Inicio Empresas y Negocios Cómo enfrentar la crisis y los recursos humanos en época de crisis

Cómo enfrentar la crisis y los recursos humanos en época de crisis

Compartir

EASE OFF compañía nacional líder en la gestión estratégica de cobranza, nos presenta los escenarios, un análisis y algunos consejos sobre cómo las crisis económicas son uno de los mejores momentos para sacar ventaja y fomentar mejores estrategias de recursos humanos en las medianas y grandes empresas.

Es habitual que empresas que enfrentan un panorama adverso se precipiten a aplicar políticas de reducción de personal. “Cuando se desata una crisis, y se produce la ruptura de un modelo de estabilidad y crecimiento, es necesario reorganizarse rápidamente para hacerle frente de la mejor manera. Es en esta instancia donde serán determinantes aquellos perfiles que puedan demostrar amplia capacidad para entender el negocio, adaptarse al nuevo escenario y proponer soluciones creativas” nos comenta Eduardo Fernández socio gerente de EASE OFF.

El tema de empleo es y ha sido un punto neurálgico en toda economía de mercado y más aun en épocas de crisis. Dentro del contexto local son muy interesantes los últimos resultados que arroja el Índice General de Expectativas Económicas del mes de septiembre 2009, realizado por la U.C.A y TNS Gallup, el cual señala que el 70% de los argentinos opina que hay pocos o muy pocos puestos de trabajo disponibles, mientras que sólo un 7% considera que hay muchos o bastantes y un 21% que no hay muchos ni pocos. Es tal el pesimismo que trajo aparejada la crisis que a su vez, las perspectivas a futuro para el empleo entre los encuestados, se dividen entre quienes consideran que la situación empeorará (39%) y los que opinan que seguirá como hasta ahora (37%), en tanto que sólo un 16% espera un aumento de los puestos de trabajo en los próximos 6 meses.

Cuando se determina que es completamente necesaria una reducción de personal, es importante distinguir los sectores de la empresa que deben preservarse o, aún más, reforzarse para enfrentar con el mayor éxito posible la crisis. Áreas tales como ventas y marketing son claves para dar un mejor servicio a los clientes y buscar un aumento del market-share de la compañía. Así como las aéreas de créditos y cobranzas permitirán resguardar con mayor celo “las cuentas por cobrar” y por ende su capital de trabajo. Es importante tener en claro que un recorte indiscriminado de recursos dentro de la empresa con el propósito de reducir los costos puede ser un error estratégico de gran importancia.

Una empresa comprometida con sus clientes, con un proyecto a largo plazo, es fundamental que preserve sus recursos humanos claves, cuyas capacidades y habilidades se van enriqueciendo a medida que se enfrentan y superan distintas situaciones de mercado.

La realidad indica que en épocas de crisis, los esfuerzos de muchas empresas por retener a su personal suelen disminuir, cayendo en cierto facilismo al recortar su plantilla y aumentar la tasa de desocupación.Este es un error de consecuencias imprevisibles, que puede afectar no solo el presente de la empresa sino también su futuro. Hay que tener en cuenta que recomponer los cuadros después del temporal, requerirá una gran inversión en reclutamiento, selección y capacitación. Esfuerzo cuyo costo está oculto al momento de realizar la reducción de personal y que se suma a las consecuencias inmediatas que tiene cualquier reducción de personal, a saber: disminución de la productividad, enrarecimiento del clima laboral dentro de la empresa, fuga de conocimiento y experiencia, sobrecarga de trabajo y aumento del estrés para quienes permanecen en la empresa y asumen las responsabilidades de quienes la dejaron.

“En conclusión la flexibilidad que tengamos para adaptarnos a las distintas situaciones y cambios del sistema en el que nos movemos, será determinante del éxito que tengamos en el tránsito de un temporal económico” concluye Eduardo Fernández.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?