristas tienen tiendas en línea disponibles en todo el mundo (o al menos en algunos países). Aunque este tipo de compras añade más comodidad a la vida de las personas, pone en riesgo a toda la industria.

Problemas de seguridad de los datos

Además de utilizar los datos de los clientes para acceder a los datos bancarios, los piratas informáticos pueden vender los datos en la llamada web oscura, donde cualquiera puede comprarlos. Este tipo de datos puede utilizarse para todo tipo de actividades fraudulentas, desde esquemas básicos de phishing hasta complejos casos de robo de identidad. Lo que está provocando una exposición aún mayor a los riesgos de seguridad es el hecho de que los minoristas están haciendo todo lo posible para facilitar la experiencia de compra al usuario.

Esto significa que están utilizando dispositivos móviles de punto de venta y tecnologías que hacen que los pagos en línea sean más rápidos y sencillos de completar. Aunque todo esto puede parecer un sueño hecho realidad para todos los adictos a las compras, también es adecuado para los ciberdelincuentes que esperan hacerse con nuevos datos de los clientes. A medida que avanza la evolución del comercio electrónico, es probable que veamos un aumento de las amenazas de ciberseguridad dirigidas a las empresas minoristas.

¿Qué pueden hacer los minoristas para mantenerse seguros?

La mejor manera de mantener su negocio a salvo en este entorno es contratar a un equipo de expertos en ciberseguridad para garantizar que sus sistemas de seguridad estén siempre a punto. Contar con un equipo de seguridad interno puede suponer una gran diferencia en la seguridad general de su empresa y de los datos que maneja. Además, los minoristas deben crear y respetar una política de ciberseguridad que cubra las normas y reglamentos relativos al uso y la protección de los datos.

Disponer de un documento como éste ayudará a mantener a su equipo en la misma línea a la hora de aplicar las medidas de ciberseguridad. Hablando de esto, el equipo interno de ciberseguridad debería estar a cargo de las medidas y actividades de ciberseguridad diseñadas para prevenir incidentes de seguridad. Si no se dispone de presupuesto para un equipo completo, la contratación de un solo experto en ciberseguridad puede marcar la diferencia.

Por último, los minoristas deberían considerar el uso diario de redes privadas virtuales, especialmente cuando se trate de actividades relacionadas con la empresa. Aunque no recomendamos conformarse con VPNs gratuitas de baja calidad, siempre se puede obtener una prueba gratuita de VPN para probar el servicio antes de asumir cualquier compromiso.

El futuro de la seguridad en el comercio minorista

Aunque los acontecimientos mundiales actuales nos han enseñado que nunca podemos predecir el futuro, es seguro decir que los minoristas seguirán siendo un objetivo de ciberseguridad durante un tiempo. Es demasiado fácil para los ciberdelincuentes atacar este tipo de empresas porque parecen minas de oro de datos de clientes.

Los minoristas que no invierten adecuadamente en ciberseguridad se enfrentarán a las consecuencias tarde o temprano. No sólo es difícil recuperarse de una violación de datos compleja, sino que también es un reto volver a juntar las piezas cuando se produce el desastre. En otras palabras, los minoristas que no protejan los datos de sus clientes se enfrentarán a enormes multas económicas que podrían incluso llevarles a la quiebra.

Dicho esto, es importante centrarse en la aplicación de medidas de ciberseguridad, el uso de una VPN para la protección adicional, así como la educación de sus empleados sobre el riesgo potencial de las amenazas a la seguridad. Una vez que todo el equipo esté en la misma página, no debería ser demasiado difícil crear hábitos de ciberseguridad consistentes.

Fuente: Retail Times