Inicio Empresas y Negocios El almacén de barrio recupera terreno frente al supermercado

El almacén de barrio recupera terreno frente al supermercado

Los almacenes van por la revancha: en la primera mitad del año crecieron a una tasa que duplica la de los grandes supermercados. De acuerdo con un relevamiento privado, los negocios tradicionales registraron una suba promedio del 12,4% en su volumen de ventas de alimentos, bebidas, artículos de limpieza y tocador, contra el alza del 5% que tuvieron los supermercados e hipermercados, en un contexto en el que los constantes aumentos de precios terminan reduciendo la brecha en valores que históricamente hubo entre grandes y pequeños comercios.

Los datos corresponden a un relevamiento de la consultora AC Nielsen, que destacó que en el primer semestre de 2010 los almacenes ganaron casi tres puntos de participación de mercado, con lo cual pasaron a controlar el 37,2% de las ventas y de esta manera quedaron muy cerca de igualar el récord que habían alcanzado en 2006, cuando pasaron a controlar 37,3% del negocio. Los supermercados tienen hoy el 32,8% -en su mejor momento en los últimos diez años, en 2002, llegaron a dominar casi la mitad del mercado de la alimentación en la Argentina- y los autoservicios, el 30 por ciento.

“El crecimiento del canal tradicional es especialmente fuerte en el Gran Buenos Aires y en el interior del país, en un momento en que más del 50% de las ventas de alimentos ya pasa por las provincias”, explicó Osvaldo del Río, gerente de The Nielsen Company, que ayer presentó sus resultados en el marco del congreso organizado por la Cámara de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam).

Aperturas mayoristas
Los mayoristas figuran precisamente en la lista de los grandes beneficiarios de la recuperación del llamado canal tradicional, ya que los almacenes y pequeños comercios constituyen sus principales clientes. “En los segmentos donde los almacenes compiten en forma directa con los supermercados están creciendo más fuerte que las grandes cadenas”, precisó Alberto Guida, presidente de Cadam.

La expansión de sus principales clientes además terminó de convencer a los mayoristas de la necesidad de retomar sus planes de expansión, y para los próximos meses están contempladas al menos una decena de inauguraciones a cargo de las grandes cadenas del sector, como Vital, Diarco, Yaguar. Las aperturas estarán concentradas básicamente en el interior del país, y entre las ciudades confirmadas figuran San Juan, Viedma, Río Gallegos. Mendoza y Trelew.

Efecto inflación
A la hora de entender esta recuperación de los almacenes y los pequeños comercios minoristas, en Nielsen señalaron que una posible explicación es que la inflación puede haber tenido un efecto favorable en sus resultados, al diluir las percepciones que tienen los consumidores acerca de los precios de los productos.

De hecho, según la propia consultora, los almacenes hoy son en promedio diez puntos más caros que los supermercados, aunque más de la mitad de los consumidores argentinos creen que las grandes cadenas trabajan con precios iguales o más altos que sus competidores más chicos.

“Lo que pasó en los últimos años es que la brecha de precios entre supermercados y almacenes se fue reduciendo, con lo cual los consumidores ya pierden noción de las diferencias. Además, en los productos de mayor rotación la brecha es menor. Una compra de reposición hoy ronda los 50 pesos, con lo cual una diferencia de uno o dos pesos para muchos clientes no justifica tener que movilizarse hasta un supermercado”, explicó Del Río.


Fuente: La Nación

Algunos Servicios recomendados por Todo en un click



¿Todavía tu emprendimiento no es parte de nuestra Guía Click? ¿Que estás esperando?