Inicio Empresas y Negocios Dónde invertir el dinero en tiempos de crisis financiera

Dónde invertir el dinero en tiempos de crisis financiera

¿Pesos o dólares?, ¿renta fija o variable?, ¿compro o vendo?, ¿oro o materias primas? Como mal de muchos, aunque no sea ningún consuelo, muchos pequeños y medianos inversores miran las idas y vueltas de la crisis financiera que detonó en el mundo desarrollado, sin saber muy bien qué hacer con su dinero.

La “volatilidad” (subas y bajas sucesivas y pronunciadas en los diversos activos financieros) pega fuerte en el ánimo de los inversores menos especializados. Sin embargo, vale la pena aclarar que ninguno de los especialistas consultados por iEco advirtió sobre algún riesgo inminente para bancos o empresas locales.

Por el contrario, el virtual “desacople” de la Argentina del mundo financiero global (fruto del default de la deuda, de la poca necesidad de financiamiento público, de la manipulación de los datos del INDEC y de la escasa presencia de compañías locales en los mercados financieros del exterior, entre otras causas) pone al país en una situación más “cómoda” respecto a las crisis previas.

Más aún, con una situación fiscal relativamente holgada y con los precios de los commodities sufriendo poco, uno de los “problemas” que enfrentarán los inversores a la hora de elegir alguna opción es la marcada tendencia a la baja de la tasa de interés.

La mayoría de los especialistas consultados sostienen que habrá que pasar el verano y el otoño para tener un panorama más claro que, en teoría, llegaría para el invierno. Claro que, para muchas personas, seis meses puede ser un plazo razonable para tener el dinero parado. Para otras, una eternidad para colocar el capital en inversiones que sólo sirven para aumentar la presión y el consumo de tranquilizantes.

En el medio, sin embargo, hay inversiones financieras con una alta dosis de seguridad y una rentabilidad muy aceptable. Y existen opciones para todos los gustos, en pesos y dólares; a corto o mediano plazo, y con distintas posibilidades de disponer del dinero en muy poco tiempo. Desde los tradicionales –y ahora remozados y revalorizados– plazos fijos, hasta instrumentos que suenan más complejos, pero que son de fácil acceso cuando se conoce la puerta de ingreso.

Y para transitar esa ruta financiera con cierta tranquilidad, iEco consultó a especialistas de bancos y sociedades de Bolsa. Por orden alfabético, las respuestas.

Opciones e instrumentos:

Osvaldo Cado (Prefinex)

“En situaciones como la actual, no se puede ser selectivo. Si el mercado golpea, golpea a todos.

Hay que olvidarse de la renta variable (acciones) y sobre todo de papeles locales. Hay que ir a lo seguro”. Dice que “hay que esperar seis meses para que se aclare el panorama” y que, de todas maneras, hay inversiones para todos los gustos.

“Existen plazos fijos de todo tipo, incluso a tasa variable, o se puede optar por los cheques de pago diferido que se negocian en la Bolsa, que tienen rendimientos de entre el 9% y el 13%, según el plazo”. Recordó que “también hay que mirar con cuidado los bonos de algunos países emergentes, sobre todo los de corto plazo, como algunos brasileños y argentinos que tienen rendimientos muy buenos”.

Puso sobre la mesa, “los fideicomisos financieros, que son muy buenos instrumentos y muy seguros”, así como “algunos fideicomisos de construcción que pueden rendir entre el 14% y el 16% anual en un plazo de unos tres meses”. Respecto de la moneda para invertir, no dudó: “yo apoyo las inversiones en pesos, porque creo que con el dólar se perderá dinero. Ahora, los que no quieran cambiar divisas podrían comprar fondos de monedas asiáticas o de commodities”.

Y concluyó: “cuando se viene el aguacero, conviene quedarse quieto en un lugar. Eligiendo instrumentos conservadores con algo de rentabilidad”.

Antonio Cejuela (Puente Hermanos)
“En realidad, quien fue conservador en los últimos seis meses, fue quien más ganó”, dijo el analista. A la hora de invertir, recomienda: “buscar tasa de interés y en pesos”. Entre sus recomendaciones, figuran los cheques de pago diferido que “otorgan entre dos y tres puntos más que un plazo fijo por inversiones de entre 90 a 180 días”. Otra opción son “los fideicomisos financieros, que fueron lo mejor de 2007 y lo siguen siendo pese a la baja de tasas. Tienen una vida promedio de unos cuatro meses y la tasa oscila entre 12% -16% anual”.

El especialista no descarta otras variantes: “también se pueden comprar los títulos del Banco Central (Lebac y Nobac) que tienen riesgo cero, aunque el rendimiento es relativamente bajo. O los bonos de corto plazo, tanto en pesos como en dólares, del tipo Boden 2012 o los Previsionales 08 u 11. Se puede conseguir una tasa de entre el 8% y el 10%”.

Gabriel Ruiz (Delta Fund/Ray- mond James)
“En el segundo semestre del año tendremos una solución a la crisis”, aseguró. Recomienda una cartera de inversiones integrada “en un 70% por renta fija, tanto en pesos como en dólares, y otro 30% en acciones diversificadas con un horizonte de inversión no menor a los dos años”.

Entre los instrumentos citó “fideicomisos o fondos de fideicomisos, Lebacs, bonos del tipo Pre 9 o Boden 2012”. Y aclaró: “hay que mirar bien los bonos argentinos. La situación fiscal del país es buena a dos años vista por lo menos y hoy se puede conseguir el 12% o 14% anual en dólares sin riesgos”. Y para aquellos u n poco más arriesgados o audaces, destacó que “en situaciones como estas, hay que ver el bosque y no el árbol”.

Y explicó: “los inversores deben tener claro que las mejores opciones de inversión están en los momentos de incertidumbre…hay que pensar en las acciones y los commodities y diversificar el portafolio de inversión lo más posible. Los activos financieros están bajos”.

Alberto Spagnuolo (Grupo Cohen SA)
“Los inversores avezados, en situaciones tan volátiles como la actual, pueden sumar altas rentabilidades día tras día. Pero nosotros, para los inversores tradicionales, les recomendamos prudencia y colocaciones conservadoras”, explicó. Y las describió: “insistimos en operaciones en pesos y con tasas fijas. A un plazo relativamente corto, de entre tres a seis meses como mucho.

Saber a qué precio se entra y conocer con certeza cuál es la ganancia y el capital que se tendrá al terminar la operación”. Y a la hora de definir los instrumentos, votó por “los fideicomisos financieros, ya que son instrumentos transparentes, donde una persona puede elegir el plazo y el activo subyacente que lo garantiza.

Conoce el precio de entrada y de salida y la rentabilidad esperada. Y, por lo general, se trata de activos financieros con base en la economía real que seguirá bien al menos por 18 o 24 meses”.

Alejandro Vedoya (Banco de Valores)
“Estamos viviendo un momento muy particular, así que me inclino por instrumentos conservadores, aunque se resigne algo de rentabilidad. Hay que esperar un poco más para dar otras recomendaciones”, aseguró. Su receta: “los fideicomisos financieros están muy bien ubicados. Tienen buena tasa y son de corto plazo. Cualquier inversor puede obtener una rentabilidad de entre el 12% y el 13% anual en seis meses, como mucho. Tienen una tasa algo mayor a la de los plazos fijos y no sufren los vaivenes del mercado”.

Y agregó que “cualquier agente de Bolsa los tiene en cartera, pueden ser en pesos o dólares y la mayoría están calificados como triple A en moneda local, son muy seguros”, asegurando que “desde que están en el mercado, se emitieron fideicomisos por más de 10.000 millones de pesos y todos sin excepciones se pagaron en tiempo y forma”.

Lisandro Tagle (Compañía Inversora Bursátil SA). “Nosotros vemos que el momento es complicado y pensamos que lo mejor para los ahorristas es refugiarse en pesos y buscando la mayor liquidez posible para la inversión”, dijo.

Asegura que “sabemos que el inversor promedio busca lo más seguro con rentabilidad” y que, en general, “el cliente se queja cuando pierde, no cuando gana menos”.

En este contexto, sus recomendaciones pasan por “los fideicomisos, que tienen una buena tasa, ya que se puede conseguir entre el 13/14% anual por operaciones a cuatro meses. Tienen cupones de cobro mensual, son muy seguros y en un mercado en crisis son opciones muy interesantes”.

También mencionó a los cheques de pago diferido avalados: “la tasa está bajando un poco, pero igualmente se puede obtener el 15% anual comprando instrumentos a 180 días o 13% por documentos a 90 días”. Y no olvidó a “los fondos comunes de renta fija o de fideicomisos. En estos casos, un inversor resigna algo de rentabilidad, ya que el promedio orilla el 11% anual, pero gana en disponilidad de efectivo, que muchas veces es importante”.

Miguel Zielonka (Standard Bank)
“Una recomendación de inversión no es universal. Cada persona tiene diferentes necesidades de liquidez y un perfil de riesgo particular. Creemos que se perfila un mundo con incertidumbre y volatilidad. La crisis se desató y nadie sabe cómo termina, aunque haya recuperaciones diarias.

Hay que tener paciencia y pies de plomo”. Y aconsejó “no tentarse por el pánico ni dejarse seducir por oportunidades extraordinarias. Hay que tener paciencia. Se deben buscar inversiones con liquidez y la menor volatilidad posible”.

Después de poner la pelota contra el piso, sugirió: “los plazos fijos son una buena elección, también nos parecen opciones interesantes los fideicomisos financieros de corto plazo, los fondos comunes y los títulos del Banco Central, las Lebac y Nobac” y agregó que “la clave es preservar el capital. Personalmente recomendaría alguna de esas variantes, mantenerse así por tres meses y después volver a evaluar la situación”.


Fuente: iEco

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?