Inicio Empresas y Negocios ¿Cómo me afectará el enfriamiento de la actividad económica?

¿Cómo me afectará el enfriamiento de la actividad económica?

Por: Alejo Cantón, Presidente de Vistage

Existe un estado de alerta sobre la incertidumbre que se presenta en el panorama económico internacional y argentino. El impacto de la crisis internacional en el país, y la repercusión que podrá tener la inflación en la actividad económica argentina son los puntos más sensibles.

Acerca del contexto internacional, como todos ya sabemos qué fue lo que pasó en las anteriores crisis, nos preparamos para no repetir los mismos errores.
Por eso, las crisis nunca son iguales a las anteriores, y presentan algún cambio.

En este sentido, la caída en los niveles económicos en el sector industrial evidencia una crisis importante en Estados Unidos, Europa y Japón.
Pero una crisis no necesariamente significa una situación catastrófica; en este caso se trata de un crecimiento menor, una recesión. Y ocurre que, a la velocidad con la que se mantienen estas economías (que son el motor del mundo) el impacto que producen sus cambios en países como el nuestro es
extraordinario: cuando Estados Unidos se resfría Latinoamérica se agarra una pulmonía. En la medida en que estos países centrales demanden un poco menos al resto del mundo el comercio mundial baja. Y justamente lo que no hay en el mundo hoy es comercio: lo que se denomina trade, comprar y vender mercaderías.

Cada país tiene una capacidad de crecimiento interno, y para alimentar el consumo hay inversión. Pero la frutilla del postre siempre es el ahorro, o la inversión en el propio país desde el ámbito externo, o del país hacia afuera. Entonces, una pequeña variación de las importaciones/ exportaciones afecta muchísimo, por eso hay tanta tensión en las balanzas comerciales de todos los países del mundo. Esta situación repercute en las reservas, en la competitividad de las empresas, en el tipo de cambio y en el hecho de que puedan o no crecer las industrias nacionales. Un 1% o 2% de menor crecimiento que se espera para Estados Unidos, Europa y Japón tendrá un impacto fenomenal sobre el resto del mundo.

El boom de commodities no nos afecta
Al mismo tiempo, China e India están creciendo mucho, y tenemos un boom de commodities extraordinario que se ha dado de forma muy parcial. Pero por suerte no está afectando a la totalidad de los commodities, sino a dos tercios, y en Argentina esta situación es muy favorable, porque tenemos soja, trigo, maíz, y sus precios han subido muchísimo. Aquellos países que tienen café y cacao están desesperados, porque valen un 60% menos de lo que valían hace 15 años.

Por otra parte, en este momento la situación de menor crecimiento ha hecho que bajen las tasas de interés internacionales, y como no estamos integrados al mundo ni la mitad de lo que pudiéramos y debiéramos, el hecho de que haya menos comercio internacional no nos afecta tanto porque nuestra economía es bastante cerrada en comparación con otros países. Además, la mayor demanda que están teniendo China e India hace que los precios de lo que nosotros tenemos para exportar hayan crecido fenomenalmente. Por todo esto, por el lado desde la que se lo mire, la situación internacional (que es mala y va a empeorar), nos viene bien.

Analizar nuestra cadena de valor
Pese a este contexto favorable, nadie duda que en Argentina va a haber una caída en el nivel de actividades, y de hecho ya se palpa en gran parte de la industria. En vez de crecer al 4% se crecerá quizás al 1,5% o 2%. ¿Cómo podemos medir el impacto que tendrá el enfriamiento económico en nuestro negocio? La propuesta es analizar los eslabones anteriores de nuestra cadena de valor.

En algunos casos existe un fuerte temor a la inflación, y muchas empresas están comprando de más para incrementar su stock. Por esto, el sector industrial no está sintiendo un impacto muy grande. Pero si hay un fuerte enfriamiento en la economía, y las empresas compran más hoy por el efecto inflacionario, dentro de dos meses las ventas van a caer fuertemente.

En este contexto, la sugerencia es que cada uno analice la cadena de valor en la que se inserta su empresa, y sobre todo cómo están las ventas de los eslabones anteriores. Por ejemplo, una empresa que produce mosaicos tiene que saber cómo están los permisos de construcción, o mejor todavía cómo está la venta de terrenos, porque entre la venta de los terrenos y la de los mosaicos pasa un cierto tiempo.

Son muy pocas las empresas que en su vida hacen este tipo de análisis de la cadena de valor. Se recomienda hacerlo como mínimo dos veces por año, y en estos tiempos sobre todo, para tener una proyección sobre el futuro de las ventas de la empresa.

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?