Inicio Bon Vivir Turismo BCD TRAVEL actualizó el pronóstico de viajes corporativos para 2009

BCD TRAVEL actualizó el pronóstico de viajes corporativos para 2009

BCD Travel, la tercera empresa de gestión de viajes más grande del mundo, anunció a través de su empresa de consultoría Advito la actualización de la previsión para viajes corporativos para 2009 basado en la evolución de la economía y la industria de viajes específicamente durante el último trimestre de 2008.

El objetivo de BCD Travel es apoyar a sus clientes en el gerenciamiento de escenarios más complejos en los programas corporativos de viajes. Las revisiones están basadas en el análisis de los movimientos de los clientes globales de BCD Travel, indicadores macroeconómicos y datos que la empresa recibe directamente de compañías aéreas, hoteles y rentadoras de autos durante las negociaciones en nombre de sus clientes. Guillermo Dolan, gerente general de BCD Argentina, expresa que en nuestro país ya hay indicadores claros, tanto de caída de demanda por parte de viajeros corporativos, como así también anuncios de reducción de frecuencias por parte de algunos transportadores

La industria de viajes y turismo intenta encontrar un soporte dentro de un clima de continua incertidumbre económica. En los últimos meses la contracción económica global se ha acelerado y la mayoría de los países esperan una desaceleración durante 2009. Además, economías emergentes, tales como China, India y Brasil se ven impactados por esta tendencia, a pesar de que se esperan crecimientos en estos países. El precio del crudo ha caído más de la mitad, a menos de USD 50 por barril. IATA – Asociación Internacional del Transporte Aéreo – ajustó sus proyecciones para 2009 a un promedio de USD 60 por barril. La revisión del pronóstico de Advito está basada en una fluctuación del barril de crudo para 2009 entre USD 35 y USD 65.

Considerando que la actividad corporativa de viajes está muy ligada a la evolución del Producto Bruto Interno (PBI), como así también a la incertidumbre económica, la demanda de viajes corporativos disminuyó en el último trimestre de 2008. IATA pronostica una caída de 3% en el tráfico de pasajeros durante 2009.

En el caso de la industria aerocomercial, las compañías aéreas están suavizando la baja de la demanda a través una reducción de la disponibilidad de asientos. La menor demanda y los menores precios de combustible disminuirán la tendencia incremental de las tarifas. En algunos mercados con una fuerte presencia de compañías aéreas de bajo costo, la menor oferta de capacidad puede provocar pérdida de participación de mercado.

Mientras que las compañías aéreas pueden mitigar la menor demanda a través de una reducción de la capacidad, la significativa caída en los niveles de ocupación de los hoteles pone bajo presión los precios para 2009. Es interesante advertir que la tendencia prevista por Advito se mantiene, habiendo algunos ajustes de tarifas en algunos mercados para todas las categorías, pero en especial aquellos hoteles que se encuentran en cercanías de los aeropuertos. Adicionalmente a lo observado en las tarifas corporativas de hoteles, Advito espera que las tarifas publicadas caerán en comparación a 2008. A raíz de la demanda más suavizada se verá frecuentemente que las tarifas publicadas sean más bajas que las tarifas corporativas. Las empresas pueden beneficiarse con ahorros de dinero complementando sus tarifas negociadas con las tarifas oficiales de mercado.

Guillermo Dolan, gerente general de BCD Travel para Argentina, expresó “en nuestro país ya hay indicadores claros, tanto de caída de demanda por parte de viajeros corporativos, como así también anuncios de reducción de frecuencias por parte de algunos transportadores” Y agregó: “Se nota una tendencia hacia el “downgrade “de clases” o sea los pasajeros que hasta ahora volaban en Clase Business a ciertos destinos en distancias medias comienzan a viajar en clase económica. Por otra parte ya se percibe la baja de tarifas, “aunque recomendamos a nuestros clientes a no guiarse por “cantos de sirena” y mirar el precio final, ya que muchas de estas tarifas publicadas están luego sujetas a cargos adicionales por combustible e impuestos”.